El cambio de Sterling a Adidas le acerca al Real Madrid

¿Y si una marca de ropa hiciese a Sterling fichar por el Madrid? Se llama Adidas y según The Times tiene entre ceja y ceja que el inglés vista la próxima temporada de blanco. Y puede conseguirlo. El medio asegura que Sterling firmará un contrato millonario con Adidas en los próximos días (acaba con Nike el 31 de julio y percibirá hasta 10 millones de dólares por temporada, si cumple objetivos). Una vez se rubrique la firma, el gigante deportivo mediará entre clubes para llegar a un acuerdo.

De lograrlo sería un bombazo a nivel futbolístico y comercial. Para Adidas supondría aquello que hoy en día se denomina un win-winincorporaría a su familia a una estrella del fútbol mundial y, a la vez, lo vestiría de un equipo al que también patrocinan. Y no cualquiera, el Real Madrid.

El principal inconveniente, según The Times, es la mentalidad de la directiva madridista, que se mantiene muy reacia a fichar en este momento. La situación económica es delicada. Sterling tiene contrato con el City hasta 2023 y su valor de mercado, según Transfermarkt, es de 128 millones de euros. Adidas deberá luchar mucho para reducir esa cuantía económica si quiere convencer al Madrid.

Pocos discuten que sería un fichajazo. El extremo inglés atraviesa uno de los mejores momentos de toda su carrera. Este año ha marcado 27 goles entre todas las competiciones (17 en Premier, siete en Champions, cinco en EFL Cup, cuatro en FA Cup y uno en Community Shield). Para Guardiola es indiscutible, habiendo participado en todos los partidos poscuarentena salvo uno (ante el Burnley, jornada 30). Y en Champions es el máximo goleador de su equipo, empatado con Gabriel Jesús y con mejores cifras que figuras como Benzema (4), Salah (4) o Neymar (3).

Dejar salir antes de entrar

Otro problema para el Madrid es que tendría que hacer hueco en la plantilla para el bueno de Raheem. Zidane tiene actualmente seis futbolistas de banda: Bale, Rodrygo, Vinicius Jr, Lucas Vázquez, Brahim y Asensio. Eso, sin contar a James Rodríguez, que también podría actuar en esa posición.

Para que llegue Sterling primero habría que descongestionar esa zona, o bien con ventas (que a su vez aportarían músculo económico), o bien con cesiones. El Real Madrid sigue recelando del mercado, confía en su plantilla, esa que le ha hecho ganar la 34ª Liga. Pero Adidas tiene otros planes y el verano es muy largo.

Giménez es objetivo prioritario para Guardiola

Pep Guardiola ha identificado la defensa como el punto más débil de su maquinaria citizen y ya se ha marcado un objetivo prioritario que no es otro que José María Giménez, defensa del Atlético de Madrid que, según The Sunday Times, no abandonaría el Wanda Metropolitano por menos de 120 millones de euros. Arrollado en Premier por el casi invencible Liverpool y eliminado de la FA Cup por el Arsenal, al Manchester City, que se medirá al Real Madrid en octavos de la Champions en apenas dos semanas, debe analizar cuidadosamente su temporada y aprovechar que el TAS le haya levantado una sanción que podría haber tirado por la borda el proyecto del jeque de Abu Dabi.

Sobre el papel, los citizens han encajado 12 goles más en Premier que en la temporada anterior, la misma en la que estuvieron mucho más cerca del objetivo en Europa y levantaron las copas nacionales. El agujero en la defensa, sin embargo, va mucho más allá, y es que la marcha de Kompany no se ha suplido con un defensa de garantías. Ni Fernandinho, más parche que defensa real, ni tampoco Otamendi ni Stones, que ha decepcionado mucho con su rendimiento, parecen convencer a Pep de cara al futuro.

