Messi contra los fantasmas

El Barça de Messi llega al templo de Maradona con muchas tareas por cumplir y traumas por superar (sigue el partido en directo en As.com). Regresa el Barcelona a la máxima competición europea (21:00 horas, San Paolo, Movistar Liga de Campeones) con un equipo mermado, con el fantasma de las debacles de Roma y Liverpool escociendo todavía y con la duda de cómo se va a comportar el equipo de Setién en su primer envite europeo ante un rival en clara progresión.

Además, Nápoles se ha tomado el partido como una liturgia. El regreso del sucesor del dios Maradona, cuya presencia sigue viva en cada rincón de la ciudad y donde se le venera como a un santo, le da al partido un aire especial. En Nápoles todo es grandilocuente: el carnaval, la celebración del prodigio de San Gennaro, el tráfico, la comida, la vida en definitiva. Y el fútbol no podía quedarse en un segundo plano ante esta celebración. Menos cuando llega el Barcelona a San Paolo. Son considerados los blaugrana un “equipo amigo” por parte de la exigente hinchada napolitana, lo que no significa en lo más mínimo que vaya a haber ningún tipo de clemencia, pero alejada de la hostilidad que reciben los grandes enemigos. Esa clase de odio visceral se reserva para equipos como la Juventus o los del norte de Italia. Por eso, a Messi se le recibió como a un

Zidane el infalible

Zidane es el Clavo Ardiendo al que se aferra el madridismo en su afán por rescatar la sonrisa ante la inminente visita del City de Guardiola (Bernabéu, 21:00 horas). Cuando se realizó en diciembre el sorteo de octavos de final de la Champions, la afición vio con buenos ojos en ese momento el cruce con los citizen. Por entonces ya se habían descolgado del United en la lucha por la Premier y Guardiola parecía mostrar síntomas de agotamiento. El Madrid venía de hacer un gran partido ante el PSG en el Bernabéu y de ganar en Brujas con solvencia (1-3), con goles de Vinicius, Rodrygo y Modric. Se veía muy factible eliminar al Guardiola Team, que siempre tiene un pulso emocional con el madridismo desde sus tiempos de jugador del Barça, rivalidad incrementada tras su paso como entrenador culé.

Pero la reacción del City (tiene la Premier perdida, pero se ha consolidado en la segunda posición) y sus últimos buenos partidos contrastan con los cinco puntos que se ha dejado el Madrid en Liga ante Celta y Levante, aparte de arrastrar la herida de la eliminación copera ante la Real en el Paseo de La Castellana. Pero esos nubarrones que sobrevuelan el Bernabéu en la víspera del gran duelo con el City encuentran un rayo de luz cargada de esperanza mirando la trayectoria de Zidane en la máxima competición continental. Ya la ganó como jugador en Glasgow (la Novena y su legendaria volea mágica) y como ayudante de Ancelotti (¡la Décima!), pero como primer entrenador se ha mostrado infalible. Ha dirigido a los blancos en nueve eliminatorias y las ha ganado todas. Sin fallo.

Oficial: Ziyech jugará en el Chelsea la próxima temporada

Lo que era un secreto a voces entre los medios de comunicación punteros de los Países Bajos, se ha hecho hoy oficial. El Ajax ha anunciado, a través de sus redes sociales y mediante un comunicado, el traspaso de Hakim Ziyech al Chelsea. El extremo diestro marroquí de 26 años cambiará Ámsterdam por Londres a partir del 30 de junio y se convertirá en el primer refuerzo de los blues de cara a la próxima temporada. Mediante el acuerdo alcanzado, el club londinense pagará 40 millones (pudiendo llegar a cuatro millones más en variables) por el jugador aún entrenado por Erik ten Haag.

Ziyech ya fue tentado el año pasado por clubes como el Sevilla o la Roma, pero declinó esas ofertas. Incluso el propio Chelsea intentó ficharle en este mercado de invierno, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto debido a que el Ajax podía dejar ir a un jugador tan importante a mitad de temporada.

