El Rayo deja con vida al Girona en un duelo vistoso, pero sin gol

El Rayo Vallecano dejó con vida al Girona y es que, pese a ser tremendamente superior en el inicio del partido, se olvidó de marcar en Montilivi. Los rojiblancos supieron aguantar el chaparrón y aunque mejoraron en la segunda mitad tampoco inquietaron en exceso a Luca Zidane. Pese a la ausencia de goles, el partido estuvo entretenido y deja a ambos conjuntos en una situación idéntica en la tabla con 28 puntos. Eso sí, son los rayistas, sextos, los que pisan los puestos de playoff de ascenso.

Que el partido finalizara 0-0 fue algo inimaginable porque si en los primeros ocho minutos, el Rayo Vallecano se hubiera colocado 0-3 en el marcador a nadie le habría sorprendido. Es más, hizo muchísimos méritos para ello. Atropelló al Girona porque a los 17 segundos, Calavera estuvo a punto de marcarse en propia puerta, el balón se topó con el palo, y Álvaro dispuso después de ocasiones tremendamente claras. La del minuto 9 obligó, especialmente, a Juan Carlos a vestirse de salvador porque el extremo rayista tiró casi a puerta vacía.

Este inicio cogió al equipo de Francisco a contrapié y no logró despertar hasta entrado el minuto 20. Hasta entonces tuvo que sufrir, y mucho, pero logró mantenerse, de milagro, intacto. Eso sí, pese a que el Rayo no pudo aguantar ese ritmo trepidante, Trejo siguió haciendo suyo el partido. El medio bailó a sus anchas y controló el tempo. El duelo estaba bonito, ágil y en el 30’ se vivió un intenso intercambio de golpes. Juan Carlos siguió desquiciando a Álvaro y Sylla logró pisar el área con insistencia. Samu Saiz también se dejó ver un poco y el Girona lo agradeció, aunque faltó acierto en los últimos metros.

Ya en la segunda mitad, las apariciones de Cristóforo y Yan Couto dieron oxígeno al Girona y fue a más. Controló la posesión y dispuso de buenas ocasiones. En el 54’, tras un gran centro de Yan Couto, Stuani, en una de las que no acostumbra a perdonar, cabeceó mal y el balón se marchó fuera. Y, en el 59’, tuvo que aparecer Luca para desviar un buen tiro de Monchu. Eso sí, el ritmo era muy distinto al de la primera mitad, más parsimonioso y con menos verticalidad, y con el paso de los minutos, el miedo a perder provocó que se tomaran muchos menos riesgos. El punto pareció contentar a ambos y así se firmó.

Ascenso y descenso, frente a frente en Almería

Si hace apenas cuatro meses, cuando se celebró la promoción de ascenso, al Almería y al Zaragoza le hubiesen dicho que se medirían con objetivos bien distintos, ninguno se lo hubiese creído. El cuadro aragonés se ha visto obligado a cambiar el objetivo, aunque un triunfo hoy en el estadio de los Juegos Mediterráneos le serviría para salir del descenso a expensas de lo que haga mañana el Alcorcón en Sabadell. Los de Iván Martínez tienen hoy, en el partido correspondiente a la segunda jornada, su primera salida de la semana, yendo a Gijón el domingo, mientras que el Almería recibirá al Málaga también el domingo.

Así, habrá bastantes rotaciones hoy sobre el verde. Los locales buscan un triunfo que les coloque a dos puntos del ascenso directo y a tres del líder. José Gomes continuará con su política de rotaciones extremas, sin descartarse que el once sea totalmente diferente al que venció el domingo en Alcorcón, si bien podría repetir Samu o Morlanes en el centro del campo para que éste no se resienta demasiado.

PUBLICIDAD

El resto de la alineación será diferente, destacando la presencia de Sadiq. El nigeriano está en buen estado de forma y pretende alcanzar hoy la media decena de dianas. Por detrás de él, Ramazani, Carvalho y Lazo aportarán mucha movilidad, con especial interés en el belga, que tras su excelsa actuación en Sabadell ha ido a menos. Gomes quiere hoy que su equipo tenga más profundidad que ante el Mallorca y el ex del Manchester United es clave para ello.

En el Zaragoza el colombiano Narváez abrió el domingo una puerta a la esperanza con su golazo de tacón al Fuenlabrada. El conjunto aragonés acude a Almería dispuesto a dar la sorpresa y a encadenar su segunda victoria consecutiva, un resultado que le permitiría salir del descenso a dos jornadas de la apertura del mercado invernal, donde necesita reconstruirse de arriba abajo. Iván Martínez, al que el club va confirmando partido a partido a la espera de que el nuevo director deportivo, Miguel Torrecilla, firme un nuevo entrenador, no podrá contar respecto del último encuentro con Guitián, resentido de unas molestias en la planta del pie, ni con Bermejo, que sufrió en el entrenamiento de ayer una contractura en el aductor de su pierna derecha.

Francés y el italiano Zanimacchia (sin descartar al brasileño Raí) serán sus sustitutos dentro de un once en el que también se registrará la entrada de Eguaras por Javi Ros. Así que Chavarría seguirá como volante izquierdo, por delante de Nieto, y el juvenil Azón continuará un partido más en la punta del ataque junto a Narváez. Todo ello en un Mediterráneo que apenas ha visto vencer a su equipo en cuatro de los trece encuentros que ha celebrado tras el parón por la pandemia.

