El City gastó más de 700 millones en fichajes entre 2012 y 2016

El Manchester City fue sancionado con dos años fuera de competiciones europeas y una multa de 30 millones de euros por incumplir el Fair Play Financiero entre 2012 y 2016, informó la UEFA este viernes.

En este período, el club gastó más de 700 millones de euros en fichajes de nuevos jugadores, un valor casi cuatro veces más alto que lo que sacó con la venta de futbolistas en este mismo período.

Lo que se puede observar durante los años investigados por la UEFA es que la inversión en fichajes se fue inflando progresivamente hasta que se superara los 200 millones de euros en gastos en 2015 y 2016.

2012: año discreto
En 2012 lo que se veía era todavía movimientos modestos de un club que, cuatro años antes, había sido comprado por el jefe emiratí Mansour bin Zayed Al Nahyan y que pasó por un período de modernización y reestructuración deportiva, como la construcción de la nueva ciudad deportiva. Para la temporada 2012-13 el City gastó tan sólo 61,95 millones de euros en cinco jugadores, siendo Javi García el fichaje más caro, 20,20 millones, procedente del Benfica. Las ventas de futbolistas en 2012 representaron un valor similar, 44,3 millones, con la salida de Balotelli al Milán por 20 millones como el traspaso más destacado.

2013: llegan Negredo y Navas
En 2013 el club fichó también a sólo cinco jugadores, pero el valor gastado fue casi el doble: 116 millones de euros. Fue el año en que llegaron Negredo y Jesús Navas, ambos del Sevilla, por 25 y 20 millones de euros, respectivamente. Fernandinho, del Shakhtar, fue el fichaje más caro: 40 millones de euros. Donde se comienza a notar la diferencia en 2013 es en relación a las ventas. Aquél año, el City sólo ingresó 11,3 millones por los traspasos de Tévez y Sinclair.

2014: más de 100 millones por primera vez
En 2014 los números fueron parecidos: 102,8M€ en ventas, con el fichaje de Mangala al Oporto por 45M€ como el más destacado. En traspasos, el club ingresó 30,53M€ gracias a las ventas de tres jugadores.

2015: se gastan 208 millones y llegan De Bruyne y Sterling
El año en el que el Manchester City empieza a hacer ruido en el mercado es 2015, cuando se gasta 208,2M€ para llevarse a nueve jugadores como Kevin De Bruyne (76M€), Raheem Sterling (63,7M€) o Otamendi (44,5M€). Mismo año en el que ingresó 67,44M€ en la venta de diez jugadores.

2016: récord de gastos en fichajes
Pero cuando se vio verdaderamente la disparidad entre gastos e ingresos de fichajes fue en la primera temporada de Pep Guardiola, 2016-17, último de los años citados en la investigación de la UEFA. Aquel año, el City se gastó 213,6M€ en los fichajes de John Stones (55,6M€), Leroy Sané (50,5M€), Gabriel Jesus (32M€), Gündogan (27M€) y otros seis jugadores. Un año en el que ingresó tan sólo 35,35M€ en la venta de cinco jugadores.

El año siguiente, 2017, que no es parte de la investigación de la UEFA, fue cuando el club se gastó el valor récord de su historia en fichajes: 317,5M€. Llegaron Laporte (65M€), Mendy (57,5M€), Kyle Walker (52,7M€), Bernardo Silva (50M€) y Ederson (40M€), entre otros.