El Bayern firma su descomposición

Mbappé, Neymar y, en general, el Paris Saint-Germain destronaron este martes en la capital francesa y entre fuegos artificiales al que era hasta hace unas horas el emperador del fútbol mundial: el Bayern de Múnich. Los bávaros venían de un sextete la temporada pasada, pero el gran equipo campeón vive un duro proceso de descomposición y afrontan un futuro más conplicado del que se esperaba.

El banquillo: Flick, en el aire

Hans Dieter Flick llegóncasi de casualidad después de la destitución de Kovac, ajustó al equipo, dominó el fútbol europeo y mundial la temporada pasada y ahora, todo ese legado está en vilo. El alemán ha vivido varios episodios realmente tensos con Hasan Salihamidzic por ver de manera distinta como trabajar con la plantilla llegando incluso a las faltas de respeto en público y delante de todos los jugadores.

Con estos problemas de fondo, la gota que colmó el vaso fueron los movimientos de la DFB para volver a incluir a Flick en su organigrama con un suculento ascenso: de asistente de Löw a sucesor de este. Después de esta disputa, que Rummenigge ha tratado de calmar en privado y en público, el futuro del arquitecto del Bayern campeón está en el aire.

El propio Rummenigge, que lleva más un mes apagando fuegos, instó a la Federación en público a que buscaran sus candidatos en otro lado, pero Flick no cerró la puerta cuando Matthäus, desde Sky Sports, aseguró este martes que el entrenador se marchará a la selección. «Independientemente de si las cosas van bien aquí o no, uno siempre tiene que pensar. Hacia dónde voy, qué es lo siguiente: siempre estoy dándole vueltas a estos temas. Porque para mí, el éxito es un proceso constante. Para mí, siempre existe la obligación de evaluarlo todo, afrontar nuevos retos o pensar en cómo enfocarlo. Por supuesto que tengo mis ideas al respecto», aseguró Hansi Flick, que negó haberse puesto en contacto con Oliver Kahn, exportero del Bayern y responsable de su posible fichaje. El vestuario y los despachos no atraviesan su mejor momento en su relación.

Según medios alemanes, el Bayern ya sondea el mercado y Julian Nagelsmann, del RB Leizpig, se coloca como favorito en caso de que el banquillo quede libre.

La plantilla: salidas claves

Si algo caracteriza al Bayern con el dinero es que trata de hacer las mínimas locuras y gestionarlo con cierta cautela. Las compras de más de cierta cifra pasan por el consejo y cada gasto parece ser evaluado con mimo. La pandemia ha tocado sus cuentas y esa cautela se ha elevado sobre cada negociación de nuevos contratos. De momento, pocos jugadores están acabando satisfechos y varios pilares han abandonado o abandonarán Baviera en los próximos meses.

El primer puntal en salir fue Thiago. El español cerró con las eliminatorias de Champions y la final en Lisboa sus mejores partidos en el Bayern cuando su etapa ya se daba por acabada desde semanas antes. Por el mediocentro, al menos, sacaron 22 millones de euros al Liverpool aunque su valor fuera más del doble.

Con Alaba y Boateng, que según Transfermarkt valen 55 y 10 millones de euros respectivamente, el Bayern no sacará nada y perderá dos hombres clave. El austriaco y el club han telegrafiado sus negociaciones quedando claro desde meses antes al fin de su contrato que este no seguirá al no quedar satisfecho con la oferta económica del Bayern. Mientras acaba la temporada, valora su futuro entre Real Madrid, Barcelona o la Premier.

En el caso de Boateng ha sido el propio Bayern quien ha decidido no renovar al central para darle la oportunidad a Upamecano, que llegará este verano desde el RB Leizpig, y apunta a ser la pareja de Lucas Hernández en el centro de la zaga. También saldrán Douglas Costa y Tiago Dantas.

A pesar de tener preparados los relevos con Nübel para la portería, Nianzou y Upamecano con una subida de rol de Lucas para la defensa o jóvenes talentos como Musiala o Marc Roca, la vieja guardia ha sido clave para los últimos triunfos y dejarán alto el listón.

Los fichajes: ¿qué pasa con Haaland?

El Bayern ha copado durante las últimas campañas el primer lugar de la Bundesliga y también, su mercado. Pocas estrellas que salían del resto de equipos alemanes se le escapaban a los bávaros, en un paso claro de los rebeldes al imperio. Lo hicieron con Götze o Lewandowski como ejemplos más llamativos en la última época, pero, ahora, no se lanzarán a por Haaland. Rummenigge ya valoró en público la relación que tienen con el Borussia Dortmund y ha negado ante los medios que el noruego sea un objetivo para el Bayern este verano.

Los bávaros defienden a Lewy como su gran estrella en la punta y entienden que le queda pólvora suficiente para más temporadas (tiene 32 años). Su competencia, si nada cambia, seguirá siendo Chupo-Moting.

La primavera está dinamitando a un Bayern campeón, que atisba un verano de reformas ciertamente inesperado el agosto pasado. Cada fichaje será medido y ajustado en busca de volver a alzarse campeones cuando aún no han cedido todos los tronos que conquistaron en la última campaña. La cruel noria del fútbol no se detiene.

Domingos Duarte: «La gente nos da las gracias porque se siente orgullosa del equipo»

¿Qué tal le va la vida por Granada?

Mejor imposible, ¿no? Cuartos de final de la Europa League, 36 puntos y se vive muy bien en la ciudad. La gente no puede entrar en el campo, pero siempre tiene una palabra amiga. Estoy muy a gusto y quiero seguir aquí mucho tiempo.

Tiene contrato hasta 2023. ¿Se quedaría más tiempo si por usted fuera?

Si, claro. Aquí estoy muy contento. Luego ya veremos lo que pasa en el futuro. Seguiría sin ningún problema.

¿Le han propuesto ampliar su contrato?

Que yo sepa, de momento no. Pero no creo que sea el momento de hablar de eso. Al final de temporada ya hablaremos todos y nos reuniremos y veremos que es lo mejor para todos.

¿Cuál es la clave o el secreto en el éxito de este Granada?

Creo que nuestra identidad. Los valores que tenemos como equipo. Porque somos un verdadero equipo. Pensamos más en el equipo. Esa es la clave de la salud, entre comillas, de un equipo y creo que hay que seguir en esta línea. Hay partidos buenos y partidos malos, pero todo pasa. En la adversidad somos muy buenos no creo que pase nada porque no estuviéramos finos contra el Villarreal. Ahora tenemos toda la ilusión del mundo en el partido contra el Manchester y con ganas de pasar la eliminatoria.

El Manchester es un equipazo.

Un buen equipo. Nosotros tenemos también nuestras armas y hay que saber contrarrestarlos, de una manera o de otra. En una eliminatoria todo puede pasar y hay que estar preparados. Es un equipo que juega en transiciones rápidas. Nosotros tenemos nuestros puntos y nos adaptaremos a su manera de jugar. Seremos el Granada de siempre.

Tiene jugadorazos como Cavani, Rashford, Pogba, Bruno Fernandes…

También muchos jugadores que están en el Granada pueden llegar donde están esos jugadores. Tenemos gente joven y con experiencia. Esa mezcla puede ser que ayude a la gente joven a dar el salto y estar a la altura de ellos. Todo empieza por algún lado y todo tiene su momento. Y creo que puede llegar nuestro momento.

¡Qué pena que este partido se juegue a puerta cerrada!

Si tuviéramos a nuestro público sería más fácil o menos difícil para nosotros, como quiera interpretarlo.

El sueño de ganar esta eliminatoria está presente.

Claro que sí. Es un partido maravilloso para poder disfrutarlo desde la responsabilidad que tenemos. Somos club que está muy bien en este momento y que está viviendo los mejores años de su historia y por eso hay que luchar y seguir sumando cosas arropados por la gente desde sus casas y por la gente del club que trabaja todos los días. Es un momento para disfrutar todos juntos.

Está siendo una temporada muy bonita, larga y con muchas complicaciones.

El equipo siempre tira para adelante. Esa es nuestra identidad. No buscar excusas, porque de excusas no vive la gente que tiene éxito y nosotros estamos viviendo en Granada tres años de historia. En el primero, el del ascenso, yo no estaba, en el segundo nos clasificamos para la Europa League y en este estamos haciendo otra buena temporada.

¿Nota por la calle el cariño de la gente?

La gente hasta nos da las gracias. Así que imagínese. No hay mejor sentimiento que cuando un aficionado de tu club te da las gracias porque se siente orgulloso y se ve bien representado por los jugadores del club de su ciudad. No hay mejor sentimiento que ese para un jugador.

¿Pondrá en su balcón una bandera del Granada al igual que los aficionados?

Entiendo a la gente que lo haga porque es el club de su ciudad y eso aporta un granito de arena para poder hacer lo que queremos que es pasar la eliminatoria.

Otro sueño cumplido ha sido haber debutado con Portugal.

¡Si señor! Era un sueño desde niño cuando jugaba con el Estoril Praia. Pude debutar tanto en partido amistoso como en oficial. Estoy muy contento y ahora toca seguir sumando experiencias de este nivel. Estoy preparado.

Contra Azerbaiyán formó pareja de centrales nada menos que con Rubén Días.

Muy buen jugador y persona. Aun teniendo la edad que tiene (23 años) es un ejemplo para toda la gente porque se lo ha ganado con todo su trabajo y dedicación al fútbol. Es un chico muy tranquilo y profesional. Sabe lo que quiere.

Y Fonte…

Estar entre los cuatro, cinco o seis mejores centrales de Portugal no es una cosa fácil. Toda la gente que esté ahí tiene mucha calidad.

¿Cómo le recibió Cristiano Ronaldo?

Es muy majo. Es el capitán. La figura mayor de nuestro país, de nuestra selección. Es una persona con la que puedes hablar de lo que sea. La gente dice que se cree mucho, pero no tiene nada que ver. Pero si fuera así, ¿si no se puede creer quién se puede creer? ¿Entiende lo que le digo?

Físicamente se le ve bien.

Impresionante cómo se cuida, cómo come. Es otro ejemplo. La selección portuguesa está hecha de grandes profesionales y grandes personas.

¿Cree que volverá al Real Madrid?

De eso no tengo ni idea. Los madridistas le piden que vuelva, ¿no? Eso dicen.

¿Cómo fueron sus comienzos como futbolista?

Empecé con siete u ocho años en el Cascais, el equipo de donde soy yo. El campo era de arena. Todos hemos empezado por el barro y vas dando pasitos hacia delante. Luego pasé al Estoril Praia. A los 15 años no tenía la intención de ser jugador profesional de fútbol. ¡Claro que es la ilusión de cada niño! Pero después, cuando te pones serio, tuve una conversación con un entrenador mío de sub-15 o sub-16 y me dijo que si me lo creía, podría llegar a donde estoy ahora mismo. Y al final le doy toda la razón y yo por mi parte, poniendo todos los días en todos los entrenos y partidos. Quiero seguir dando pasitos adelante en el fútbol.

¿Siempre defensa central?

Algunas veces he jugado de pivote, pero prefiero jugar de frente para la portería y no al revés (risas) se me complica un poco… también me gusta subir a rematar, pero este año solo he marcado uno. A lo mejor antes de final de temporada llegan dos más. ¿Quién sabe?

¿Cómo fue su experiencia en el Sporting Clube de Portugal?

Fue una experiencia y aprendizaje diferente porque llevaba, entre comillas, un rollo más de amigos. Pero cuando llegas a una cantera como es la del Sporting donde han salido Cristiano, Cuaresma, Figo pues te lo planteas y te dices “si estoy aquí es por algo”.

Y de ahí al Deportivo.

No le puedo mentir. Me ha encantado A Coruña. Es un poco parecida a Portugal. He estado muy a gusto y siempre que me pregunten hablaré bien porque es una tierra a la que tengo mucho cariño y mucha ‘morriña’ como se dice ahí. Nos quedamos a las puertas del paraíso. No pudo ser. El fútbol te la devuelve y he podido jugar en Primera División y estar en Europa y todo pasa por algo. Hay que seguir por muchos palos que haya en las ruedas como se dice en España.

Una lástima que el Deportivo esté en esta situación.

Me da mucha pena. La verdad es que es una situación delicada del club y para la gente de ahí. El Depor es un club que ha vivido experiencias increíbles a nivel de Champions League y con jugadores importantes como Bebeto, Valerón, Djalminha… la ciudad se merece más y seguro que llegará su hora de volver a la élite porque se lo merecen. Seguro que se le levantará.

El Granada pagó por su traspaso tres millones de euros y el Sporting se aseguró el 25% de una futura venta. ¿Por qué eligió este equipo?

Por el proyecto. ¡Y mire cómo estamos! El proyecto me lo enseñó Fran (Sánchez, el director deportivo) y en su día Antonio Cordón (de la asesora Hope. Ahora está en el Betis) y Antonio Monterrubio (el director general). Fue muy fácil. Tenía otra opción el Primera (era el Mallorca). Tomé la mejor decisión. Es un club donde no te falta de nada. La gente del club está siempre pendiente de ti por si necesitas lo que sea y la verdad es que tengo todas las herramientas para ser jugador profesional de fútbol y no me puedo quejar absolutamente de nada.

Monterrubio dice que todo el club es una familia.

Es lo que le decía. Los valores del club y del equipo son pensar todos como uno y que todos somos parte del equipo. La familia se compone de individuos. Y si todos los individuos piensan de la misma manera, encuentras el éxito. En eso se basa nuestro ‘suceso’ (en portugués acontecimiento de éxito).

Y ‘Eterna Lucha’, el lema del club.

Eterna lucha. No hay otra forma de encarar la vida. Es un lema que tiene el Granada, pero creo que todos deberíamos tener en la vida. Pase lo que pase, si tu sigues hacia delante tu conciencia está más tranquila y estás más cerca de lograr tus objetivos.

Diego Martínez, un entrenador exigente donde los haya.

Claro que sí. La exigencia te lleva a la profesionalidad. Diego es muy exigente, sabe lo que tiene que hacer y eso es muy positivo para nosotros. Entiende mucho de fútbol y además es un excelente conversador. Puedes hablar de todo con él y es otra de las personas del club que no te dice ‘no’ a nada. Eso es importante porque con él todos nos sentimos a gusto, hay quien juega más o lo hace menos, pero todos estamos contentos porque estamos jugando casi todos.

Le llaman ‘El Chamán’

‘El Chaman’ ¿Y eso que significa?

Un hombre que en algunas culturas hace predicciones, con poderes ocultos y que suele aconsejar y orientar. Especie de líder…

Pese a su edad (40 años, entrenador más joven de Primera) tiene muchos conocimientos. Es una persona que sabe mucho de la vida y eso ayuda mucho a que uno se sienta tranquilo y ponga en valor las cosas importantes que tiene la vida. No solo el fútbol. A Diego le gusta mucho su trabajo, pero sabe que también hay una vida.

¿Cómo ve a los otros centrales del equipo, Germán, Nehuén y Vallejo?

