Morlanes: del salto de calidad a los daños colaterales

La llegada de Manu Morlanes es muy celebrada en el Espanyol. El jugador de 22 años, que aterriza cedido solamente por una temporada, ha levantado mucha expectación desde que fuera capitán de la Selección Sub-17. Al año siguiente debutó en el Villarreal, club asiduo a Europa en el que ha participado a cuentagotas; y el curso pasado, en Almería, se convirtió en uno de los mediocentros más brillantes de la categoría. En el club esperan que este curso sea su confirmación en la elite a las órdenes de Vicente Moreno.

Por un lado, su fichaje aumenta el nivel de un mediocampo que adquiere una nueva variante. A la espera de dar salida a Pol Lozano, que buscará acomodo cedido a un club de una categoría inferior, y de abordar la contratación de un mediocentro más posicional, el Espanyol cuenta con centrocampistas de distintos perfiles.

David López, el pivote más clásico, que puede actuar de central como en las anteriores temporadas; Keidi Bare, el perro de presa de ida y vuelta; MorlanesFran Mérida y Sergi Darder, los cerebros, con mejor pie; y Óscar Melendo, el último pasador. Incluso jugadores como Nico Melamed, quien puede actuar en esa mediapunta, mientras otros como Gregorio García, Gori, espera su oportunidad y por el momento se desarrolla en el filial.

Melendo, Gori o Keidi Bare: nuevos roles

Esa competencia y esa variabilidad en los perfiles deja a Melendo en la posición más complicada. En primer lugar, por el sistema que podría escoger Moreno en muchos encuentros, ese 4-4-2 en el que el de Sant Adrià no tiene cabida, ya que no puede actuar en ese doble pivote y en los costados se toparía con mucha competencia.

Y, posteriormente, porque jugadores como Morlanes, Darder o Nico Melamed pueden actuar como tercer centrocampista. Los minutos que tendrá el nuevo fichaje los dejarán de tener otros futbolistas, como Keidi Bare o principalmente Melendo. La llegada de Morlanes le abre más opciones a Moreno y le cierra puertas a algunos futbolistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *