Cuatro objetivos galácticos

Una vez cerrado el mercado de fichajes de manera tan frenética para el Real Madrid, con esa triple última oferta por Mbappé (160, 180 y 200 millones de euros), y el fichaje de Camavinga (30 más 45 por objetivos), en los despachos del Bernabéu resetean la situación de cara al futuro. El Plan de renovación galáctica de la entidad sigue su curso. Florentino Pérez está empeñado en sacar adelante ese nuevo gran Real Madrid que ya debe de jugar en el Nuevo Bernabéu y que debe de dar un impulso definitivo en los ingresos hasta colocarlos, como estaba previsto, en una cifra cercana a los mil millones de euros. Es la única manera de que la entidad blanca pueda competir con los clubes Estado y con los que son propiedad de grandes fortunas o fondos de inversión como el United o el Chelsea.

En ese reseteo en la entidad blanca, más allá de los jugadores de complemento que se puedan estar siguiendo o que estén satelizados desde hace tiempo, hay cuatro nombres propios estelares que sobresalen sobre todos los demás. Son los de Mbappé, Haaland, Lewandowsky y Pogba. No quiere decir que el Madrid pretenda fichar a los cuatro, como es obvio, pero sí que desde este momento se hace un seguimiento especial de su situación y que se intentará una comunicación fluida con sus representantes para avanzar cualquier tipo de eventualidad que haga necesario lanzar una oferta.

El caso de Mbappé (22) es claro. Las cartas están sobre la mesa y marcadas. Al Madrid, que ya ha llegado a un acuerdo con el jugador, sólo le queda esperar a que llegue el 1 de enero para firmarle con idea de incorporarlo la próxima temporada. Todo depende de que la estrella se mantenga firme y que no acepte las ofertas de renovación que le están llegando desde Doha, la última, de 45 millones netos por temporada, le colocaba como el futbolista mejor pagado del planeta.

El caso de Haaland (21) está más complicado. Como viene informando AS, se planteará una dura batalla entre el Real Madrid y el PSG para su fichaje si se completa el movimiento de Mbappé al conjunto blanco. Es el siguiente gran nombre que hay apuntado en la agenda de Florentino, que ya avanzó alguna conversación con el Borussia sobre su situación. Los alemanes se negaron a que saliera en el pasado mercado, pero hay un pacto con Raiola para facilitar su salida el próximo verano. El Madrid cuenta con la ventaja de la voluntad de jugador, que quiere vestir de blanco, y de la buena relación que tiene el propio Florentino con el CEO borusser, Hans-Joquim Watzke. El principal arma del PSG es el dinero. De cualquier manera, Raiola tendrá mucha influencia sobre la decisión que tome Haaland.

La situación del noruego es vinculante con la del otro gran delantero que juega en la Bundesliga, Lewandowsky (32). El polaco hizo un ademán de forzar su salida el pasado verano. Como informó AS, el Madrid lo tuvo a tiro. Le fue ofrecido, porque quería abandonar la Bundesliga para afrontar nuevos retos. En el mercado de 2022 sólo le quedará un año de contrato en el Bayern y querrá salir con toda seguridad. Una buena opción para el Madrid para este delantero de físico privilegiado que podrá salir a un precio razonable por entrar en el último año con el Bayern. Todo, si Haaland se va al PSG.

Y por último, el otro gran nombre el Paul Pogba. Según la última lista Forbes es el cuarto jugador que más dinero genera en el mundo del fútbol en concepto de publicidad sólo por detrás de Cristiano, Messi y Neymar. Justo el perfil que le gusta a Florentino, Galácticos con retorno económico. Es uno de los jugadores fetiche de Mino Raiola junto con Ibrahimovic. Pogba esto a punto de fichar por el Madrid en dos ocasiones, y que no se hiciera en una de ellas llevó a Raiola y a Florentino a un desencuentro que aún perdura y que bien podría afectar a la operación Haaland. Pogba será agente libre el próximo mercado.

La nueva camiseta del Madrid da pistas sobre Sergio Ramos

El Real Madrid y Adidas, la marca que viste al conjunto blanco desde finales del siglo XX, hicieron pública la nueva camiseta con la que los madridistas disputarán las competiciones de la temporada 2021-22. Lo hicieron a través de un vídeo muy significativo. Con el título de Grandeza y con el hastag #ThisIsGrandeza (el nuevo lema para la futura temporada) emitieron un vídeo de presentación con dos detalles que llaman la atención: el anuncio comienza con un recuerdo al gol que marcó Zidane en 2002 en la final de la Champions League al Bayer Leverkusen (el próximo 15 de mayo se cumplirán 20 años) y… ni una sola imagen de Sergio Ramos en las imágenes del spot. Es más, quien aparece en las imágenes es Marcelo levantando la Champions en vez del primer capitán.

El capitán quiere continuar en las filas del conjunto blanco, pero no ha llegado a una entente cordial con la directiva blanca. El jugador aspira a firmar un contrato por dos temporadas, pero el club, fiel a su norma no escrita de firmar por una sola campaña a los jugadores que tienen más de 30 años, sólo le ofrece una. Los dos últimos reveses: perderse prácticamente todo lo que se ha jugado desde enero de 2021 (lo que se traduce en ausencia de ofertas, pese a que se le viene relacionando con algunos grandes de Europa) y quedarse fuera de la lista de convocados para disputar la Eurocopa (la Selección española va a disputar sus encuentros en Sevilla, a escasos kilómetros de donde se forjó el zaguero), le han pasado factura. Ahora suena como posible refuerzo del Manchester City. Pero en las imágenes de la nueva campaña madridista, Ramos no aparece dentro de los futuribles… y su final de blanco se acerca.