Vuelta de tuerca con Pogba

Paul Pogba se recupera de su lesión en Dubai, la cual le mantendrá fuera de los terrenos de juego hasta el año próximo. A su vuelta, Ralf Rangnick ya debería estar ocupando el banquillo del United y esto parece haber volteado su situación. Desde Inglaterra se publicó que «Pogba podría no volver a jugar con el Manchester United de nuevo», así como que «la directiva del United está harta del circo que le rodea, especialmente con respecto a su agente, Mino Raiola». Ello parecía que colocaba al francés con un pie y medio fuera de la entidad en enero. Parecía.

Y es que, según ‘The Athletic’, no es así en estos momentos. El centrocampista está motivado y, a pesar de que no ha aceptado la oferta de renovación que el club le puso sobre la mesa tiempo atrás, no se plantea firmar preacuerdo ninguno con otra entidad a partir del 1 de enero, aunque podría hacerlo. Su contrato termina en junio y está centrado en el fútbol más que en su futuro, de manera que no tomará ninguna decisión, siempre según el citado medio, hasta que el verano esté mucho más próximo.

Los tiempos de recuperación del problema en el muslo del de Lagny-sur-Marne, que cayó lesionado el 8 de noviembre cuando estaba concentrado con su selección, sigue su curso marcado. Así, parece que la baja de entre seis u ocho semanas será correcta y no debería haber mayor problema para regresar cuando estaba previsto. En enero veremos de nuevo a Pogba sobre el terreno de juego y lo hará a las órdenes de un técnico que ha causado una grata impresión al futbolista cuando se han cruzado como rivales, apunta The Athletic.

A sus 28 años, Pogba afronta el que, puede ser, su último gran contrato como profesional y no tiene prisa alguna por tomar la decisión adecuada. Si hace escasas fechas parecía más fuera que dentro de Old Trafford y se publicó que ya habría trasladado incluso a Mino Raiola su preferencia, regresar a la Juventus, todo apunta que el cambio de aires, de producirse, no será inmediato. Eso sí, si los Diablos Rojos quieren convencerle, no bastará con Rangnick, puesto que deberán subir la propuesta de renovación que ahora mismo maneja el francés.

Incógnita con Rangnick

No está siendo la mejor de las temporadas para el campeón del mundo, ya que perdió el buen feeling con Solskjaer y, por momentos, también la titularidad. Ahora habrá que ver los planes que tiene el exarquitecto de la fábrica Red Bull. El estilo de juego de Rangnick es claro, prima el colectivo por delante de las individualidades y la premisa principal es clara: presionar, presionar y presionar. Todos, sin excepción, puesto que el técnico siempre ha huido de favoritismos. Veremos si Pogba se adapta a esta idea. Si lo hace, la pelota estará en el tejado del United, puesto que las ofertas llegadas desde fuera serán mucho más jugosas y difíciles de igualar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *