Primera batalla por ser tercero

«El Lokomotiv de Moscú es todo lo que no somos», se puede leer en la primera frase de la previa que ha hecho el RB Salzburgo en su página web. Esta sentencia tan clara alude al estilo tanto de juego como de club y lo cierto es que no va muy desacertada (sigue el partido en directo en As.com).

Mientras que el Salzburgo ha marcado 33 goles y encajado 6 en los ocho partidos que ha disputado esta temporada, promediando la espectacular cifra de 5,5 goles por partido, el Lokomotiv tiene un balance de 13-9 en doce encuentros, con una media de sólo 1,8 goles por partido. La diferencia es abismal, así como la media de edad de las plantillas. Los austriacos han usado esta temporada a diecisiete jugadores sub-23 y los rusos solamente a seis.

Dos estilos absolutamente contrapuestos con muchas caras conocidas a pesar de la importante baja de Miranchuk, fichado por el Atalanta recientemente (sí se espera que juegue su hermano gemelo). El ex del Celta, Smolov, se espera que parta de titular junto a Éder, el héroe portugués que dio a su país la Eurocopa en 2016. También se enfrentarán dos exsevillistas como Wöber y Krychowiak. Corluka y Magkeev son duda en los visitantes, además de la baja de, entre otros, Ignatyev.

A un partido de Champions le sobran alicientes, pero en el Salzburgo será interesante ver cómo se desenvuelve Szoboszlai una vez ya su nombre es conocido en toda Europa. Es uno de los nominados en la última lista de candidatos al Golden Boy y una auténtica estrella.

Ficha del partido y posibles onces titulares

SALZBURGO: Stanković; Vallci, Wöber, Onguéné, Ulmer; Okugawa, Junuzović, Mwepu, Szoboszlai; Koita, Daka.

LOKOMOTIV: Guilherme; Zhivoglyadov, Lystsov, Corluka, Rybus; Zhemaletdinov, Magkeev, Krychowiak, Miranchuk; Smolov y Éder.

ÁRBITRO: Serdar Gözübüyük, holandés.

ESTADIO: Stadion Salzburg.

HORA: 18:55 (Movistar Liga de Campeones).

Un Sevilla muy grande en Stamford Bridge

Estreno de altura del Sevilla en Londres. Señor partido del equipo de Lopetegui sobre todo en lo defensivo y la capacidad para controlar la posesión. Exhibición de orden y solidaridad de la que no pudo sacar más de un punto porque en escenarios de tanta entidad como Stamford Bridge a los de Nervión le falta, y es comprensible, ese extra de calidad en la parte de arriba que proporcionan los delanteros que valen varias decenas de millones de euros. Con todo, el más que merecido empate estabiliza a este Sevilla en el lugar privilegiado que merecen sus seis Europa Leagues y partidos de categoría que ha cuajado en los últimos tiempos ante clubes tanto o más temibles que el Chelsea como son el Manchester United, el Inter, el Bayern o el Barcelona.

No hay público por culpa de la pandemia, pero el estadio del Chelsea todavía impone. Drenaje pronunciado, césped perfecto, olor a fútbol inglés y un equipo repleto de futbolistas a millón de euros el kilo de peso. Con todo, saltó al campo un Sevilla valiente, que quiso el protagonismo. Y eso casi le cuesta ya el disgusto a los cinco minutos, en casi la única jugada de peligro del Chelsea durante la primera mitad. Una pérdida en la salida provocó que Havertz, perdido después casi todo el partido aunque ha costado 80 millones, casi rematara en boca de gol, algo que evitó Diego Carlos.

Entre el toque de atención por su tonta expulsión en Granada y la variante táctica, Lopetegui decidió dejar en el banquillo a Joan Jordán y sacar a Gudelj para colocar a Fernando en esa posición de mediocampista defensivo que a veces se incrusta entre los centrales. El serbio por cierto, cabeceó tras una falta de Suso para darle al Sevilla la mejor ocasión antes del descanso. Mendy, que aparecía por sorpresa (se le creía lesionado para bastante más tiempo) en la portería en lugar de Kepa, tiró de buenos reflejos.

A la media hora, una lesión de Sergi Gómez recolocaba al Sevilla con su idea más habitual de los últimos tiempos, ya con Jordán en el campo. Así, después de irse al vestuario tras un tiro raso de Ocampos que volvió a poner a prueba a Mendy, salió el equipo de Nervión a disputar la segunda parte.

Sufría algo más el Sevilla tras el descanso, sobre todo a balón parado, cuando Lopetegui decidió sustituir a un errático Suso por Óliver Torres. El cambio no sólo pretendía mantener algo más el balón sino colocar a Ocampos en el sitio que más le gusta: la derecha, junto a Navas. Y fue en esa sustitución, la enésima con la que Lopetegui lo borda en los últimos tiempos, donde murió el peligro de los locales y surgió una veta de peligro para los sevillistas, que percutieron una y otra vez por la derecha. Lástima que faltaran lo que casi siempre da el oro: remate y último pase.

La Supercopa alemana entre el Bayern y el Dortmund será sin público

La Supercopa de Alemania que medirá este miércoles al Bayern y al Borussia Dortmund en el Allianz Arena de Múnich se llevará a cabo sin espectadores, según confirmó este lunes la capital bávara en un comunicado de prensa.

De acuerdo con la información, la comisión de la ciudad para eventos extraordinarios (SAE), encabezada por el alcalde Dieter Reiter, decidió esta medida y acordó un procedimiento general que establece cuándo los eventos deportivos tendrán lugar sin espectadores o con un número reducido.

En su decisión, la comisión se refirió a la incidencia de contagios en un periodo de siete días, que es el número de infecciones por cada 100.000 habitantes en ese intervalo.

Si esta cifra es inferior a 35 en la capital bávara, el evento se celebrará con un número de espectadores reducido, es decir, hasta el 20 por ciento de la capacidad del estadio o del pabellón y si, en cambio, la cifra es de 35 o más, no se permitirán aficionados. En el protocolo de la Liga Alemana de Fútbol (DFL) se considera que el nivel de pandemia es alto a partir de 35 nuevas infecciones en una semana por cada 100.000 habitantes.

Luis Enrique adelanta a Koeman: Alba y Sergi Roberto, fuera

Luis Enrique se ha adelantado a Ronald Koeman en la revolución pendiente que hay con varios pilares del Barcelona. El seleccionador español ha dado hoy la lista de convocados para jugar ante Alemania y Ucrania el 3 y el 6 de septiembre dentro de la Liga de Naciones y ha dejado fuera de la misma a Jordi Alba y a Sergi Roberto. El técnico asturiano ha vuelto a demostrar que ninguno de los dos son fijos para él ya que, desde que dirige a la Selección en dos etapas diferentes, ambos jugadores han entrado y salido de sus listas por diversos motivos.

Su decisión, a un año de la Eurocopa, llega en un momento muy delicado tanto para Jordi Alba como para Sergi Roberto. El lateral, integrante del núcleo fuerte del vestuario del Barça, tiene complicada su continuidad en el Camp Nou por su rendimiento esta temporada. Pese a que tiene contrato en vigor, Bartomeu no le cito entre los jugadores intrasferibles. Sergi Roberto, por su parte, ya ha mantenido conversaciones a lo largo de este curso con el Manchester City y parece que tampoco entra en los planes del nuevo entrenador.

Luis Enrique también ha dado su opinión respecto a los otros jugadores del Barça que pueden ser convocados. En cuanto a Piqué, fue él quien dejo la Selección hace tiempo.Con Busquets ha sido tajante. Vuelve a estar en su convocatoria, sin importarle que el mediocentro acaba de comenzar sus vacaciones, que deberá acortar, tras jugar la Champions en agosto y pese a que es uno de los futbolistas más dicutidos por la imagen ofrecida por el equipo blaugrana ante el Bayern en Lisboa (2-8). Además, el seleccionador apuesta por uno de los canteranos que deberán tirar del carro a partir de ahora en la nueva era en la que entra el Barça: Ansu Fati, tras pasar por la Sub-21, tendrá su oportunidad con la Absoluta.

Banega y Ocampos son una mina

Un gol de Lucas Ocampos, el 17º que marca esta temporada, mete al Sevilla en semifinales de su competición, la Europa League, después de un ejercicio de paciencia, fútbol de toque y resistencia que se acabó imponiendo al rudimentario pero muy bien ejecutado fútbol del Wolves. El equipo inglés tiene en su plantilla a nueve portugueses, incluido su entrenador, Nuno, pero practica la defensa baja y el kick and rush con la precisión que había en las islas hace 30 años, adobada ésta por no poca calidad. Casi le sale bien, o al menos comienza a salirle, porque falló un penalti que le hubiera puesto las cosas mucho más difíciles al equipo de LopeteguiLo paró Bono y luego el campo se inclinó siempre hacia abajo para los nervionenses, que se colocan en el penúltimo escalón hacia el título por sexta vez su historia. Espera el domingo el Manchester United, nada más y nada menos. En Colonia.

