Ya se conocen los horarios de la jornada 16 y 17 en la Liga Santander

LaLiga ha dado a conocer los horarios de las jornada 16 y 17 de la Liga Santander, la última que se disputará en 2020. Esa jornada se iniciará el martes 29 de diciembre con el Sevilla-Villarreal y terminará el jueves 31 de diciembre con el Osasuna-Alavés. La 17 se abrirá el sábado 2 de enero con el Villarreal-Levante y terminará el lunes 4 de enero con el Valencia-Cádiz. Además, el Athletic-Barcelona correspondiente a la jornada 2 se jugará el miércoles 6 de enero de 2021 a las 21 horas.

Jornada 16

29 de diciembre:

17:00 Sevilla-Villarreal (Movistar LaLiga)

PUBLICIDAD

19:15 Barcelona-Eibar (Movistar LaLiga)

21:30 Cádiz-Valladolid (Movistar LaLiga)

21:30 Levante-Betis (GolT)

30 de diciembre:

17:00 Granada-Valencia (Movistar LaLiga)

19:15 Atlético-Getafe (Movistar LaLiga)

19:15 Celta-Huesca (Movistar LaLiga)

21:30 Elche-Real Madrid (Movistar LaLiga, El partidazo)

31 de diciembre:

14:00 Athletic-Real Sociedad (Movistar LaLiga)

16:15 Osasuna-Alavés (Movistar LaLiga)

Jornada 17

2 de enero:

14:00 Villarreal-Levante (Movistar LaLiga)

16:15 Betis-Sevilla (Movistar LaLiga)

18:30 Getafe-Valladolid (Movistar LaLiga)

21:00 R. Madrid-Celta (Movistar LaLiga)

3 de enero:

14:00 Athletic-Elche (GolT)

16:15 Alavés-Atlético (Movistar LaLiga)

18:30 Eibar-Granada (Movistar LaLiga)

18:30 R. Sociedad-Osasuna (Movistar LaLiga)

21:00 Huesca-Barcelona (Movistar LaLiga, El Partidazo)

4 de enero:

21:00 Valencia-Cádiz (Movistar LaLiga)

Marc Gual lanza al Alcorcón con el VAR como protagonista

El Alcorcón se llevó el duelo en Castalia con la permanencia de fondo en pleno mes de noviembre. Un doblete de Marc Gual desde el punto de penalti, ambos señalados por el VAR con el partido en juego, decidió el partido. Un duro mazazo para el Castellón de Óscar Cano, que todavía tiene que jugar su partido en rueda de prensa. Como ha podido saber AS, el club ya sondea sustituto: Oltra y JIM son los favoritos.

El Alcorcón comenzó lanzado por la victoria ante el LugoDesde la llegada de Anquela, los alfareros han recuperado la intensidad, la fe, el fútbol y, ahora, los resultados. Los primeros minutos en Castalia fueron suyos, dominando el balón con Aguilera y Gorostidi a los mandos. Marc Gual y Boateng generaban sensación de peligro cada vez que llegaban. Las ocasiones, no obstante, se hacían esperar.

Mientras, el Castellón comenzaba a despertar de su letargo, percutiendo con constancia desde la derecha con un inspirado Muguruza buscando socios en el área. Sin fortuna, como viene ocurriendo esta temporada, sin una pieza que aproveche todo el buen trabajo que genera el equipo de Óscar Cano.

Sin embargo, todos los planes se fueron al traste a la media hora de partido. Pulido Santana, árbitro de VAR, señalaba un penalti de Rafa Gálvez por impactar un balón con la mano dentro del área. La señalización llegó minuto y medio después de la jugada, con el desconcierto de los 22 efectivos sobre el campo. El videoarbitraje volvía a toparse en el camino del Castellón. Gual no perdonaba. Nuevo escenario en tan sólo 30 minutos.

Tras el gol, los de Anquela se soltaron. Al Castellón le costó un mundo recuperarse de otro golpe de la tecnología arbitral. Ya son varias esta temporada y, sin duda, hace mella en el estado anímico del equipo. Para colmo, Gálvez caía roto por una lesión muscular. El central lo había jugado prácticamente todo, descansando únicamente frente al Leganés. Salía Víctor en su lugar, y con él cambio de sistema.

El infortunio aún llamaba a la puerta. En el 42, el VAR volvía hacer acto de presencia; de nuevo tras dejar seguir la jugada. Las cámaras captaron a Gus Ledes cazando a Arribas dentro del área. González Esteban no dudó ni un instante al revisar la pantalla. Dos penaltis de época VAR. Gual volvía a ejecutar con maestría. Tocaba remar, de nuevo, contra todo.

Cano mandaba un mensaje a la salida de vestuarios. Doble cambio de inicio: Fernandes y Zlatanovic, al campo. Tras la lesión de Gálvez, Cano ya había echado mano de dos de sus tres turnos de sustitución. La imagen del Castellón, que no se rinde ante las adversidades, mejoró considerablemente.

Pero la puntilla llegó en el minuto 50. Marc Gual marcaba el ‘hat-trick’ tras un zurdazo pleno de confianza. El gol se fue al limbo por la intervención, esta vez, del línea. El fútbol de toda la vida echaba una mano al Castellón. El VAR, tras revisión, corroboraba la decisión tomada en el campo.

Mientras, la acumulación de partidos tomaba protagonismo. Arribas pedía el cambio por molestias musculares y en su lugar entraba ErnestoMarc Mateu también se echaba la mano al muslo, ingresando Cubillas. Con 20 minutos por disputar, Cano se quedaba sin cambios dando entrada a Arturo Molina por el amonestado Ledes. El balón directo, con dos puntas referencia, era la vía para empujar en el tramo final. Cubillas, con poco, generó mayor sensación de alboroto que en la primera hora de juego. Sin noticias de Zlatanovic. Juanma entró por parte de los alfareros para dormir el partido y sumar presencia al centro del campo por un exhausto Boateng.

El objetivo de Anquela tuvo su efecto hasta la expulsión de Álvaro Juan, que cazó con dos piernas a destiempo a Fidalgo para dejar al Alcorcón con un hombre menos. Lapeña, siempre vivo en el área, cerca estuvo de meterles un susto en el cuerpo. Pero la mandó a las nubes. Finalmente, el Alcorcón se llevó el botín más preciado de Castalia.

Escassi mete en la cabeza del Málaga el deseo de luchar por el playoff

EI Málaga vence y convence. El conjunto malaguista tuvo suficiente con un gol de cabeza de Escassi para superar a un Girona con muy poco fútbol y al que la dulce resaca de ganar al Espanyol no le sentó bien. Los rojiblancos se toparon con un muro en la segunda mitad y el sueño de luchar por el playoff se va a Málaga.

Pellicer, que dirigió a su equipo desde la grada por sanción, no apostó por salir con la defensa de tres centrales y sí con un 4-4-2, pero le costó arrancar. Es más, Mejías, una de las novedades visitantes, no tardó en darse cuenta de que no le esperaba un duelo sencillo porque, en el 2’, Sylla demostró ser más rápido y pillo que el central y lanzó un aviso. El problema, que la decisión final cuando estuvo dentro del área no fue la mejor y todo se quedó en casa. El susto sentó mejor al Málaga que al Girona y, a partir de entonces, los malaguistas se adueñaron de la posesión. A los gerundenses les costó encontrar entre líneas a Samu Saiz para tener mayor presencia en el área rival y, en defensa, no acabaron de cerrar bien a Cristian, Joaquín y Rahmani. Con el paso de los minutos, los visitantes olieron sangre y la recompensa al dominio llegó en el 33’. Fue a balón parado. Escassi ganó la posición a Bueno en un córner y, con un cabezazo cruzado, superó a Juan Carlos. El 0-1 fue un pullazo para el Girona y no quiso tardar en reaccionar. Es más, en el siguiente minuto pudo empatar, pero Dani Barrio emergió y desvió un buen tiro de Bárcenas.

En la primera mitad, el Girona no estuvo nada cómodo y le pasó factura no tener una circulación veloz y acertada del balón. Como sucedió en la jornada pasada ante el Espanyol, el conjunto gerundense lo fio todo a remontar. Pero esta vez salió cruz. Tuvo ocasiones para poder, como mínimo empatar, aunque faltó muchísimo acierto. Bárcenas y Monchu enviaron dos buenas ocasiones al limbo y al Málaga le bastó con sufrir y aguantar. Ni echó de menos que, en el 79’, Muñoz estrellara un balón en el larguero. El trabajo estaba hecho.

Saúl: «Pelearé para que vengan muchos más partidos que 300»

Saúl Ñíguez es todo un veterano en el Atlético de Madrid a pesar de tener solo 25 años. El centrocampista alcanzó en el último partido de Champions contra el Lokomotiv los 300 partidos como futbolista rojiblanco tras debutar en un encuentro de Europa League frente al Besiktas el 8 de marzo de 2012, todavía como jugador del filial.

En un vídeo del club, Saúl repasó sus momentos como rojiblanco, partiendo desde su llegada al Cadete B en el año 2008. «Fue una de las etapas más bonitas. Encontrar que este era el sitio adecuado para estar muchos años. Tuve compañeros para pasármelo muy bien y disfrutar del fútbol». El cuarto capitán de la plantilla colchonera se emocionó al recordar la influencia de sus hermanos, Aarón y Jony. «Fue duro no poder disfrutar de mis hermanos, que eran futbolistas y al final nos separamos cuando yo era muy pequeño. Mis hermanos siempre han sido mejores que yo y competir con ellos me han hecho mejorar». El propio Jony le enviaría un mensaje para felicitarle por la cifra alcanzada.

Saúl también recordó su debut con el primer equipo, con el ’48’ a la espalda y con una intrahistoria detrás. «El domingo anterior hice un gran partido en el Atleti B jugando de pivote con Simeone viéndolo y el jueves me puso. En el momento del debut no te das cuenta de lo que estás consiguiendo. Tengo que agradecerle al Cholo esa oportunidad». Después se asentaría en el equipo tras una cesión de un año en el Rayo, aunque Saúl confesó que la idea pasaba por jugar otro año fuera. «En la pretemporada 2014 estaba hablado irme decido otro año, pero con mi trabajo diario conseguí cambiar la opinión del míster, fui titular contra el Madrid en la Supercopa de España y me sentí partícipe».

Pero, además de los buenos momentos, Saúl recordó el peor recuerdo de su carrera, cuando en 2015 tuvo que ser ingresado en Leverkusen por un traumatismo renal tras un rodillazo de Papadopoulos en el riñón del que ya había sido operado. «Fue un momento muy duro, me estaba asentando en el equipo titular y me dieron un golpe en el riñón operado que me sufrió una hemorragia interna y externa. Lo mas duro no fue el golpe, fue ver a mi padre llorar en la ambulancia, le dije ‘papá, tranquilo, que soy un toro’ pero ver llorar a tu padre por tu salud…» Algo de lo que se desquitaría con un golazo en su vuelta. «Hasta ese momento tenía la cabeza en ese mal recuerdo, pero con el gol fui libre mentalmente».

Contra otro equipo alemán, el Bayern, llegó su gol más espectacular en las semifinales de la Champions de 2016. El gol al Bayern se da una vez en la vida, no me lo creía. Pensé ‘madre mía la que acabo de liar’, es un gol que me marcará toda mi vida». Tras indicar que «trabajaré para volver a la Selección» y recordar el título de la Europa League de 2018, donde «fue la celebración más especial, más que por el título por escuchar a toda la afición corear mi nombre», Saúl valoró la figura de Torres: «Fernando es mi ídolo y gracias a esa etapa de su vuelta puedo decir que mi amigo. Ha hecho que crezca muchísimo».

Por último, el canterano atlético habló del futuro: «Se echa mucho de menos a nuestra gente y espero que pronto este con nosotros. Los 300 partidos es una cifra más, me gustaría que vengan muchos más, pelearé para ello«. Saúl se perdió cinco partidos tras el anterior parón de selecciones después de sufrir unas molestias musculares mientras se entrenaba en Madrid, pero ya está plenamente recuperado y tras ser titular contra el Lokomotiv y el Cádiz ya tiene la mente puesta en el Barcelona.

El futuro Madrid que se perdió

La contundente derrota del Real Madrid en Valencia (4-1) ha hecho arreciar críticas sobre la dureza del proyecto blanco, sobre su resistencia para imponerse en España y, sobre todo, en Europa, donde el Madrid ha perdido mucho empuje en las dos últimas temporadas. Gran parte de esos comentarios giran en torno al envejecimiento del plantel, a cómo el paso del tiempo ha erosionado sus virtudes y agudizado sus defectos: superan la treintena tres pilares del Madrid como Ramos (34), Benzema (32) y Kroos (30), además de otras piezas importantes como Modric (35) o Marcelo (32).

De un teórico once titular ideal, sólo Asensio (24) y Valverde (22) están por debajo del cuarto de siglo. La plantilla cuenta con relevos como Odegaard (21), Militao (22), Vinicius (20), Rodrygo (19) o Jovic (22), pero da la sensación de que el Madrid dejó marchar, por iniciativa del propio club o de los jugadores, a ciertos nombres que hoy podrían vigorizar al grupo que dirige Zidane. Son los ocho nombres del futuro Madrid que se perdió.

Achraf (22 años)

Su cesión de dos temporadas en el Dortmund fue un exitazo: jugó casi 6.000 minutos, marcó 12 goles y dio 17 asistencias. Su valoración subió como la espuma y él siempre tuvo claro que, fuese donde fuese después, debía ser para jugar habitualmente. Con Carvajal en el Madrid, sus opciones se reducían y tampoco recibió mensajes por parte del club o de Zidane que le hiciesen entender lo contrario. Se marchó al Inter dejando 40 millones en la caja (el Madrid tiene opciones de tanteo para traerlo de vuelta en un futuro) y, pese a que ha recibido algunas críticas en Italia, es uno de los pilares del proyecto de Conte. Su ausencia es más notable a la vista de que Odriozola, ahora lesionado, no llena el ojo a Zidane; pero en descargo del club, la iniciativa de salir siempre fue del hispano-marroquí.

Reguilón (23)

Su caso es el más claro y, al mismo tiempo, el más sangrante. Zidane no le quería y así se lo hizo saber al club, no así al jugador. “Yo con el míster no hablé en ningún momento, lo hacía con el club y sabía lo que el club pensaba de mí. Tomé una decisión con esa base”, explicó el lateral del Tottenham en El Chiringuito. Tras su excelente temporada cedido en Sevilla (más de 3.000 minutos, tres goles, cinco asistencias y un título de Europa League), el defensor fue descartado por Zizou y traspasado por 30 millones, aunque el Madrid se ha guardado opciones de recompra para los próximos años. A las órdenes de Mourinho, ya vuela en la Premier: se ha hecho con la titularidad en el once de los Spurs y lleva repartidas, en 645 minutos, tres asistencias.

Theo (23)

El Madrid realizó una importante inversión por el lateral francés (30 millones, seis más de los 24 de su cláusula) para sacarlo del Atlético de Madrid, tras una temporada brillante en el Alavés. Pero no cuajó de blanco en la temporada 2017-18 y fue cedido a la Real Sociedad. En el verano de 2019, el club aprovechó que mantenía cartel internacional y lo traspasó al Milán por 20 millones. En Italia, jugando para un equipo adecuado a sus condiciones (defensa en bloque bajo y contraataque), ha recuperado su mejor tono: siete goles y cinco asistencias el curso pasado, un gol y dos asistencias en lo que va del presente.