Buenos centrales. El Granada es un club al que muchos futbolistas miran y quieren jugar aquí- Tenemos a cuatro centrales y también a Víctor Díaz, que puede jugar de central. Tenemos mucha calidad. La competencia interna te hace mejor día a día porque sabes que como no estés bien jugará el otro, que en eso el míster es muy claro. Es por rendimiento y así debe ser. Tocos concentrados en el objetivo y en el mensaje que nos transmite el míster.

Quien está que se sale es Kenedy.

Kenedy es un jugadorazo. Y si se lo cree más, puede ser aún mejor. ¡Mire la calidad que tiene! Está a los ojos de todos. Es una cuestión de que ponga en su cabeza que es muy bueno y que puede llegar hasta donde se proponga. Como cualquier jugador del equipo. Pero Kenedy está en los ojos de todo el mundo porque se está saliendo.

¿Cuándo sea mayor le gustaría ser como Soldado y Jorge Molina?

¡Claro que sí! (risas de nuevo). Si puedo estar hasta los 40 años jugando, rindiendo y ganando como hacen ellos… Son un ejemplo para la juventud del vestuario porque son gente con hambre que compite a por todas con la edad que tienen. Y estamos hablando de la edad que tienen como si fueran 50 años. Para el fútbol, en teoría, tener 36, 37 o 38 dicen que se es viejo. Pero estás viendo que si la gente se cuida pueden jugar más años y disfrutar de lo bonito que es el fútbol.

¿Su central de referencia?

Me gustaba mucho Nemanja Vidic cuando jugaba con Ferdinand en el Manchester United. No le voy a decir que veía sus partidos por Vidic, lo hacía por Cristiano. Pero luego me saltó a la vista su juego, la contundencia que tenía. Si había que despejar, despejaba y si había que jugar, jugaba. Era un tío muy pragmático y eso en un central es muy importante.

Una pena para el Granada que se vaya Rui Silva.

Dicen que se va. Todo lo que sea bueno para Rui, yo encantado. Como sabéis es uno de los que mejor me llevo en el vestuario. Es un chico maravilloso y se merece lo mejor porque desde que llegué me arropó muy bien dentro del equipo y vaya donde vaya, que sea para bien. Encantados con él. No podemos hacer más que agradecerle su profesionalidad en toda esta situación porque no es fácil para él y hay que arroparle en este momento. Rui lo está haciendo muy bien. Es uno de los mejores porteros de la Liga si no el mejor. Juega bien con los pies, fuera del área y su portería igual. Veo muchas cosas que no les veo a otros.

¿De no haber sido futbolista, qué sería de su vida profesional?

No lo sé. Tengo algún interés en la parte de la economía, de poder gestionar una empresa. Yo he tirado por la gestión del deporte. He entrado en la Universidad en su tiempo, pero no pude compatibilizar las dos cosas.

Un Rayo de altos vuelos

El Rayo hizo pleno en Santo Domingo. Tres de tres. Todos sus goles al Alcorcón llegaron de cabeza y dos de ellos a balón parado, por lo que los vallecanos progresan adecuadamente en una de sus asignaturas pendientes. Mario Suárez fue el encargado de abrir el marcador, rematando un libre directo botado por Bebé. Posteriormente, Qasmi voló de forma casi acrobática para cazar un potente centro de Advíncula. Y remató la faena Isi Palazón, a la salida de un saque de esquina. Esos tres testarazos se tradujeron en tres puntos vitales para mantener su sexta plaza.

Gracias al derbi, el Rayo ha entrado en el podio de los equipos de Segunda que más marcan con la cabeza. El Málaga es quien más lo hace, con nueve dianas; seguido por el Espanyol, con ocho. Ya con siete se sitúan los franjirrojos, acompañados por Almería, Castellón, Oviedo y Zaragoza. Pero el caso de los vallecanos es excepcional porque este tipo de tantos está siendo algo coral. Mario Suárez, Guerrero, Isi, Antoñín, Qasmi, Comesaña y Andrés Martín se los han repartido, hasta el punto de que ninguno ha repetido. Hay siete goleadores distintos.

