Dardo de Griezmann a Koeman: «Deschamps sabe dónde ponerme»

Antoine Griezmann fue una de las figuras destacadas de la victoria de la selección francesa en Croacia. El delantero del Barcelona adelantó a los de Deschamps con un gran gol en el minuto 8 y superó a Zidane en la clasificación histórica de goleadores de Les Bleus, destacando en zona mixta que Deschamps sabe dónde colocarle en el campo.

“Fue un partido complicado, no muy complicado de jugar, tampoco muy bueno para desarrollar nuestro juego. El terreno de juego estaba lento, difícil, contra un adversario que tenía muchas ganas de ganarnos. Hemos sabido sufrir y lo más importante fue la victoria”, destacó el jugador del Barcelona.

Sobre su golazo y su posición con Deschamps en la selección, Griezmann añadió: “Creo que fue un gol muy bonito. La pelota me vino e intenté pegarle bien y marqué. Me siento bien con el gol. El entrenador sabe dónde ponerme así que aproveché esta situación de ventaja y la confianza del entrenador y de mis compañeros”.

Los tres objetivos de Koeman

Ronald Koeman ha empezado a trabajar en el Barcelona y de momento, la parte más llamativa de su trabajo a tenor de las preguntas de los periodistas en su primera rueda de prensa es la de aligerar la plantilla de jugadores ya consagrados. Pero más allá de las salidas, el técnico no renuncia a las entradas. Koeman sabe que, como en el metro, antes de entrar hay que dejar salir, pero el holandés quiere refuerzos dentro de lo posible. Al menos, uno por línea si se concretan todas las salidas previstas. Los objetivos fijados son: Eric García en la defensa, Van de Beek en la media y Lautaro en la delantera.

Una carta a los reyes magos que como el propio Koeman reconoció después de la presentación a la televisión holandesa Zigoo TV en una breve entrevista es ambiciosa.

“Los grandes clubes están sufriendo pérdidas increíbles, por lo que no será muy fácil conseguir cinco, seis nuevos jugadores de inmediato”, pero también incluiremos a los jóvenes”, dijo.

Ya antes de la llegada de Ronald Koeman el Barcelona había puesto su mirada en recuperar a Eric García (9 de enero del 2001) central catalán formado en la cantera blaugrana que actualmente juega en el Manchester City. Le queda un año de contrato pero pese al interés del club inglés por renovarle el contrato, Eric se ha negado a alargar su compromiso con el equipo de Guardiola, que sin tapujos reconoció la situación hace dos semanas: “Eric nos ha dicho que no quiere renovar”.

La cuestión es si se marcha ahora con el Barcelona pagando un traspaso en el que podría entrar algún jugador barcelonista como intercambio, o bien ambas partes se esperan un año a que llegue con la carta de libertad.

En el centro del campo, medios franceses informaban del interés del nuevo técnico blaugrana por Donny van de Beek (18 de abril de 1997), centrocampista del Ajax por el que le preguntaron a Koeman en su presentación, pero el nuevo entrenador barcelonista se negó a “hablar de nombres de jugadores que no están aquí”.

La llegada de Van de Beek o de cualquier otro centrocampista de su corte sería lógica si tenemos en cuenta que en la rampa de salida del club están jugadores como Busquets, Rakitic, Sergi Roberto y Arturo Vidal al que hay que sumarle a Arthur, ya vendido a la Juventus. De momento, está cerrada la llegada de Pjanic, pero esta es una zona del campo que si se confirman las bajas previstas va a tener que reforzarse.

Luis Suárez es uno de las ‘vacas sagradas’ señaladas. El uruguayo tiene todos los números para salir del club y el sustituto soñado desde hace más de un año es Lautaro (22 de agosto de 1997), delantero del Inter de Milán. El Barcelona ha negociado con el club lombardo en unas conversaciones que han sido admitidas por ambas partes pero actualmente están paralizadas. El Inter juega la final de la Europa League ante el Sevilla y visto el papel de Lautaro en el tramo final de la temporada, su precio puede ser inasumible para las debilitadas arcas del conjunto catalán.