«Que no se mueva un varal», había arengado Monchi a través de las redes sociales horas después de eliminar a la Roma de manera brillante. Y Lopetegui le hizo caso. No tocó la alineación el entrenador vasco, que aunque en la previa avisaba de que los Wolves no se parecen en nada al equipo italiano, volvía a enfrentar una zaga de tres centrales. Pero ésta mucho más blindada, predispuesta a no tener el balón y acularse cerca de su portero cuando hiciera falta. Contra equipos así el Sevilla se ha sentido habitualmente incómodo esta temporada y le volvió a pasar.

El pivote holandés Dendoncker, una de las novedades del once inglés, perseguía a Banega hasta el bañoNavasOcampos y Reguilón apenas disponían de espacio para correr y al Sevilla le costaba una barbaridad hilvanar jugadas cerca de área rival. Tampoco es que el Wolverhampton, que no quería la pelota, creara demasiado peligro… para vaya el que creó: nada menos que un penalti. Adama tocó poco el balón pero cuando lo hizo resultó casi imparable. A los 10 minutos montó una galopada tremenda desde su propio campo y Diego Carlos no tuvo más remedio que derribarle cuando encaraba a Bono. El portero marroquí justificó su nueva titularidad, aunque Vaclik se encuentre ya recuperado desde hace semanas. Bono le aguantó la paradinha a Raúl Jiménez y, ojo, provocó el primer fallo del delantero mexicano desde los 11 metros en toda su carrera profesional de clubes. Sólo había errado uno antes, de 27 lanzamientos, y había sido con su selección.

La vida extra tampoco espoleó lo suficiente a un Sevilla que había salido alobado, que casi nunca se pareció al que maravilló en los octavos. No lo suficiente como para inquietar a menudo a Rui Patricio. Algún tiro aislado de Suso, un chut de Ocampos, incómodo en el campo, que se marchó cerca del poste y varios saques de esquina sin ni siquiera remate fueron lo que alumbró a los de Nervión, que se marcharon al vestuario con la felicidad del fallo rival desde el punto de penalti.

Le costaba al Sevilla encontrar una rendija también en la segunda mitad pero lo consiguió Ocampos. Pero a Jordán, que debía rematar a gol su pase de la muerte, le robó la cartera Dendoncker. El catalán se lamentaba de no haber protegido su disparo en una semiocasión muy clara de gol. En Nesiry, poco después, se bloqueó tras una gran jugada delante del portero. Tampoco Koundé acercó a rematar entre los tres palos un buen centro templado por Suso.

Banega ponía a prueba a Rui Patricio en una falta frontal que le salió demasiado centrada. Se había metido ya descaradamente en su redil hacía mucho tiempo el Wolverhampton, que seguía relativamente cómodo y aguardaba una ocasión de morder en una pelota larga, una contra, un balón al área… El que marcó de cabeza así, sin embargo, fue el Sevilla. Banega avistó el punto de penalti y allí encontró a Ocampos, su compañero de barbacoa, que peinó lo suficiente como para que entrara después de botar, como mandan los cánones del cabezazo. Ya no quedó tiempo para nada.

Sandro Rosell: «La plantilla del Barça manda demasiado»

Sandro Rosell no es optimista respecto al funcionamiento del Barcelona actual ni de cara al proceso electoral que se avecina de manera inmediata en la entidad. El ex presidente, en una entrevista concedida a L’Esportiu con motivo de la publicación de su libro “Un fuerte abrazo” en el que relata los casi dos años que pasó en prisión preventiva antes de ser absuelto, cree que “la plantilla manda demasiado” y prevé un proceso electoral “a degüello”.

Para Rosell, “la plantilla manda demasiado” en el club y considera que “sin hacer una revolución, porque no puede hacerse por cuestiones de mercado y económicas, debe de realizarse una profunda evolución. Se tiene que renovar la plantilla. No toda, pero sí una buena parte”.

Rosell afirma que Xavi apunta a buen entrenador “pero para opinar de él, antes tiene que dirigir cinco años a un equipo de Champions”.

