Marc Roca: «En el vestuario del Bayern ya nadie habla del 2-8»

Marc Roca (26-11-1996, Vilafranca del Penedés) es el séptimo español que juega en el Bayern de Múnich tras Javi Martínez, Thiago, Reina, Bernat, Xabi Alonso y Odriozola. A sus 25 años, aprende de los más grandes y, pese a que no está teniendo demasiados minutos, es el mejor ‘informante’ de cómo vive el Bayern las horas previas al partido en el que el Barça se juega su futuro en la Champions. Charló telefónicamente con As.

 ¿Cómo está Múnich?

Ya hemos visto que en Alemania han subido las incidencias y, lamentablemente, no vamos a poder jugar con público. Nos encanta la energía que se genera en el Allianz y es mejor jugar con la gente detrás, pero no queda más remedio.

¿Es el Bayern tan grande como sospechamos desde lejos?

Al final, es un club que tiene una estructura espectacular, pero que es muy familiar.

¿Cómo fue entrar en un vestuario con leyendas que han ganado todo?

El recibimiento fue bueno. Entrar en un vestuario con tantas estrellas genera respeto, pero la bienvenida fue cálida. También fue importante ir conociendo el idioma. Ya he aprendido el alemán y eso también ayuda. Y, al final, estar en un club tan grande siempre te ayuda. Creo que ahora mismo, aunque no juegue todo lo que esperaba, soy mejor futbolista que cuando llegué, física y tácticamente. Como todo jugador, uno quiere participar, pero pongo mi energía en dar lo mejor de mí e ir creciendo.

¿Cómo es el fútbol en Alemania? Se hablan maravillas de Flick y Nagelsmann, a los que usted ha tenido como técnicos.

Distinto al de España. En LaLiga se juega más un fútbol de control, posicional, de generar superioridades. En la Bundesliga, el fútbol es más box to box. Se ataca antes, se juega más rápido. No digo que sea ni mejor ni peor, es distinto. Aquí se hace un fútbol más dinámico y directo.

¿Cómo es la relación con jugadores con los que se tiene que jugar el puesto como Kimmich o Goretzka?

Nos tenemos respeto. La competitividad es importante, pero yo aprendo de ellos.

Javi Martínez me ayudó al inicio. Tengo muy buena relación con Lucas, que es como un español más… También tengo mucha relación con Gnabry o Pavard.

La gente tiene curiosidad por saber cómo afrontarán un partido en el que ya están clasificados.

Somos el Bayern. Aunque estemos clasificados, vamos a salir a ganar ese partido.

¿Dónde estaba usted el día del 2-8, qué le han contado de ese partido?

Pues estaba de vuelta del entrenamiento con el Espanyol e iba en el coche. Llegaría sobre el minuto 30 y ya lo vi hasta el final… El Bayern fue tan superior… Pero eso es pasado, yo ni siquiera estaba en Lisboa. Lo que puedo decir es que en el vestuario ya no se habla del 2-8. Eso ya pasó. Pero nos debemos a nuestra gente y saldremos a ganar con todo.

¿Impresionan Neuer y Müller en el vestuario?

Hay muchas cosas que tienes que aprender de ellos. Estoy trabajando cada día con leyendas vivas, que dominan todos los conceptos del juego y que se entrenan como grandes profesionales.

¿Cómo ha sentado en el vestuario que Lewandowski no haya ganado el Balón de Oro?

Yo no soy el que tiene que decir si es justo o no porque hay unos votaciones, pero ahí dentro teníamos la ilusión de que podía ganar. Se lo merecía mucho. Había ganado seis títulos. Y no sólo eso, estamos hablando de que quién es Lewandowski, su trayectoria. Ha dado mucho al Bayern.

Rumores siempre hay, pero tengo claro que Lewandowski está feliz en el Bayern y con ganas de seguir.

Usted trabaja mucho la parte mental. Hace meditación incluso.

Meditar me relaja, me da paz mental. Al final, te ayuda a manejar situaciones que no esperabas, tener la energía adecuada. En el fútbol, no todo es perfecto cómo parece. Desde 2018, trabajo con un coach, Joseba del Carmen (trabaja, entre otros, con John Rahm). Él me ayuda a trabajar cómo jugar desde el no pensar, desde el vacío.

Ha buscado un buen sitio para ejercitar la mente en Múnich.

Si, vivimos en el centro, junto al Garten. La naturaleza te da paz.

Odegaard se harta

Martin Odegaard se mostró contrariado tras la derrota del Arsenal ante el Everton. El centrocampista noruego adelantó a los Gunners en el descanso, pero el Everton remontó después de que el equipo londinense no aumentara su ventaja y se llevara los tres puntos en Goodison Park. El Arsenal sufrió su tercera derrota a domicilio y Odegaard no ocultó su tristeza tras la derrota. «Es difícil de aceptar».

«Creo que en general no estuvimos al nivel que necesitábamos hoy», dijo Odegaard a ‘Sky Sports’ tras la derrota. «Tuvimos algunos momentos buenos, pero tenemos que hacerlo mucho mejor. Deberíamos haber sido mejores. Es difícil explicar. Así son las cosas a veces. Es difícil decir exactamente lo que pasó. Tenemos que hacerlo mejor cuando tenemos una ventaja. Dejamos de jugar y les concedimos el juego que querían».

Cuando se le preguntó si creía que un problema de mentalidad era el culpable de que los Gunners cedieran su ventaja, el jugador de 22 años dijo «creo que sí. Cuando vas ganando 1-0 te da miedo perder la victoria y en mi opinión eso es lo que hemos hecho mal hoy. Vas a por el segundo gol y esa era la intención, pero no lo hemos conseguido en el campo», dijo el noruego.

Prefiere la MLS al Manchester United

El camiseta Manchester United 2021 comienza su nueva etapa con Ralf Rangnick al frente. El arquitecto de la factoría Red Bull quiere despertar a un gigante dormido y su primera tarea, que ya ha comenzado, es a ras de césped.

El entrenador interino, que cuando acabe la temporada pasará a ocupar un rol de consultor sobre la configuración de las próximas plantillas, está tratando de juntar su staff y ha recibido el primer ‘no’ en su intento de fichaje.

El entrenador del New York Red Bulls Gerhard Struber ha rechazado la oferta de Rangnick para unirse a su nuevo equipo técnico en el Manchester United, según informa Manchester Evening News. Struber, que ya trabajó con Rangnick en el RB Salzburgo, consideraba que no era el momento correcto para dejar al conjunto neoyorquino y decidió declinar la oferta.

Para su staff si sumará otros dos viejos conocidos: Chris Armas y Sascha Lense. El segundo llegará como psicólogo deportivo después de pasar desde la 15/16 hasta la 17/18 dentro del RB Leizpig. Armas llegará para la parte futbolística y con cierta ‘polémica’ alrededor.

El entrenador neoyorkino se formó a las órdenes de Jesse March en la franquicia neoyorkina y luego asumió el banquillo como primer entrenador hasta septiembre de 2020. En enero de este año fue como primer entrenador al Toronto FC en el que apenas duró 15 encuentros y fue rescindido después de perder seis encuentros seguidos siendo el último una goleada en contra histórica por 7-1 contra el DC United. Después de seis meses en paro, Armas volverá al trabajo.

Ciertos miembros con los que ya contaba Solskjaer se mantendrán dentro del equipo como Keiran McKenna o Mike Phelan además de Darren Fletcher, del que aseguraron en Inglaterra que guarda una excelente relación con Cristiano Ronaldo.

Dybala y Morata tranquilizan a la Juve

La nueva camiseta del Juventus olvida por una noche las penas de los últimos días. Tras las derrotas con Chelsea y Atalanta y el lío de las plusvalías, los de Allegri ganaron en el campo de la Salernitana con una buena actuación que no evitó algún momento de agobio y miedo. Con este triunfo, los turineses se colocan en el séptimo puesto, a siete puntos de la cuarta plaza.

Los bianconeri eligieron un 4-2-3-1 con mucha calidad arriba a pesar de la baja de Chiesa: Kulusevski, Dybala y Bernardeschi a espaldas de Kean. Tras un cabezazo de Simy que rozó el 1-0, empezó el monólogo visitante, con los granata encerrados en su mitad de campo a la espera del contragolpe. Dybala abrió la lata con un preciso zurdazo desde la frontal (el séptimo tanto de su curso) y Chiellini, poco después, realizó el 0-2, que fue cancelado por el VAR debido a un fuera de juego de Kean.

Dejar con vida a la Salernitana pudo pasar factura en el comienzo de la reanudación, cuando los de Colantuono atacaban debajo de su calentísimo fondo. La Juve llegó a temblar cuando el zapatazo de Ranieri se estampó en el poste, pero el susto sirvió para despertar a los turineses.

Morata, que entró en el 67′, rompió su sequía de diez jornadas aprovechando un centro raso de Bernardeschi con un delicado toque de espuela en el área chica. El partido se acabó ahí, y en el descuento Dybala desaprovechó el penalti del 0-3 resbalando durante el lanzamiento. Su fallo recordó que el momento es complicado, y Chiellini lo sabe. Después del partido, el capitán dijo: «La Juve nos ha dado mucho, ahora nos toca devolver algo».

Vuelta de tuerca con Pogba

Paul Pogba se recupera de su lesión en Dubai, la cual le mantendrá fuera de los terrenos de juego hasta el año próximo. A su vuelta, Ralf Rangnick ya debería estar ocupando el banquillo del United y esto parece haber volteado su situación. Desde Inglaterra se publicó que «Pogba podría no volver a jugar con el Manchester United de nuevo», así como que «la directiva del United está harta del circo que le rodea, especialmente con respecto a su agente, Mino Raiola». Ello parecía que colocaba al francés con un pie y medio fuera de la entidad en enero. Parecía.

Y es que, según ‘The Athletic’, no es así en estos momentos. El centrocampista está motivado y, a pesar de que no ha aceptado la oferta de renovación que el club le puso sobre la mesa tiempo atrás, no se plantea firmar preacuerdo ninguno con otra entidad a partir del 1 de enero, aunque podría hacerlo. Su contrato termina en junio y está centrado en el fútbol más que en su futuro, de manera que no tomará ninguna decisión, siempre según el citado medio, hasta que el verano esté mucho más próximo.

Los tiempos de recuperación del problema en el muslo del de Lagny-sur-Marne, que cayó lesionado el 8 de noviembre cuando estaba concentrado con su selección, sigue su curso marcado. Así, parece que la baja de entre seis u ocho semanas será correcta y no debería haber mayor problema para regresar cuando estaba previsto. En enero veremos de nuevo a Pogba sobre el terreno de juego y lo hará a las órdenes de un técnico que ha causado una grata impresión al futbolista cuando se han cruzado como rivales, apunta The Athletic.

A sus 28 años, Pogba afronta el que, puede ser, su último gran contrato como profesional y no tiene prisa alguna por tomar la decisión adecuada. Si hace escasas fechas parecía más fuera que dentro de Old Trafford y se publicó que ya habría trasladado incluso a Mino Raiola su preferencia, regresar a la Juventus, todo apunta que el cambio de aires, de producirse, no será inmediato. Eso sí, si los Diablos Rojos quieren convencerle, no bastará con Rangnick, puesto que deberán subir la propuesta de renovación que ahora mismo maneja el francés.

Incógnita con Rangnick

No está siendo la mejor de las temporadas para el campeón del mundo, ya que perdió el buen feeling con Solskjaer y, por momentos, también la titularidad. Ahora habrá que ver los planes que tiene el exarquitecto de la fábrica Red Bull. El estilo de juego de Rangnick es claro, prima el colectivo por delante de las individualidades y la premisa principal es clara: presionar, presionar y presionar. Todos, sin excepción, puesto que el técnico siempre ha huido de favoritismos. Veremos si Pogba se adapta a esta idea. Si lo hace, la pelota estará en el tejado del United, puesto que las ofertas llegadas desde fuera serán mucho más jugosas y difíciles de igualar.

Kroos ataca al Balón de Oro: «No es justo»

Toni Kroos no se corta a la hora de opinar. Preciso y ágil de mente, tal y como es en el verde, el futbolista del chandal Real Madrid 2020/21 opinó sobre el Balón de Oro en el podcast Einfach mal Luppen que publica regularmente junto a su hermano Felix Kroos.

El alemán manifestó su desacuerdo con la elección de Leo Messi como ganador de esta edición en concreto del Balón de Oro, un premio que, por otra parte, aseguro no interesarle «en absoluto» en el fútbol entendiéndolo siempre como un deporte de equipo.

«¡Enhorabuena a Leo Messi! Mi elección habría sido Benzema. ¿Por qué? Escúchalo», tuiteaba para promocionar el nuevo episodio de su podcast.

Esta es la reflexión que se podía escuchar en alemán dentro del programa. «En primer lugar, debo decir que no me interesan en absoluto los premios individuales. Pero si los hay, entonces deberían ser justos. En mi opinión, este no es el caso en absoluto. Para mí, Benzema habría sido el número uno si realmente estuvieras buscando al mejor jugador individual del año pasado porque veo de cerca lo excepcional que es. No hay duda de que Messi está al lado de Cristiano Ronaldo como el jugador de esta década y tiene cualidades que otros nunca tendrán. Lo que falla en la elección es sobre todo el primer puesto», afirmó sobre el galardón entregado por France Football.

Una receta exprés sin Fekir

Manuel Pellegrini busca soluciones para solventar en sus próximas citas europeas la ausencia de Nabil Fekir, su pieza con más minutos de la temporada y el jugador convertido en referencia de su sistema de juego a nivel ofensivo. No jugará este jueves ante el Ferencvaros y el técnico sólo piensa, de momento, en cómo resolver esa incógnita en su puzle. No será sencillo. El francés jugó 1.431 minutos en lo que va de campaña. Sólo descansó ante el Atlético de Madrid, en Liga, y su equipo recibió un duro correctivo (3-0) en el Wanda. La cita del jueves puede ser decisiva para atar la segunda plaza de grupo de la Europa League y Pellegrini no quiere que la baja de su principal figura condicione el buen momento de su equipo.

Tiene una amplia baraja de opciones sobre la mesa, aunque ninguna sea un relevo natural a Fekir. Con Rodri aún entre algodones, Joaquín se postula como una de las vías a tener en cuenta. Jugó como titular en los cuatro envites de la Europa League, no apareciendo sin embargo en ningún once liguero de Pellegrini. El portuense tiene cierta facilidad para manejar el juego entre líneas y ocupar ese rol de libertad por detrás del nueve. Su momento de forma, eso sí, abre más interrogantes. La alternativa que tomó el técnico en el Wanda fue la de colocar a Sergio Canales en ese lugar, pero el cántabro entró muy poco en juego y no parece que la probatura tenga atisbos de repetirse.

Hay una vía de menor riesgo y es Juanmi. El malagueño atraviesa un momento de juego dulce y tiene el gol en sus miras. Suele escorarse en el costado izquierdo, pero su tendencia es la de buscar la portería contraria y firmar diagonales por la zona central. El canterano Rober es otra vía menos decisiva en esa posición. La opción de que Willian José y Borja Iglesias jueguen juntos parece un camino más lejano en el plan del técnico chileno, que no trastocará demasiado la idea de juego que ejecutó hasta el momento. Con o sin Fekir. El Betis necesita una receta exprés para suplir la ausencia de su jugador más diferencial.

«No veo fútbol, no conozco a mis rivales hasta antes del partido…»

Ettiene Capoue volverá a enfrentarse esta noche al Manchester United. El francés guarda grandes recuerdos de la última final conquistada en Polonia, pero también por una curiosa historia familiar que le ‘une’ al club de los diablos rojos. Su padre, aunque siempre haya vivido en Francia, es un gran aficionado de los de Old Trafford.