Marcos Llorente (25)

El Real Madrid 2020-21, así como el 2019-20, tiene todas las posiciones dobladas salvo una: la del mediocentro defensivo. No hay relevo para Casemiro y en cuanto el brasileño tose, el Madrid se resfría (Valencia, la última muestra). Sin embargo, Zidane prefirió que Llorente saliese en el verano de 2019 por su falta de sintonía con él; ya les fue mal en la 2017-18, después del regreso del mediocentro tras su buena cesión en el Alavés, y el gran papel que firmó con el Madrid 2018-19 a las órdenes de Solari no convenció al marsellés. El Madrid acabó traspasándolo al Atlético por 30 millones y, con Simeone, ha descubierto un rol de segundo delantero que le va como anillo al dedo: cinco goles y cinco asistencias el curso pasado, cuatro goles y dos asistencias en lo que va del presente. Ha sido llamado por España en este parón.

Ceballos (24)

Su primera temporada de blanco no fue lo que él esperaba y, cuando Zidane se marchó, se quedó a gusto en ‘Radio Marca’: “Yo trabajaba, pero llega un momento en que ves que es imposible. Yo le preguntaba por qué no jugaba, él me decía que valorara los jugadores que tenía por delante. Pero hubo un momento, con Kroos y Modric lesionados, que cambió el sistema para poner a otros. Eso te quema y te duele”. Evidentemente, mientras Zidane sea el entrenador del Madrid, Ceballos lo tendrá muy difícil para contar con un papel protagonista, de ahí que el verano de 2019 saliese cedido al Arsenal y en el pasado repitiese operación. En Londres su primer curso fue de altibajos, pero acabó convenciendo a Arteta, que pidió su regreso; esta campaña se ha asentado en el once. Volverá al Madrid en julio, pero su porvenir depende de quién ocupe el banquillo blanco.

Ceballos, con el Arsenal.

Brahim (21)

Cuando Zidane se hizo con los mandos del Madrid en el tramo final del curso 2018-19, Brahim gozó de mucho protagonismo y pareció convencer al técnico. Sin embargo, el club y el propio Zizou le hicieron saber que tendría difícil jugar y que era preferible una cesión con la que seguir progresando. Brahim se negó y lo pagó: apenas 206 minutos en toda la 2019-20, marcando un gol y dando una asistencia. Con la lección aprendida, se marchó al Milan (cedido; el Madrid se negó a incluir opción de compra), donde está desplegando su juego y formando una sociedad estupenda con Ibrahimovic. Lleva tres goles y una asistencia y todavía no se ha instalado como titular absoluto, pero lleva buen camino.

Brahim, con el Milán.

Borja Mayoral (23)

Sus dos años de cesión en el Levante fueron irregulares, pero en el segundo emergió una buena versión del de Parla, con nueve goles en apenas 2.250 minutos. Arrancó la pretemporada con el Real Madrid y Zidane le hizo saber que le quería en la plantilla, como al propio jugador se le escaparía después: “Yo le decía que tenía que salir para tener más oportunidades, pero creo que el club escuchó a Zidane y por eso querían sacar a Jovic”. Trató de retractarse, pero la delación ya estaba cometida. El Madrid no encontró sitio para Jovic y Mayoral acabó cedido en el Roma, por dos años y con opción de compra para el equipo italiano. Le está costando entrar, pero la Europa League es su trampolín: le hizo un doblete al Cluj en el Olímpico.

De Tomás.

Ampliar

De Tomás. Getty Images

Raúl de Tomás (26)

Siempre agradó más a Zidane que Mariano, pero su actitud es radicalmente opuesta a la del hispano-dominicano; RDT tuvo claro que quería jugar por encima de todo y por eso salió en el verano de 2019, rumbo al Benfica, a cambio de 20 millones. No le fue bien y en enero viajó a Barcelona, al Espanyol, donde su arranque fue espectacular: cuatro goles en los primeros cuatro partidos de Liga con los pericos. Como no pudo reflotar el barco espanyolista, rumbo a Segunda, se quedó en la categoría de plata para devolverlo a su sitio: lleva seis goles y una asistencia este curso, liderando al Espanyol, sólido líder de 2ª.

Dos partidos a Unai Mendia por protestas al árbitro

Unai Mendia, segundo entrenador del Rayo Vallecano, ha sido suspendido con dos partidos por protestas al árbitro, mientras que cinco jugadores lo han sido con uno, por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en relación a la décima jornada de LaLiga Smartbank.

Doble amonestación en mismo partido; Arturo Molina Tornero (Castellón).

Expulsión directa: Jonas Ramalho Chimeno (Girona), Ander Gorostigi Garcia (Alcorcón), Sebastián Cristoforo (Girona), Ramón Rodríguez Jiménez (Girona).

Narváez le salva la cabeza a Baraja

Dos goles del colombiano Juanjo Narváez en el descuento le dieron al Real Zaragoza un empate milagroso que salva momentáneamente la cabeza de Rubén Baraja. Durante casi todo el partido, el equipo aragonés estuvo a merced de un Girona que vino a La Romareda agotado y en cuadro, pero en el fútbol todo es posible en unos segundos y del 0-2 se pasó al 2-2 final que aplaza un partido más la toma de decisiones en el club aragonés, de por sí muy falto de resolución. Aunque con tres puntos de los últimos 18 no se puede seguir mirando a otro lado…

Baraja refrescó su once con James y Zanimmachia, en detrimento de Javi Ros y de Toro Fernández, y ordenó a su equipo en 4-4-1-1, con Bermejo de media punta por detrás de Narváez, mientras Francisco se presentó en La Romareda con ocho bajas, algunas tan relevantes como las de Samu Sáiz y Stuani, y apenas quince futbolistas de la primera plantilla, e hizo debutar con 20 años a Ramón Terrats, medio centro del filial.