Preguntado por como ve el horizonte electoral del club teniendo en cuenta que las elecciones están previstas para menos de un año, Bartomeu dijo en TV3 que esperaba celebrarlas en junio del año que viene, la respuesta del ex presidente es categórica: “serán una elecciones a degüello. A sangre y fuego. Veo una guerra impresionante. ¿No lo han visto ya? Con todo lo que le han hecho a Bartomeu en el caso de las redes sociales…si son los otros los que lo han hecho…Todo es una manipulación. Hay muchos intereses. Por suerte, yo ya le prometí a mi madre que no me volvería a presentar”.

Mantiene que piensa “influir en las elecciones” y cuando le preguntan por Jordi Roche asegura que “es mi amigo, pero eso no supone que sea mi candidato”. De Víctor Font asegura que “no lo conozco y me gustaría saber si tiene a alguien detrás” y de Laporta le recomienda “que no se presente, segundas partes no fueron buenas” y recuerda que “es el tercer presidente en número relativo de títulos porque no hicimos el equipo que Cruyff proponía y en vez de la Triple A (Ayala, Albelda y Aimar) fichamos brasileños”.

Finalmente en la entrevista propone que en un futuro el club divida las secciones de manera que cada una actúe independientemente: “no podemos continuar siendo víctimas del lema ‘Més que un club” (…) que cada socio decida de qué secciones quiere ser socio y que cada sección tenga sus ingresos”.

Operación renovar a Lautaro

Giuseppe Marotta, consejero delegado del Inter de Milán, aseguró este miércoles, en los prolegómenos del partido liguero contra el Fiorentina, que se reunirá en las próximas semanas con el argentino Lautaro Martínez para proponerle una renovación de contrato. «La operación renovación toca a varios jugadores, sobre todo a los más jóvenes con los que la sociedad quiere vincularse durante mucho tiempo. Uno de ellos es Lautaro. Lo haremos con gran calma, él está contento de llevar la camiseta del Inter y nosotros estamos contentos de tenerle», dijo Marotta a la televisión ‘Sky Sport’. «Nos reuniremos con él y con otros jugadores», concluyó el consejero delegado del Inter.

Lautaro, de 22 años, tiene contrato con el Inter hasta 2023 y gana 1,5 millones de euros por temporada. Anotó 18 goles en esta temporada y es un objetivo de mercado de equipos como el Barcelona o el Manchester City.

Marotta también se refirió a la situación del chileno Alexis Sánchez, cuya cesión con el Inter desde el Manchester United expira el 6 de agosto. De momento, podrá jugar el octavo de final contra el Getafe (5 agosto), pero no las eventuales rondas siguientes. «Hemos tenido estos días contactos con el United para ver si podemos prolongar su permanencia con nosotros tras el cruce con el Getafe», afirmó.

Giménez es objetivo prioritario para Guardiola

Pep Guardiola ha identificado la defensa como el punto más débil de su maquinaria citizen y ya se ha marcado un objetivo prioritario que no es otro que José María Giménez, defensa del Atlético de Madrid que, según The Sunday Times, no abandonaría el Wanda Metropolitano por menos de 120 millones de euros. Arrollado en Premier por el casi invencible Liverpool y eliminado de la FA Cup por el Arsenal, al Manchester City, que se medirá al Real Madrid en octavos de la Champions en apenas dos semanas, debe analizar cuidadosamente su temporada y aprovechar que el TAS le haya levantado una sanción que podría haber tirado por la borda el proyecto del jeque de Abu Dabi.

Sobre el papel, los citizens han encajado 12 goles más en Premier que en la temporada anterior, la misma en la que estuvieron mucho más cerca del objetivo en Europa y levantaron las copas nacionales. El agujero en la defensa, sin embargo, va mucho más allá, y es que la marcha de Kompany no se ha suplido con un defensa de garantías. Ni Fernandinho, más parche que defensa real, ni tampoco Otamendi ni Stones, que ha decepcionado mucho con su rendimiento, parecen convencer a Pep de cara al futuro.

Es por eso que el catalán se habría fijado en Giménez, que a sus 25 años parece una apuesta perfecta, aunque su precio, si son reales esos 120 millones de euros, pueda ser desorbitado teniendo en cuenta la situación económica actual del fútbol. La otra opción galáctica sería la de Koulibaly, pero, a sus 29 años y tras una temporada decepcionante, parece difícil que el Nápoles saque los más de 100 millones que pedía el verano pasado por él. Además, Diego Carlos, del Sevilla, Nathan Ake, del Bournemouth, y Ruben Dias, capitán del Benfica, también podrían entrar en la terna de posibles.

Suárez, Rakitic, Dembélé y Vidal, ausencias en la nueva camiseta

Para muchos se tratará simplemente de una anécdota y para otros de una cuestión absolutamente circunstancial, pero lo cierto es que en la campaña oficial de presentación de la nueva camiseta que lucirá el FC Barcelona la próxima temporada hay más de una ausencia destacada. De hecho, más de un aficionado ha echado en falta las caras de jugadores tan importantes como Luis Suárez, Ivan Rakitic, Arturo Vidal o Dembélé, entre otros.

Evidentemente, la cara visible de la campaña es el capitán Leo Messi, seguido de los otros tres: Sergio Busquets, Gerard Piqué y Sergi Roberto. Además, como guinda del pastel, aparecen los dos fichajes de renombre del verano pasado: Antoine Griezmann y Frenkie de Jong.

Sin embargo, jugadores del peso de Luis Suárez o del carisma de Arturo Vidal no aparecen en ningún momento en la campaña publicitaria. Puede tratarse de una mera casualidad, pero también es cierto que el Barcelona sólo realiza una campaña de este calado con jugadores que tiene la certeza absoluta de que seguirán la próxima temporada. Que no estén Vidal, Rakitic, Junior, Umtiti o Dembélé puede ser un indicio claro de la hoja de ruta del club blaugrana.

En todo caso, la camiseta de la próxima temporada se puede comprar desde hoy, 14 de julio, en las tiendas oficiales del club que hay en el Camp Nou, Canaletes, la Roca Village y Paseo de Gracia. Sólo encontrarán la línea de camisetas ‘Match’, la más cara y que utilizan los jugadores en la competición, ya que la estándar, conocida como ‘Stadium’, ha sido retirada por un problema técnico en su confección. El precio de la camiseta que está a la venta desde hoy es de 139,99 euros.

La nueva camiseta incorpora el dorado como elemento distintivo, además de las tradicionales rayas verticales. Se trata de una evocación del diseño que lucía el club en los años veinte del siglo pasado. Otra novedad de la camiseta es el cuello redondo con un ribete dorado. Los pantalones y las medias también tendrán un ribete dorado.

En la campaña de presentación de la nueva camiseta también ha tenido un papel muy importante las jugadoras de fútbol femenino, que hace poco reemprendieron los entrenamientos con la Champions en el horizonte, competición que fueron finalistas el año pasado.

El Eibar pretende huir del pozo de la tabla y rematar al Leganés

EI Eibar tiene una gran oportunidad de dejar más que encarrilada la permanencia, al tiempo que condenaría prácticamente al Leganés. Los pepineros se agarran con uñas y dientes a la categoría después de ganar al Espanyol el domingo —su primer triunfo tras el reinicio liguero— y si encadenaran una segunda victoria podrían mantener viva la llama de la esperanza. Después sólo quedarían tres encuentros, por lo que no hay margen de error para nadie hoy (sigue el partido en directo en As.com).

Los azulgranas, tras lograr dos triunfos seguidos ante el Valencia y el Granada, han sufrido dos derrotas frente a Osasuna y Sevilla. Mejoraron en el Pizjuán, donde pudieron empatar, aunque faltó acierto en el remate y fortuna.

Curiosamente, la dinamita de ambos equipos no estará en Ipurua, ya que el azulgrana Orellana (8 goles) se marchó al acabar su contrato el 30 de junio e incluso ayer pasó el reconocimiento médico con el Valladolid. Y los pepineros se quedaron con el nuevo año desnudos de En Nesyri y Braithwaite. Además, tampoco podrá jugar su pichichi Óscar Rodríguez. Aguirre dejó entrever que el futbolista no jugaba, no por lesión, sino por consejo de sus representantes. El dislate (Óscar está lesionado, punto final) no ha sentado nada bien en Butarque y ha forzado al Vasco a desdecirse de su teoría. El tema ha eclipsado la previa del choque.

Mendilibar tiene cuatro bajas y es duda Arbilla por un percance físico: le molestan los tacos de las botas de fútbol y eso le ha impedido actuar en los tres últimos encuentros. Entran en la lista cuatro futbolistas del filial: Cubero, Dufur, Marí y Atienza, quien ya jugó ante el Sevilla unos minutos.