En una extensa entrevista en The Athletic, Capoue narra además su relación casi inexistente con el fútbol como aficionado, su gusto por la NBA y como es trabajar con Unai Emery entre otros temas. Estas son sus declaraciones más destacadas.

Relación con el United: «Mi padre es un gran fanático del Manchester United. Un fan loco. Vive en Francia pero solo sigue al United. Nunca se pierde un partido de la televisión. Amaba a Wayne Rooney, así que me sentí muy orgulloso cuando pude jugar contra él. Después del partido, en su última temporada con el United, le pedí su camiseta para regalársela a mi padre. Me la dio en el vestuario y, ahora, está en la pared de la casa de mis padres, nadie puede ni siquiera tocarlo. Sinceramente, quien quiere que gane cuando juego contra ellos, si su hijo o su equipo. Tendría que preguntarle a mi madre si celebró cuando el United marcó contra nosotros en el último partido. Después me llamó y me dijo que había jugado muy bien»

Relación con el fútbol: «No era de ningún equipo cuando era niño. No veía fútbol y todavía no lo hago, ni siquiera un partido al año. No sé quiénes son los jugadores hasta que mis entrenadores me lo dicen. Creo que es suficiente. No me gusta ver fútbol, no sé por qué, pero no me gusta. Si empiezo a verlo, toda mi vida sería fútbol y no quiero eso. Quiero ir a casa y ser feliz con mi familia y ver películas con mis hijos. Son las personas que me importan y se preocupan por mí porque, recuerda, después del fútbol no eres nadie. El único deporte que veo es la NBA. Soy fan de los Bulls. Puedo hablar de los Bulls si quieres … También soy fanático de LeBron y veo todos sus partidos. Yo también jugaba al baloncesto y cuando tenía 13 años, tuve la opción de ir a una academia de fútbol o una de baloncesto. Mi padre dijo: ‘Oye, esta es una familia de fútbol'»

Marcha a Inglaterra: «No pensé demasiado en el fútbol de Inglaterra, solo pensé que sería igual que en Francia, y como no lo vi, no sabía que no era así. Pronto me di cuenta de que tenía que entrenar más»

Fichaje por el Villarreal: «Vicente Iborra se lesionó y estuvo ocho meses de baja. Fue justo antes del mercado de fichajes. Mi agente me dijo que me quería el Villarreal y me gustó la idea al momento. Sabía que el Villarreal era un buen equipo y me dijeron que estaban en la parte alta de La Liga. No tenía idea de dónde estaba el Villarreal y cuando miré la plantilla solo conocía a Francis Coquelin, porque había jugado contra él. A los dos días hablé con Unai Emery y firmé. Emery me dijo: ‘Tienes que arriesgarte’. Sabía lo que era yo: un mediocampista que intenta romper las contras del rival y dar pase hacia delante a nuestros jugadores ofensivos. Como Busquets. Es un jugador que conozco en mi posición. No conozco muchos más»

Un futbolista que reconocería por la calle: «Eden Hazard es uno de los que recuerdo. Oooh, fue duro para el Chelsea. Caminaba sobre el agua. Él era tan inteligente. Sabías que era tan difícil de detener, que si quería cambiar el partido en un instante, podía hacerlo. Él me encaro y lo hice lo mejor que pude. Si alguien como él está jugando bien, no hay mucho que puedas hacer para detenerlo»

Emery: «No conocía a Unai cuando estaba en Inglaterra, a pesar de que los campos de entrenamiento del Arsenal y el Watford están uno al lado del otro. Es un entrenador de élite. Entiende el fútbol y a los jugadores. Tiene las ideas muy claras. Cuando lo escuchas te das cuenta de que el fútbol es mucho más fácil cuando tienes un entrenador así. Siento que
el ya ha hecho el 50 por ciento del trabajo antes de que comience el partido. Sabemos para cada partido lo que tenemos que hacer y lo que podemos esperar. Está tan bien preparado. Si no ganamos, es culpa de los jugadores. ¡Unai me habla en todos los idiomas! Francés, inglés y español. Todo está en su cabeza cuando me mira, pero le dije que estaba bien que me hablara en español»

Doble alternativa a Sterling

El camiseta barca 2021 2022 añade una nueva alternativa para reforzar su ataque. Aunque Raheem Sterling parece el favorito del club, este también tantea otros refuerzos de primer nivel. Este martes, ESPN plantea dos nuevos jugadores para el puesto. Una, más conocida, Hakim Ziyech y entra con una opción C que aún no se había situado en el Barcelona, Timo Werner. El delantero alemán no termina de asentarse en el once de Tuchel y aparece como posible nuevo refuerzo para el Barcelona.