El Zaragoza salió como un tiro y a los 45 segundos Bernardo tuvo que salvar bajo palos un remate de Zanimacchia, a centro de Chavarría, pero como a perro flaco todo son pulgas tres minutos después se lesionó Atienza, con un pinchazo en el muslo que le tendrá varias semanas de baja, y Baraja tuvo que echar mano del juvenil Francés, el único defensa que le quedaba en la convocatoria por las ausencias de Vigaray y Jair. Y mientras se volvía a ajustar la zaga estuvo a punto de sacar partido el Girona, en una acción que cocinó Sylla, muy activo, y no acertó a culminar Aday con todo su favor.

El partido fue adquiriendo un ritmo vertiginoso, de constante ida y vuelta, y Bermejo, el principal agitador del Zaragoza junto a Chavarría, dejó su sello con un impresionante zurdazo que se estrelló en el palo derecho de Juan Carlos. Corría el minuto 19 y el equipo aragonés disfrutaba de su segunda ocasión clara. Y ya se sabe que el que perdona en el fútbol lo suele pagar caro. Así que antes de la media hora, el Girona hizo diana en un centro desde la izquierda de Aday y un cabezazo de Sylla anticipándose a Guitián, despistadísimo en la marca. Cuarto gol del delantero senegalés, que está supliendo de forma excelente la lesión del artillero uruguayo Cristhian Stuani.

El 0-1 noqueó al Zaragoza y el Girona, sólido y combativo, ganó el descanso con una insultante comodidad.

La segunda parte ya fue coser y cantar para el equipo de Francisco, que pareció sentenciar enseguida el partido con otra brillantísima acción de Sylla, que desbordó como quiso a Guitián y le sirvió el 0-2 en el área chica a Valery, relevo de Aday tras el intermedio. Un gol que retrató la enorme debilidad defensiva del Zaragoza, pese a las frases vacías de Baraja sobre el orden y la seguridad de su equipo.

A la desesperada el todavía entrenador del Zaragoza dio entrada a Javi Ros y a Toro Fernández, que en su primera intervención peinó una falta a la cabeza del poste. La suerte le dio una vez más la espalda al Zaragoza, pero al final le alcanzó de lleno y de forma inesperada con dos goles de cabeza de Narváez en el descuento que aplazan una decisión drástica sobre Baraja.

LaLiga pide la suspensión del Sabadell-Alcorcón

Nueva madrugada de comunicados de prensa en relación con la AD Alcorcón. El Sabadell-Alcorcón pende de un hilo ante los nuevos positivos por COVID-19 que se han producido en el conjunto alfarero. Lo primero la salud, todas las personas que han dado positivo en algún test desde el domingo se encuentran bien y realizando el consiguiente aislamiento como corresponde.

El pasado domingo se aplazó el Alcorcón-Ponferradina por cuatro positivos en el Alcorcón. Tres de ellos eran de jugadores y otro más de un miembro del staff. Durante tanto el mismo domingo como los días posteriores se hicieron pruebas de antígenos y PCR a toda la plantilla y, según el Club, a un importante número de empleados. Los resultados de estas pruebas ha sido un aumento del número de positivos.

En concreto, durante estos días, un total de cinco jugadores han dado positivo según la información facilitada por el Club y otros 15 han dado negativo en las pruebas realizadas entre el día 16 y el día 20 de octubre

En concreto las pruebas realizadas desde el domingo han detectado nueve positivos más a los ya detectados el pasado domingo. Dos de ellos jugadores. El resto de positivos serían miembros del staff o empleados Esta situación ha llevado a LaLiga a pedir la suspensión del encuentro que debía disputar el Sabadell y el Alcorcón en la noche de este miércoles. La decisión corresponde al Comité de Competición.

Desde el Alcorcón se ha manifestado esta madrugada que desde el primer positivo del día 16 hay una instrucción de teletrabajo generalizado entre los empleados del Club y la presencia de personal no deportivo en el estadio es mínima desde el día 16 de octubre.

El Alcorcón mantiene sus ‘dos balas’

Es el segundo aplazamiento al que se enfrenta la AD Alcorcón. El pasado domingo ya explicábamos en el Diario As que los equipos de Segunda División podían solicitar dos aplazamientos hasta la jornada 34 a causa del coronavirus si no contaban con, al menos, 13 jugadores para disputar el partido. Este periódico puede confirmar que el conjunto alfarero no ha gastado ninguna de sus balas en lo que a este respecto se refiere. En ambos casos, tanto Ponferradina como Sabadell, el solicitante del aplazamiento es la propia Liga y no el Alcorcón.

Además, en ambos casos el Alcorcón contaba con, al menos, 13 futbolistas habilitados entre los jugadores de la primera plantilla y el filial. Asimismo, el club tiene fechas suficientes para poder jugar los partidos en cuestión, no poniendo en riesgo el correcto desarrollo del campeonato. De esta manera y en resumen, el cuadro madrileño puede estar tranquilo, ya que LaLiga ha sido la demandante de la suspensión, en ningún caso baja del número mínimo de profesionales que marca el protocolo y sigue habiendo huecos en el calendario para acomodar los partidos en cuestión.

Courtois: «Hazard explotará»

Reguilón siempre me llamaba jirafa en los entrenamientos y se ha quedado ahí. El primer día en el juego quise ponerme un nombre gracioso y ahí se ha quedado.