El combinado dirigido por Ten Haag perderá, de este modo, a uno de sus buques insignia. 49 goles en 160 partidos oficiales disputados con la zamarra del conjunto amsterdammer así lo avalan. También el hecho de haber sido galardonado con el premio al mejor jugador de los Países Bajos en la temporada 2017/18. Por su parte, el Chelsea se refuerza incorporando más pólvora al ataque mediante un jugador que es muy del agrado de Frank Lampard.

El City gastó más de 700 millones en fichajes entre 2012 y 2016

El Manchester City fue sancionado con dos años fuera de competiciones europeas y una multa de 30 millones de euros por incumplir el Fair Play Financiero entre 2012 y 2016, informó la UEFA este viernes.

En este período, el club gastó más de 700 millones de euros en fichajes de nuevos jugadores, un valor casi cuatro veces más alto que lo que sacó con la venta de futbolistas en este mismo período.

Lo que se puede observar durante los años investigados por la UEFA es que la inversión en fichajes se fue inflando progresivamente hasta que se superara los 200 millones de euros en gastos en 2015 y 2016.

2012: año discreto
En 2012 lo que se veía era todavía movimientos modestos de un club que, cuatro años antes, había sido comprado por el jefe emiratí Mansour bin Zayed Al Nahyan y que pasó por un período de modernización y reestructuración deportiva, como la construcción de la nueva ciudad deportiva. Para la temporada 2012-13 el City gastó tan sólo 61,95 millones de euros en cinco jugadores, siendo Javi García el fichaje más caro, 20,20 millones, procedente del Benfica. Las ventas de futbolistas en 2012 representaron un valor similar, 44,3 millones, con la salida de Balotelli al Milán por 20 millones como el traspaso más destacado.

2013: llegan Negredo y Navas
En 2013 el club fichó también a sólo cinco jugadores, pero el valor gastado fue casi el doble: 116 millones de euros. Fue el año en que llegaron Negredo y Jesús Navas, ambos del Sevilla, por 25 y 20 millones de euros, respectivamente. Fernandinho, del Shakhtar, fue el fichaje más caro: 40 millones de euros. Donde se comienza a notar la diferencia en 2013 es en relación a las ventas. Aquél año, el City sólo ingresó 11,3 millones por los traspasos de Tévez y Sinclair.

2014: más de 100 millones por primera vez
En 2014 los números fueron parecidos: 102,8M€ en ventas, con el fichaje de Mangala al Oporto por 45M€ como el más destacado. En traspasos, el club ingresó 30,53M€ gracias a las ventas de tres jugadores.

2015: se gastan 208 millones y llegan De Bruyne y Sterling
El año en el que el Manchester City empieza a hacer ruido en el mercado es 2015, cuando se gasta 208,2M€ para llevarse a nueve jugadores como Kevin De Bruyne (76M€), Raheem Sterling (63,7M€) o Otamendi (44,5M€). Mismo año en el que ingresó 67,44M€ en la venta de diez jugadores.

2016: récord de gastos en fichajes
Pero cuando se vio verdaderamente la disparidad entre gastos e ingresos de fichajes fue en la primera temporada de Pep Guardiola, 2016-17, último de los años citados en la investigación de la UEFA. Aquel año, el City se gastó 213,6M€ en los fichajes de John Stones (55,6M€), Leroy Sané (50,5M€), Gabriel Jesus (32M€), Gündogan (27M€) y otros seis jugadores. Un año en el que ingresó tan sólo 35,35M€ en la venta de cinco jugadores.

El año siguiente, 2017, que no es parte de la investigación de la UEFA, fue cuando el club se gastó el valor récord de su historia en fichajes: 317,5M€. Llegaron Laporte (65M€), Mendy (57,5M€), Kyle Walker (52,7M€), Bernardo Silva (50M€) y Ederson (40M€), entre otros.