Este Rayo de altos vuelos comienza a ser habitual. Y es que lo de Alcorcón no fue un hecho aislado. Ni mucho menos. Así fue como Guerrero logró empatar el partido contra la Ponferradina, por lo que cuatro de las ocho últimas dianas de la Franja (50%) han llegado de la testa. Poco a poco, los vallecanos se van acercando al registro de la pasada temporada, en la que alcanzaron las catorce. Entonces, Saveljich se llevó la palma con tres tantos, secundado por Catena, Mario Suárez y Ulloa con dos ‘por cabeza’. Nunca mejor dicho…

Diego Costa quiso jugar en la liga brasileña

Diego Costa quiso jugar en la liga brasileña tras abandonar el Atlético de Madrid en diciembre de 2020, según el medio digital brasileño UOL. El de Lagarto regresó a Brasil por motivos familiares. Sin equipo, mantuvo el tono físico mientras se disparaban los rumores sobre los equipos europeos que estaban dispuestos a contratarle. Sin embargo, Costa tenía claro que quería jugar en su país y por eso se ofreció al Gremio, al Palmeiras, al Sao Paulo y al Atlético Miniero entre enero y febrero.

A pesar de mostrar un gran interés por comenzar una nueva etapa de su carrera en el Brasileirão, las negociaciones con los diferentes clubes no llegaron a buen puerto debido a dos factores: el primero es que Costa ya no cuenta con un representante, anteriormente tuvo a Jorge Mendes y al iraní Kia Joorabchian, por lo que recurrió a varios intermediaros para que agilizaran las conversaciones y se llegase a un acuerdo. No obstante, los clubes se echaron para atrás al ver que el delantero no contaba con una mano derecha de confianza que pudiera concluir un posible fichaje. 

El segundo factor tuvo que ver con las exigencias económicas de Costa, que reclamaba un salario anual de aproximádamente 3 millones de euros, además de una prima por su fichaje y por los goles marcados. Unas pretensiones vistas como excesivas para algunos equipos, que intentan cuadrar las cuentas ante la crisis económica.

Con el sueño desvanecido de jugar en su país, Costa continúa a la búsqueda de un equipo al que pueda aportar su enorme capacidad goleadora.

Las Palmas no sabe lo que es ganar en el Fernando Torres

Un golpe urgente encima de la mesa es lo que debe de dar la UD Las Palmas este sábado, a las 15.00 h.c., en Fuenlabrada, si realmente quiere comenzar a ser ese equipo que aspira a algo más que a vivir en una temporada de transición anodina, un año más, cuando quedan catorce jornadas para el final del campeonato y los de Mel se han instalado en la zona media con síntomas de cierto conformismo, a siete del playoff.

Sin embargo, curiosamente, para empezar ese cambio de rumbo necesario, el primer escenario que se le presenta por delante al equipo insular es de todo menos propicio, a pesar del escaso número de partidos disputados históricamente entre ambos conjuntos, y es que Las Palmas sólo ha visitado el estadio Fernando Torres en tres ocasiones, dos de ellas en su etapa en Segunda B, y nunca ha conseguido la victoria.

El bagaje amarillo en tierras fuenlabreñas es paupérrimo, con dos empates, el primero de ellos a cero, en 2004, y el segundo, también a cero, en enero de 2020, más una derrota, por un gol a cero, en 2005. Además, los grancanarios tampoco han sido capaces de perforar las mallas de las porterías locales en ninguna ocasión, pero por falta de arsenal no se puede quejar Mel de cara a la contienda de este sábado. Con la gran noticia de un Jesé que ya pudo aguantar los 90 minutos frente al Rayo Vallecano y la vuelta de Araujo, tras cumplir sanción, los grancanarios tienen la artillería casi al completo para darle la vuelta a esta extraña maldición.