Mide casi dos metros, ¿cuánto exactamente?

Cuando llegué al Madrid me midieron en el reconocimiento médico y ya eran dos metros.

Tuvo que abandonar la concentración de Bélgica. ¿Cómo está? ¿Llegará contra el Cádiz?

Estoy bien. Después del partido contra el Levante sentí algo en el psoas. Lo miramos y era algo pequeñito. Si hubiera sido un partido superimportante de la selección podría haber jugado, pero era mejor descansar, porque se viene una temporada muy larga y semanas con muchos partidos. A veces viene bien pensar en el cuerpo. Hoy ya volví a entrenarme con el equipo.

¿Estará entonces contra el Cádiz?

Eso depende siempre del míster, si me pone o no, pero estoy bien.

Que termine un partido y digamos que el mejor ha sido Courtois es bueno para usted, ¿pero es bueno para el equipo?

Las paradas que he tenido que hacer siempre eran en momentos clave. Quizás por eso llame más la atención. Contra el Levante, por ejemplo, no tuve que intervenir en la primera parte. Tuvimos ocasiones en la segunda; igual si metemos el 0-2 o el 0-3 no se hubiera hablado de mí. Yo trato de hacer mi trabajo y al final lo más importante son los tres puntos con el equipo.

¿A usted le gusta más que se diga que Courtois fue el mejor o que no existió bajo palos porque no tuvo trabajo?

Eso al final es lo mejor. Yo pienso en el equipo, no personalmente. Quiero hacer bien mi trabajo y si toca sólo cortar alguna contra o ir por arriba y no tengo que hacer paradas porque el equipo está haciendo un buen trabajo y ganamos 3-0, pues yo encantado. Lo importante para mí es estar en esos momentos en los que te tiran una o dos veces. Prefiero eso antes que tener que hacer siete paradas, obviamente.

Hubo quien dijo que Courtois no paraba ni taxis. ¿Les quiere decir algo a esa gente?

No me hace falta contestar a eso. Yo siempre he sabido lo que tengo dentro, lo que puedo hacer. Esa crítica destructiva es muy fácil para generar debate. Yo siempre he trabajado duro y no he cambiado. Estoy siempre con la crítica constructiva de la gente cercana. Sé cuándo he hecho un buen partido y cuándo puedo hacerlo mejor. Desde mi primer partido como profesional, incluso en juveniles, he sido así.

Da la sensación de que no le afectan las críticas.

Te puede afectar un pelín. Somos humanos y también tengo sangre y emociones. Hay que saber de dónde vienen las críticas, quién las dice y apoyarte en lo que te dice el míster, el entrenador de porteros, tu familia, tus amigos… Yo soy el primero que sé cuándo he podido parar una pelota en un gol o no. Entiendo que no estábamos en un buen momento ni haciendo paradones para ganar partidos. Desde fuera siempre es muy fácil opinar. Yo creo que con consistencia se puede sacar adelante y en ningún momento he cambado mi trabajo para estar donde estoy ahora.

Por ejemplo, para usted, ¿el martes falló De Gea?

Un portero no es una posición fácil. En el gol, para David también quieren que vayas a cortar la pelota fuera del área. El balón iba muy fuerte, supongo que él justo se anticipaba a eso y le pillaron un poco descolocado. Para mí no es un fallo muy grande, porque si la pelota pasa y corta el balón lo habrá hecho muy bien y ahí está el límite en los porteros. Son decisiones de medio segundo, muchas veces te salen bien y otras no.

Usted es muy exigente consigo mismo. ¿En que aspectos cree que puede mejorar aún?

Mi mayor debilidad antes era el juego con los pies, pero lo he mejorado. Lo he entrenado mucho. Este año estamos jugando desde atrás, tomando más riesgos, pero nos ayuda en la salida de balón. Es una constante mejoría. Siempre se puede buscar saltar más lejos, ser más fuerte, más rápido… Aparte de los entrenamientos con el Madrid, algunas tardes trabajo con el entrenador personal para buscar esa velocidad aún más en los músculos. Desde hace un año tengo un cocinero para optimizar la comida y más energía. Son detalles. Cuando tienes 20-22 años no lo piensas tanto, pero cuando maduras sabes las cosas importantes y si quieres tener una carrera larga te tienes que cuidar.

Me dicen que últimamente está obsesionado con evitar las segundas jugadas…

Es algo muy importante. Muchas veces no hay opción, pero en los entrenamientos es una constante que hacemos: blocar o despejar con fuerza, para que el balón no se quede a cinco metros de tu portería, sino que se vaya a la banda o al córner. En muchas ocasiones llegan goles de la segunda jugada. No es fácil orientar la pelota, pero hay que buscar la mejoría.

¿Qué le ha dado Zidane como entrenador?

Me ha dado mucha confianza. Siempre he sentido que él contaba conmigo y es importante. Si en los momentos difíciles de septiembre y octubre del año pasado no notas que tu míster está contigo, es difícil. El fútbol muchas veces se juega mentalmente. Si no puedes soportar esa crítica o no notas que el equipo y el míster tienen confianza en ti, es difícil. El futbolista necesita estar bien mentalmente. Además es una gran figura, es un buen entrenador y se nota con los resultados.

¿De quién ha aprendido más, de Zidane o de Simeone?

