Marc Gual lanza al Alcorcón con el VAR como protagonista

El Alcorcón se llevó el duelo en Castalia con la permanencia de fondo en pleno mes de noviembre. Un doblete de Marc Gual desde el punto de penalti, ambos señalados por el VAR con el partido en juego, decidió el partido. Un duro mazazo para el Castellón de Óscar Cano, que todavía tiene que jugar su partido en rueda de prensa. Como ha podido saber AS, el club ya sondea sustituto: Oltra y JIM son los favoritos.

El Alcorcón comenzó lanzado por la victoria ante el LugoDesde la llegada de Anquela, los alfareros han recuperado la intensidad, la fe, el fútbol y, ahora, los resultados. Los primeros minutos en Castalia fueron suyos, dominando el balón con Aguilera y Gorostidi a los mandos. Marc Gual y Boateng generaban sensación de peligro cada vez que llegaban. Las ocasiones, no obstante, se hacían esperar.

Mientras, el Castellón comenzaba a despertar de su letargo, percutiendo con constancia desde la derecha con un inspirado Muguruza buscando socios en el área. Sin fortuna, como viene ocurriendo esta temporada, sin una pieza que aproveche todo el buen trabajo que genera el equipo de Óscar Cano.

Sin embargo, todos los planes se fueron al traste a la media hora de partido. Pulido Santana, árbitro de VAR, señalaba un penalti de Rafa Gálvez por impactar un balón con la mano dentro del área. La señalización llegó minuto y medio después de la jugada, con el desconcierto de los 22 efectivos sobre el campo. El videoarbitraje volvía a toparse en el camino del Castellón. Gual no perdonaba. Nuevo escenario en tan sólo 30 minutos.

Tras el gol, los de Anquela se soltaron. Al Castellón le costó un mundo recuperarse de otro golpe de la tecnología arbitral. Ya son varias esta temporada y, sin duda, hace mella en el estado anímico del equipo. Para colmo, Gálvez caía roto por una lesión muscular. El central lo había jugado prácticamente todo, descansando únicamente frente al Leganés. Salía Víctor en su lugar, y con él cambio de sistema.

El infortunio aún llamaba a la puerta. En el 42, el VAR volvía hacer acto de presencia; de nuevo tras dejar seguir la jugada. Las cámaras captaron a Gus Ledes cazando a Arribas dentro del área. González Esteban no dudó ni un instante al revisar la pantalla. Dos penaltis de época VAR. Gual volvía a ejecutar con maestría. Tocaba remar, de nuevo, contra todo.

Cano mandaba un mensaje a la salida de vestuarios. Doble cambio de inicio: Fernandes y Zlatanovic, al campo. Tras la lesión de Gálvez, Cano ya había echado mano de dos de sus tres turnos de sustitución. La imagen del Castellón, que no se rinde ante las adversidades, mejoró considerablemente.

Pero la puntilla llegó en el minuto 50. Marc Gual marcaba el ‘hat-trick’ tras un zurdazo pleno de confianza. El gol se fue al limbo por la intervención, esta vez, del línea. El fútbol de toda la vida echaba una mano al Castellón. El VAR, tras revisión, corroboraba la decisión tomada en el campo.

Mientras, la acumulación de partidos tomaba protagonismo. Arribas pedía el cambio por molestias musculares y en su lugar entraba ErnestoMarc Mateu también se echaba la mano al muslo, ingresando Cubillas. Con 20 minutos por disputar, Cano se quedaba sin cambios dando entrada a Arturo Molina por el amonestado Ledes. El balón directo, con dos puntas referencia, era la vía para empujar en el tramo final. Cubillas, con poco, generó mayor sensación de alboroto que en la primera hora de juego. Sin noticias de Zlatanovic. Juanma entró por parte de los alfareros para dormir el partido y sumar presencia al centro del campo por un exhausto Boateng.

El objetivo de Anquela tuvo su efecto hasta la expulsión de Álvaro Juan, que cazó con dos piernas a destiempo a Fidalgo para dejar al Alcorcón con un hombre menos. Lapeña, siempre vivo en el área, cerca estuvo de meterles un susto en el cuerpo. Pero la mandó a las nubes. Finalmente, el Alcorcón se llevó el botín más preciado de Castalia.

LaLiga pide la suspensión del Sabadell-Alcorcón

Nueva madrugada de comunicados de prensa en relación con la AD Alcorcón. El Sabadell-Alcorcón pende de un hilo ante los nuevos positivos por COVID-19 que se han producido en el conjunto alfarero. Lo primero la salud, todas las personas que han dado positivo en algún test desde el domingo se encuentran bien y realizando el consiguiente aislamiento como corresponde.

El pasado domingo se aplazó el Alcorcón-Ponferradina por cuatro positivos en el Alcorcón. Tres de ellos eran de jugadores y otro más de un miembro del staff. Durante tanto el mismo domingo como los días posteriores se hicieron pruebas de antígenos y PCR a toda la plantilla y, según el Club, a un importante número de empleados. Los resultados de estas pruebas ha sido un aumento del número de positivos.

En concreto, durante estos días, un total de cinco jugadores han dado positivo según la información facilitada por el Club y otros 15 han dado negativo en las pruebas realizadas entre el día 16 y el día 20 de octubre

En concreto las pruebas realizadas desde el domingo han detectado nueve positivos más a los ya detectados el pasado domingo. Dos de ellos jugadores. El resto de positivos serían miembros del staff o empleados Esta situación ha llevado a LaLiga a pedir la suspensión del encuentro que debía disputar el Sabadell y el Alcorcón en la noche de este miércoles. La decisión corresponde al Comité de Competición.

Desde el Alcorcón se ha manifestado esta madrugada que desde el primer positivo del día 16 hay una instrucción de teletrabajo generalizado entre los empleados del Club y la presencia de personal no deportivo en el estadio es mínima desde el día 16 de octubre.

El Alcorcón mantiene sus ‘dos balas’

Es el segundo aplazamiento al que se enfrenta la AD Alcorcón. El pasado domingo ya explicábamos en el Diario As que los equipos de Segunda División podían solicitar dos aplazamientos hasta la jornada 34 a causa del coronavirus si no contaban con, al menos, 13 jugadores para disputar el partido. Este periódico puede confirmar que el conjunto alfarero no ha gastado ninguna de sus balas en lo que a este respecto se refiere. En ambos casos, tanto Ponferradina como Sabadell, el solicitante del aplazamiento es la propia Liga y no el Alcorcón.

Además, en ambos casos el Alcorcón contaba con, al menos, 13 futbolistas habilitados entre los jugadores de la primera plantilla y el filial. Asimismo, el club tiene fechas suficientes para poder jugar los partidos en cuestión, no poniendo en riesgo el correcto desarrollo del campeonato. De esta manera y en resumen, el cuadro madrileño puede estar tranquilo, ya que LaLiga ha sido la demandante de la suspensión, en ningún caso baja del número mínimo de profesionales que marca el protocolo y sigue habiendo huecos en el calendario para acomodar los partidos en cuestión.