Según el medio norteamericano, tanto el marroquí como el germano son alternativas a Sterling, que aparece como prioritario. Las negociaciones, eso sí, no serán fáciles. Tanto City como Chelsea no están demasiado dispuestos a liberar jugadores ante lo cargado del calendario. Más en el caso de los blues que, además de Premier, Champions y ambas Copas, tiene el Mundial de Clubes.

En lo que se refiere a las operaciones, el Barcelona tratará de aprovechar sus recursos y todas estarán condicionadas por si antes puede liberar masa salarial a través de traspasos o rescisiones. El club catalán trata de seducir con oportunidades y roles importantes en plantilla a jugadores que están contando poco ahora mismo para sus clubes. A estos, tratará de convencerles con cesiones con opción de compra a final de temporada. Como ya informó Telegraph, al Chelsea no le terminaba de convencer esta fórmula.

De refuerzos estrella a suplentes

Llegados el mismo verano, Werner y Ziyech llegaron de Leizpig y Amsterdam respectivamente con cartel de estrella después de su desempeño en ambos destinos. Ambos se enfrentaban a un salto en su carrera. Uno que, parece, no han conseguido completar con éxito.

La inversión en ambos fue notable. Werner se fue hasta los 53 millones de euros mientras en Ziyech se invirtieron 40. Un precio que no han terminado de justificar. Ni con Lampard primero ni con Tuchel después, estos han conseguido encajar en el once. Ahora, podrían recalar en Barcelona.

La repesca incendia Portugal

Corría el minuto 89 en Da Luz cuando llegó la estocada definitiva. Portugal se enfrentaba a Serbia para tratar de sellar su billete al Mundial. La selección grana consiguió abrir el marcador en el minuto 2, pero fue cediendo terreno y balón hasta este fatídico momento. Dusan Tadic, que ya había marcado el tanto del empate (uno que aún clasificaba a Portugal) puso un centro a pierna cambiada desde la esquina derecha del área. Dentro del rectángulo, hasta siete jugadores de campo defendían la meta de Rui Patricio. Visiblemente mal colocados, el centro del jugador del Ajax superó sus cabezas y viajó directo a la de Mitrovic, solo, y que aún tenía otro compañero igual de desmarcado a su izquierda. El del Fulham ‘martilleó’ a placer con la cabeza el servicio de su compañero para enmudecer Da Luz. Casi. A todos menos a un buen puñado de aficionados serbios que enloquecían en la zona visitante a los que no dudó en volver a ver tras el partido para celebrar con ellos la victoria mientras coreaban su nombre. En casa, Portugal sacaba el billete menos deseado, el de la repesca.

El conjunto entrenado por Fernando Santos conoció su destino a la fase de clasificación de manera dramática y después de un partido del que el seleccionador llegó a autoinculparse anticipándose como centro de las críticas y evitárselas a sus jugadores. «Los jugadores saben que jugamos siempre para ganar, pensando en el momento ofensivo, pero no siempre sale como queremos. Pero la responsabilidad es mía», aseguró en RTP añadiendo que cree que su equipo jugó con «recelo» y «ansiedad».

Ansiedad que dominó a Cristiano Ronaldo justo al término del partido. Santos, que atravesaba el césped de Da Luz con pitada y pañolada en las gradas, fue a buscar a su estrella. Este, según le vio, expresó su desacuerdo con alguna situación. Tras un breve intercambio de palabras, Santos puso camino al vestuario. Más tarde, explicó el motivo del enfado. «Cristiano decía que en Serbia había marcado un gol en el último minuto que había sido mal anulado. Es normal, estaba frustrado», aseguró.

Ese ‘no gol’ fue recordado por Cristiano y muchos más portugueses desde anoche. El pasado 27 de marzo, Portugal viajó a Serbia y volvió a tener una noche complicada. Diogo Jota abrió el marcado con un doblete poco después de la primera media hora, pero Mitrovic y Kostic pusieron el 2-2 que acabaría siendo definitivo. Para Portugal, el partido tuvo que acabar 2-3. En los instantes finales, un balón llovido llega al área de Dmitrovic. El meta, Pavlovic y Cristiano entraron a la disputa. Allí, el de Madeira fue el más listo colocando el pie para mandar el balón en dirección a la portería. Sin ser un remate duro, Stefan Mitrovic corrió para despejar en la línea. Para el árbitro, así fue, pero Cristiano echó de menos el pitido que anunciaba el gol y estalló recibiendo amarilla e incluso tirando el brazalate al verde antes de ir al vestuario. Anoche, ese mismo ‘no gol’ volvió a ser la causa del enfado y el que les privó, en parte, de no ir al Mundial.

Estas casualidades y las críticas por el mal juego no son el único problema de Fernando Santos. El cambio de Bernardo Silva este domingo le costó nuevas quejas. El del City, explicó, no salió por su capricho. «No soy tonto. Bernardo era el jugador que quería el balón. No iba a ser él el sustituido, pero hizo una señal al banquillo de que no podía más», se justificó ya vehemente.

Una semana ‘negra’ que le costó a Santos ver multitud de pañuelos blancos después de un inesperado empate a cero en Irlanda y esta derrota en casa ante Serbia. Portugal se levanta con titulares que hablan de ‘miseria’ y ‘desilusión’. El ambiente se complica para una repesca que será un puerto ‘Ors Categorie’ para el que Portugal tiene talento de sobra (Cristiano, Bruno Fernandes, João Félix, Bernardo Silva, Renato Sanches, Cancelo, etc) para superar, pero que no parece capaz de exprimir. Una generación ganadora está al filo.

João no se impone

El caso João Félix es otro punto de análisis para esta selección. Su joven más prometedor lleva tiempo sin encontrar su hueco en el equipo y Santos parece mostrar menos confianza en él con el avance de los compromisos.

Este sigue entrando en las listas de manera continuada, pero su participación varía según los encuentros. En toda la Eurocopa (grupos más octavos), el del Atlético apenas disputó 34 minutos ante Bélgica y, después de que su lesión le haya privado de entrar en parones anteriores, en esta ocasión Santos prefirió poner a otros por delante. En el 4-3-3, el seleccionador alterna a Cristiano entre el delantero y el punta y confía en el rojiblanco como revulsivo y como titular de salida para jugar como extremo. En tres partidos clave, no fue contra Luxemburgo, jugó apenas 15 minutos ante Irlanda y siete contra Serbia.

Unos antecedentes ‘de oro’

Unos cuantos jugadores de los que aún componen la lista de Portugal saben lo que supone clasificarse al Mundial por repesca. La selección vecina llegó a Brasil por el repechaje y lo hizo con una actuación memorable de Cristiano Ronaldo coronada con un posterior Balón de Oro.

Cuando el premio se entregaba en colaboración con la FIFA, esta decidió ampliar el periodo de votación del 15 al 29 de noviembre después de que Portugal jugara su repesca con Suecia. Según afirmaron con posterioridad, la amplicación no cambió el voto, pero Cristiano se ‘ganó’ de nuevo la confianza de sus electores.

Después de ganar por la mínima en casa (1-0), el Friends Arena vivió un duelo en la cumbre entre Ibrahimovic y Cristiano. Ambos intercambiaron goles, pero el de Madeira se llevó el duelo con un hat-trick que valió su clasificación para el Mundial. Una repesca de recuerdos de oro. Portugal volverá a esperar al mejor Cristiano para que este llegue a su quinto Mundial.