Sus goles, llegados a estas alturas de la temporada, son más necesarios que nunca, toda vez que la UD lleva sólo dos en los últimos seis partidos de Liga, y cuatro puntos cosechados de los últimos 18 posibles. Números que, unidos a los goles encajados, 37, siendo el peor equipo de la categoría en esta estadística junto al Cartagena, invitan a la preocupación si se quiere optar a algo más. Por otro lado, la victoria amarilla fuera de casa se resiste desde el pasado mes de enero frente al Mallorca, única del curso, y ante el Fuenlabrada se antoja como crucial si se quiere dar ese el paso al frente para luchar por el playoff, que «El Bichito» pregonó en su llegada. No hay excusas para no ir con todo y cambiar una dinámica que no arroja buenos datos en las últimas jornadas.

Abel Ruiz sigue en racha

El Braga venció hoy por 3-0 al conjunto del Vitória de Guimarães, en un partido donde destacó el gol de Abel Ruiz tras una buena jugada individual, por lo que la escuadra de Carlos Carvalhal se afianza en la segunda plaza, a 9 puntos del Sporting.

El derbi del Miño lo encarriló para los bracarenses el brasileño Lucas Piazon, que marcó en el minuto 5.

Y antes del descanso, Abel Ruiz recogió un balón en los 25 metros, encaró y se plantó solo ante el guardameta rival, al que batió de potente disparo.

En la segunda parte, el esloveno Andraz Sporar anotó en el 85 el 3-0 definitivo.

Con esta derrota, el Guimarães se aleja de la quinta plaza, la última que da acceso a la Europa League, ya que está a 6 puntos del Paços de Ferreira, que es quinto.

El reto del Villarreal: volver a plazas europeas antes del parón

El objetivo del Villarreal es regresar a Europa antes de que pare la Liga. Tres jornadas tienen los amarillos para recuperar lo que venía siendo la normalidad esta temporada, en la que los castellonenses han estado el 75% del curso en las plazas europeas. A excepción del arranque de temporada, en el que estuvieron cuatro de las cinco primeras jornadas fuera de esas plazas, y un par de semanas en las que se cayó a la séptima plaza, el equipo ha vivido el en las plazas europeas con normalidad y ventaja.

El equipo de Emery ha sumado 19 jornadas en Europa que se reparten en: seis veces en la cuarta plaza, ocho en la quinta plaza y cinco en la sexta plaza. Mientras que han estado cuatro veces en la séptima plaza, una en la octava y otra en la decimoprimera posición.

El último bache ha provocado la caída a la séptima plaza y le ha permitido a los rivales engancharse en la pelea. Por ello, técnico y jugadores tienen claro que deben reaccionar ya, centrando el tiro en los partidos con Valencia, Cádiz y Eibar, con dos salidas y uno en casa. Un periodo en el que se espera que el equipo «deje atrás los problemas de las últimas jornadas», en la que es verdad que las lesiones y la acumulación de partidos les han castigado.

Mourinho junta a sus ‘4 fantásticos’… y sufre

José Mourinho le encanta tener razón. Y, a veces, hasta la tiene. Advirtió la semana pasada de que aún juntando a sus ‘4 fantásticos’ -léase como Bale, Alli, Son y Kane- eso no iba a garantizar obtener mejores resultados. Ser entrenador en la vida real, es decir, fuera de la videoconsola, es algo más que poner a los mejores. Cedió, sin embargo, a las presiones, algo impropio de él, y puso a los cuatro contra un Fulham de lo más irregular, y su equipo sufrió sin golear para llevarse los tres puntos. De hecho, el gol que decidió el partido fue un tanto en propia meta de los cottagers, y, de no ser por el VAR, que anuló un tanto en la segunda mitad, los spurs se habrían llevado dos puntos menos.

Es cierto, sin embargo, que si Adarabioyo no hubiese desviado el balón contra su portería el tanto podría haber subido a la cuenta personal de Dele Alli, al que no le viene nada mal sumar tantos para consolidar su recuperación. Hoy, de hecho, era una de sus primeras titularidades de la temporada en Premier. En líneas generales, y a pesar de que el Tottenham no fue capaz de hacerse con las riendas del partido, lo que dio alas a sus vecinos del oeste de Londres, no se puede decir que los de Mourinho hiciesen un mal partido, aunque, con la alineación que presentó, se esperaba una tormenta atacante mucho más efectiva y contundente.

El resultado deja a los spurs con opciones de competir por los puestos europeos, pues se queda a un punto del Liverpool, séptimo, a dos del Chelsea, sexto, a tres del West Ham, quinto, y a cuatro del Everton, cuarto. El Fulham, por su parte, y a pesar de que mereció como mínimo un empate por su valentía y el gol anulado. se queda en la zona de descenso.

Mayoral se ve en octavos

El Roma, amparado en el acierto del español Borja Mayoral y del bosnio Edin Dzeko, encarriló su pase a los octavos de final de la Liga Europa tras vencer en Portugal al Braga (0-2), en el encuentro de ida de los dieciseisavos. El balcánico abrió el marcador a los cinco minutos tras aprovechar un pase de Leonardo Spinazzola.

El atacante español aprovechó bien sus minutos. Empezó en el banquillo, igual que Gonzalo Villar que entró al inicio de la segunda parte por el brasileño Ibanez. Mayoral salto al campo después, en el 70, por Dzeko, Y un cuarto de hora después aprovechó el balón recibido por Jordan Veretour para batir al meta brasileño Matheus. El conjunto luso jugó desde el minuto 54 con diez jugadores por la expulsión de Ricardo Esgaio. El portero Pau López y Pedro Rodríguez salieron como titulares.

Aprobados y suspensos del Getafe: Equipo triste y sin convicicción

Soria: Regreso inesperado a la titularidad y buena actuación. Hizo dos buenas paradas a Modric y Benzema. Poco que hacer en los goles.

Damián: La velocidad de Vinicius y la cercanía de Marcelo le hicieron un partido complicado en el que tiró de veteranía. Aprobado por los pelos.

Cabaco: Salió muy bien al cruce en varias ocasiones al lado izquierdo. Errores en la salida de balón y alguno grave en las marcas de centros laterales.

Chakla: Correcto sin mucho más. Empezó bien con tranquilidad para sacar el balón y atención en las vigilancias. Se fue apagando como todos y se libró de la expulsión.

Olivera: Su regreso al once le dio profundidad al equipo en la banda izquierda, pero le costó soportar a Matvin.

Portillo: Salvo un par de buenos detalles no hizo un gran partido. El equipo no tuvo el balón y en esa circunstancia el malagueño no puede brillar.

Arambarri: Zidane plantó un centro del campo con superioridad numérica y el uruguayo fue le qie más lo sufrió. Muy discreto.

Maksimovic: De los mejores sin sobresaltos. Buen primer tiempo con mucho incordio sobre el contrario y escasa aportación ofensiva.

Cucurella: Su peor partido desde que llegó al Coliseum. Lento en la priemra llegada peligrosa del Getafe y pasivo en el primer gol del Madrid.

Cucho: Volvió al equipo meses después de su sanción y lesión y pudo aportar poco más que algunas buenas asociaciones cuando recibió entre líneas.

Ángel: Otra novedad del once que no pudo brillar. Ninguna ocasión de peligro. El trabajo no faltó, pero sin nada que aportar en ataque.

Mata: Apenas se le vio porque el balón no llegó a su zona.

Cubo: Apagadísimo en su regreso a casa. No entró en juego.

Aleñá: Nada que decir de sus minutos. Llegó el 1-0 pronto y solo corrió detrás del balón. No es su juego.

Timor: Vio pasar el balón sin poder hacer mucho más.

Ünal: Regresó después de mucho tiempo. Nada que decir. Habrá días mejores.