Son dos entrenadores diferentes. Con el Cholo era más dejar la pelota al otro equipo, defender juntos, presionar en el centro del campo, dejar la portería a cero (aunque esto lo estoy haciendo ahora muy bien también), correr menos riesgos atrás… El año que ganamos la Liga yo muchas veces buscaba a Raúl García con la cabeza. Con Zidane es otro fútbol. La posesión es importante, salir desde atrás… Como portero, creces mucho, porque he tenido todos los estilos, también a Conte, Mourinho… Si algún día soy entrenador puedo coger lo bueno de cada uno.

¿Algún día le gustaría ser entrenador?

No lo sé todavía. Me queda mucho para saber qué me va a gustar. Igual me gusta más estar con los jóvenes, con los niños, ser entrenador de niños de 12-13 años.

¿Le llegó a afectar, le duele que los aficionados del Atlético pisoteen su placa en el Wanda, se calienten con usted?

No me duele. Es la rivalidad entre los equipos y sé lo que significa. Dentro de mí sé lo que he dado al Atlético, el 200% para ganar esos títulos. En la calle me cruzo con aficionados del Atleti y me desean suerte. Luego llegan los derbis y eso es lo bonito. Me motivan más cuando hay ese ambiente. Es lo que ahora echo de menos, que no hay afición en las gradas, que el fútbol se vive de otra manera. Si eso se queda en los estadios y no hay problemas en la calle o hacia mi familia, yo no tengo problemas, porque eso es la emoción y así se vive el fútbol.

¿Cuál es el mejor delantero que ha tenido enfrente?

Me he enfrentado a Messi, Cristiano, Ibrahimovic, Mbappé… Todos son grandes jugadores y quieres pararles los balones.

¿Para usted Messi es mejor que Cristiano?

No les puedes comparar. Son de otro mundo. Cristiano es más atlético, con su fuerza, su velocidad, ese don de gol que tiene. Messi es más el talento, los regates que no te esperas, superar a cuatro jugadores en dos metros… Pero no les puedes comparar. Hay que disfrutar de los dos y estoy orgulloso de haber jugado contra ellos y ganarles partidos y pararles. Vendrán más cracks y lo bonito es seguir parando.

¿No le hubiera gustado que Messi se fuera del Barça?

Son cosas suyas, pero para mí LaLiga es la mejor del mundo y quieres que los mejores estén aquí.

¿Un Clásico en el Camp Nou y sin público es una ventaja para quienes visitan al Barça?

Sí, en general en todos los estadios. Jugamos en Bilbao o San Sebastián, sitios donde es complicado jugar por el público. Esa falta de afición la echan de menos, porque es una ola de presión doble para el rival. El partido se juega en el césped, no en la grada, pero se echa de menos la afición.

¿Echan de menos el Bernabéu, aunque sea sin público?

Jugar en el Bernabéu es un lujo y ahora va a ser el mejor estadio del mundo. Cuando veo vídeos de partidos del año pasado se echa de menos. Pero ahora nos toca jugar en el Di Stéfano y lo estamos haciendo muy bien. Hemos encontrado nuestro hogar y es importante seguir ganando partidos, porque no es fácil cambiar de un sitio a otro.

¿Se quiere retirar en el Madrid?

Sería bonito poder jugar aquí lo que me queda de carrera. Pero primero es el día a día, jugar bien y seguir ganando. Luego ya se verá, pero claro que a mí me gustaría quedarme aquí muchos años más.

Se ha adaptado bien a Madrid, ¿no? Le gusta vivir en Madrid.

Sí, desde que estaba en el Atleti. Madrid para mí es una ciudad fantástica. Me encanta vivir aquí. En Londres lo echaba de menos. Al 90% estaré aquí toda mi vida.

¿Quién es para usted el mejor portero actual?

No me voy a mojar. Hay una selección de grandes porteros que están en los equipos más grandes. A veces uno está en mejor momento que otro, pero la calidad está siempre ahí.

¿Cree que hay un portero para cada estilo? Por ejemplo, Ter Stegen para el Barça, Oblak para el Atleti…

El Barça es un equipo que juega desde atrás, donde el portero es muy importante. No sé si hay un portero mejor que Ter Stegen con los pies, pero encaja muy bien ahí. Luego lo más importante es para y también lo hace muy bien. También Oblak, y ahora no se le exige jugar mucho desde atrás, pero si mañana se lo pides, estoy seguro de que lo hará bien. Hoy los porteros tienen que ser muy completos: jugar con los pies, ir bien por alto, salir a cortar fuera del área y parar.

¿Cree que por el modelo de juego es más arriesgado ser portero del Real Madrid?

También en Bélgica jugamos bastante ofensivo y con mucho espacio a la espalda de la defensa. Y eso para un portero es difícil, porque tienes que medir bien cuándo salir y siempre hay ese peligro de que en un contraataque te generen más peligro que en una jugada en el área. Ser portero del Real Madrid conlleva una responsabilidad por el equipo que es, los porteros que han estado antes y la presión que hay. Si sabes eso, sólo depende de ti jugar bien.

¿Necesita un ejercicio de concentración extra si el equipo domina y está mucho tiempo sin intervenir?

No. Siempre ha sido una cualidad mía mantener la concentración. La encuentras quedándote en el partido y hablando activamente con los compañeros. El problema es que si te apagas y no hablas ahí te puedes ir del partido.

