Europa les hace felices

Europa hace tan felices a clubes como Athletic y Sevilla que no ven el momento de acabar esta temporada y empezar con las batallas por el continente. A los hispalenses, reyes de la Europa League, tanto título les ha dado fama mundial. Al cuadro bilbaíno se le han atragantado dos finales, pero su heráldica va muy asociada con la UEFA.

San Mamés alberga, por lo tanto, una cita nocturna, casi con aroma discotequero, con deberes europeos en ambos frentes, los de los locales para seguir apurando sus opciones de lograr un billete para la Europa League, que tiene a tres puntos, y los visitantes para apuntalar definitivamente el puesto de Champions (sigue el partido en directo en As.com).

El estadio descansa cerca de la Ría, con la Gabarra a sus pies. La barcaza va a ser restaurada por si el equipo gana la Copa. San Mamés todavía se frota los ojos con los errores del VAR el domingo ante el Madrid. El personal anda indignado, pero a puerta cerrada todo pasa desapercibido. Lo más probable es que Garitano siga echando mano de su bloque titular, al que sólo ha dado descanso tras el parón por la pandemia en el Camp Nou. A éste llegó casi exhausto por ser el cuarto choque en diez días. Eso sí, tiene las bajas del sancionado Raúl García y del lesionado Yeray. Núñez saldrá por este último y en la mediapunta por el centrocampista navarro podría figurar Sancet, dejando a Williams de nueve y De Marcos como extremo derecho. Beñat se cuela por segunda vez tras el regreso de la competición.

El Sevilla llega con la moral por las nubes por cómo se ganó al Eibar pero también con el equipo muy agotado. Le acredita su récord de partidos seguidos invicto en LaLiga, con once, pero hace bastante que no gana en San Mamés. La diferencia en la aportación entre los teóricos titulares y los suplentes es abismal y eso se nota. Si van los actores principales, suelen caerse sobre el minuto 70 y si pone a muchos suplentes de inicio, como hizo en Villarreal y tiene pinta que hará hoy, el equipo no carbura y tiene que cambiarlo todo al descanso. Las opciones pasan por la inspiración de Navas y Ocampos.