Es por eso que el catalán se habría fijado en Giménez, que a sus 25 años parece una apuesta perfecta, aunque su precio, si son reales esos 120 millones de euros, pueda ser desorbitado teniendo en cuenta la situación económica actual del fútbol. La otra opción galáctica sería la de Koulibaly, pero, a sus 29 años y tras una temporada decepcionante, parece difícil que el Nápoles saque los más de 100 millones que pedía el verano pasado por él. Además, Diego Carlos, del Sevilla, Nathan Ake, del Bournemouth, y Ruben Dias, capitán del Benfica, también podrían entrar en la terna de posibles.

El City gastó más de 700 millones en fichajes entre 2012 y 2016

El Manchester City fue sancionado con dos años fuera de competiciones europeas y una multa de 30 millones de euros por incumplir el Fair Play Financiero entre 2012 y 2016, informó la UEFA este viernes.

En este período, el club gastó más de 700 millones de euros en fichajes de nuevos jugadores, un valor casi cuatro veces más alto que lo que sacó con la venta de futbolistas en este mismo período.

Lo que se puede observar durante los años investigados por la UEFA es que la inversión en fichajes se fue inflando progresivamente hasta que se superara los 200 millones de euros en gastos en 2015 y 2016.

2012: año discreto
En 2012 lo que se veía era todavía movimientos modestos de un club que, cuatro años antes, había sido comprado por el jefe emiratí Mansour bin Zayed Al Nahyan y que pasó por un período de modernización y reestructuración deportiva, como la construcción de la nueva ciudad deportiva. Para la temporada 2012-13 el City gastó tan sólo 61,95 millones de euros en cinco jugadores, siendo Javi García el fichaje más caro, 20,20 millones, procedente del Benfica. Las ventas de futbolistas en 2012 representaron un valor similar, 44,3 millones, con la salida de Balotelli al Milán por 20 millones como el traspaso más destacado.

2013: llegan Negredo y Navas
En 2013 el club fichó también a sólo cinco jugadores, pero el valor gastado fue casi el doble: 116 millones de euros. Fue el año en que llegaron Negredo y Jesús Navas, ambos del Sevilla, por 25 y 20 millones de euros, respectivamente. Fernandinho, del Shakhtar, fue el fichaje más caro: 40 millones de euros. Donde se comienza a notar la diferencia en 2013 es en relación a las ventas. Aquél año, el City sólo ingresó 11,3 millones por los traspasos de Tévez y Sinclair.

2014: más de 100 millones por primera vez
En 2014 los números fueron parecidos: 102,8M€ en ventas, con el fichaje de Mangala al Oporto por 45M€ como el más destacado. En traspasos, el club ingresó 30,53M€ gracias a las ventas de tres jugadores.

2015: se gastan 208 millones y llegan De Bruyne y Sterling
El año en el que el Manchester City empieza a hacer ruido en el mercado es 2015, cuando se gasta 208,2M€ para llevarse a nueve jugadores como Kevin De Bruyne (76M€), Raheem Sterling (63,7M€) o Otamendi (44,5M€). Mismo año en el que ingresó 67,44M€ en la venta de diez jugadores.

2016: récord de gastos en fichajes
Pero cuando se vio verdaderamente la disparidad entre gastos e ingresos de fichajes fue en la primera temporada de Pep Guardiola, 2016-17, último de los años citados en la investigación de la UEFA. Aquel año, el City se gastó 213,6M€ en los fichajes de John Stones (55,6M€), Leroy Sané (50,5M€), Gabriel Jesus (32M€), Gündogan (27M€) y otros seis jugadores. Un año en el que ingresó tan sólo 35,35M€ en la venta de cinco jugadores.

El año siguiente, 2017, que no es parte de la investigación de la UEFA, fue cuando el club se gastó el valor récord de su historia en fichajes: 317,5M€. Llegaron Laporte (65M€), Mendy (57,5M€), Kyle Walker (52,7M€), Bernardo Silva (50M€) y Ederson (40M€), entre otros.