¿Qué le transmite tener a Ramos por delante? ¿Espera que renueve?

Sergio es muy importante para nosotros. Lo demuestra con sus goles y en defensa. Lo otro es una cosa suya con el club, pero todos los madridistas queremos que siga. He admirado mucho a Sergio, menos una vez en Lisboa. Tengo mucho respeto por Sergio. Para mí es un honor jugar con él, también con Varane, Casemiro, los otros defensas…

¿Cuáles son las mayores virtudes del Madrid y qué tiene por mejorar?

Lo de mejorar lo dejamos dentro del equipo para no decírselo a los rivales. Este año estamos haciendo muy bien que cuando defendemos no nos generan muchas ocasiones. Desde el confinamiento estamos manteniendo mucho la portería a cero y eso es una cosa muy importante en el fútbol. Movemos bien la pelota en posesión de un lado a otro. Y creo que generamos ocasiones. Luego hay días que marcamos más o menos goles, pero es importante que lleguemos y generemos muchas ocasiones.

¿Cree que le falta gol al Madrid en algunos partidos?

En mi opinión no. Karim marca goles, también Asensio, Vini… Es cuestión de creer en nosotros. Al Betis le metimos tres goles, al Levante dos… Estoy seguro de que eso sale eso. Lo que a mí me preocuparía es si no las creáramos, pero con eso no hay ningún problema y luego en los entrenamientos yo veo cómo me las enchufan. Así que ahí no creo que haya problemas.

¿Cree que ha conseguido que nadie se acuerde de Keylor Navas?

Eso es una pregunta para los aficionados y la gente que le gusta opinar. Yo intento hacer mi trabajo, ayudar al equipo a ganar aportando mi parte y conseguir títulos. Keylor ha ganado mucho en el Madrid, es un gran portero, lo sigue demostrando en París y yo intento ganar lo máximo en el Madrid ayudando al equipo. No creo que se pueda comparar. No tengo que pensar en quién ha estado antes en la portería.

A los madridistas les preocupa Hazard. ¿Vamos a ver al mejor Hazard en el Real Madrid?

Sí, no tengo ninguna duda. Eden es el primero que quiere demostrarlo. Yo le veo muy bien y ojalá pronto lo pueda demostrar. Antes de su lesión en noviembre del año pasado llevaba dos o tres partidos muy bien y tuvo mala suerte. Salir de eso no fue fácil, pero le veo entrenar muy bien y seguro que dentro de nada va a explotar y nos da muchas alegrías al equipo.

¿Cree que lo mejor para Bale es que buscara minutos en otro equipo? ¿Cree que ha hecho bien?

Lo que uno habla con el míster es personal. No sé lo que él pensó, pero luego son decisiones que cada uno toma. Con Gareth he tenido buena relación y le deseo mucha suerte este año, aunque no esté jugando en el buen equipo de Londres [bromea]. Es un gran jugador.

Oficial: el Leganés firma a Rubén Pardo con opción de compra

Rubén Pardo ya es nuevo futbolista del Leganés. El medio centro riojano del Girondins de Burdeos (27 años) ha sido anunciado oficialmente como fichaje tras haber pasado hoy reconocimiento médico y visitado el que será su nuevo estadio, el Municipal de Butarque, donde a última hora de la tarde ha firmado su nuevo contratoPardo aterrizó a última hora de la noche del domingo en Madrid para convertirse en el decimotercer refuerzo pepinero de la temporada. Su fichaje es una cesión con opción de compra obligatoria en caso de ascenso.

Las cantidades de esta opción de compra no han trascendido, pero fuentes consultadas por AS lo sitúan cerca de los tres millones de euros. En Francia amplían la cuantía hasta una opción de cuatro millones. Sea como fuere, el Leganés se garantiza con su incorporación la llegada de un futbolista al que viene persiguiendo desde hace tiempo.

Ya en la ventana invernal de 2017 estuvo cerca de reforzar la medular pepinera, pero acabó en el Betis. Ahora Txema Indias, principal impulsor de este fichaje, ha conseguido tenerlo en las filas del Leganés y complacer la petición de José Luis Martí, que había reclamado la presencia de un medio creativo para apuntalar más si cabe una medular ya de por sí competente, con hombres como Rubén Pérez, Perea, Gaku o Eraso.

Pardo abandonó en enero de 2020 la Real Sociedad para, con la carta de libertad, firmar por el Girondins. El español Eduardo Macía, entonces director deportivo del Girondins, y el técnico portugués Paulo Sousa fueron los valedores de su fichaje. En el inicio de temporada Pardo gozó de continuidad, pero la pandemia y cancelación de la temporada en Francia lo frenaron en seco.

Después llegó el cese de Sousa y la salida de Maciá. Con Jean-Louis Gasset en el banquillo sus opciones de jugar se redujeron, lo que motivó que Pardo buscara una salida de vuelta a España. Su intención era enrolarse en las filas de algún Primera, pero la insistencia del Leganés y el potente proyecto blanquiazul en Segunda han terminado por convencerle.

Precisamente el fichaje de Rubén Pardo podría dinamizar movimientos en la franja ancha del Leganés. Los jóvenes Facu García y Aymane Mourid son candidatos a verse afectados. El primero, con una potencial salida en forma de cesión. El segundo, con otra salida o una posible presencia en el filial para, si Martí lo cree necesario, subirlo al primer equipo durante la temporada en momentos puntuales.