Claves

Centro del campo. El Almería volverá a hacer rotaciones y José Gomes espera que la medular, a diferencia del último encuentro en el Mediterráneo, no lo resienta.

Moral. El Zaragoza puso fin a una racha de doce jornadas sin ganar y acude a Almería en busca de otro triunfo que le saque de posición de descenso.

Finalización. Los de José Gomes han sido incapaces de ver portería rival en tres de los siete de los partidos que han disputado en casa. Hoy deben mejorar en la finalización.

Aire fresco. Francés, Eguaras y Zanimacchia apuntan a ser las novedades en el once de Iván Martínez en su visita a tierras almerienses.

Ases a seguir

Sadiq. El nigeriano se encuentra en un gran estado de forma. Ya suma cuatro goles. Aparte de generar espacios, está viendo puerta con más facilidad.

Francho. El joven medio centro aragonés, objetivo del Real Madrid, está en un momento de forma espléndido. Aporta calidad, equilibrio y dinamismo.

Altas y bajas

– José Gomes da la convocatoria hoy lunes.

– Guitián, Atienza, Bermejo, James y Adrián están lesionados. El central del filial Javi Hernández regresa a una lista de 22.

Entrenadores

José Gomes:

«Es un partido importante porque nos puede acercar a los rivales que no van a jugar su partido. Es bueno jugar por fin este partido aplazado, pero lo que ya no tengo tan claro es que este sea el momento más apropiado por el número de encuentros que venimos arrastrando. Mientras que el resto de rivales tendrán una semana completa para preparar su próximo compromiso, nosotros otra vez jugamos a mitad de la semana y eso hace que nuestro calendario haya sido de nueve partidos jugando de dos a tres días; es mucho más duro que el de los demás. Había que jugarlo y punto».

Iván Martínez:

«Habían cambiado muchas cosas, aunque los resultados no acompañaban. Los jugadores ahora ya van sin miedo por la situación. Al principio parecía que no nos daba, el otro día nos dio y los jugadores están involucrados y bastante unidos, si bajamos el nivel un minuto en el partido nos pueden ganar por ese pequeño detalle. El Almería es un equipazo, de un partido a otro son capaces de cambiar a nueve jugadores y seguir dando un altísimo nivel».

Marc Gual lanza al Alcorcón con el VAR como protagonista

El Alcorcón se llevó el duelo en Castalia con la permanencia de fondo en pleno mes de noviembre. Un doblete de Marc Gual desde el punto de penalti, ambos señalados por el VAR con el partido en juego, decidió el partido. Un duro mazazo para el Castellón de Óscar Cano, que todavía tiene que jugar su partido en rueda de prensa. Como ha podido saber AS, el club ya sondea sustituto: Oltra y JIM son los favoritos.

El Alcorcón comenzó lanzado por la victoria ante el LugoDesde la llegada de Anquela, los alfareros han recuperado la intensidad, la fe, el fútbol y, ahora, los resultados. Los primeros minutos en Castalia fueron suyos, dominando el balón con Aguilera y Gorostidi a los mandos. Marc Gual y Boateng generaban sensación de peligro cada vez que llegaban. Las ocasiones, no obstante, se hacían esperar.

Mientras, el Castellón comenzaba a despertar de su letargo, percutiendo con constancia desde la derecha con un inspirado Muguruza buscando socios en el área. Sin fortuna, como viene ocurriendo esta temporada, sin una pieza que aproveche todo el buen trabajo que genera el equipo de Óscar Cano.

Sin embargo, todos los planes se fueron al traste a la media hora de partido. Pulido Santana, árbitro de VAR, señalaba un penalti de Rafa Gálvez por impactar un balón con la mano dentro del área. La señalización llegó minuto y medio después de la jugada, con el desconcierto de los 22 efectivos sobre el campo. El videoarbitraje volvía a toparse en el camino del Castellón. Gual no perdonaba. Nuevo escenario en tan sólo 30 minutos.

Tras el gol, los de Anquela se soltaron. Al Castellón le costó un mundo recuperarse de otro golpe de la tecnología arbitral. Ya son varias esta temporada y, sin duda, hace mella en el estado anímico del equipo. Para colmo, Gálvez caía roto por una lesión muscular. El central lo había jugado prácticamente todo, descansando únicamente frente al Leganés. Salía Víctor en su lugar, y con él cambio de sistema.

El infortunio aún llamaba a la puerta. En el 42, el VAR volvía hacer acto de presencia; de nuevo tras dejar seguir la jugada. Las cámaras captaron a Gus Ledes cazando a Arribas dentro del área. González Esteban no dudó ni un instante al revisar la pantalla. Dos penaltis de época VAR. Gual volvía a ejecutar con maestría. Tocaba remar, de nuevo, contra todo.

Cano mandaba un mensaje a la salida de vestuarios. Doble cambio de inicio: Fernandes y Zlatanovic, al campo. Tras la lesión de Gálvez, Cano ya había echado mano de dos de sus tres turnos de sustitución. La imagen del Castellón, que no se rinde ante las adversidades, mejoró considerablemente.

Pero la puntilla llegó en el minuto 50. Marc Gual marcaba el ‘hat-trick’ tras un zurdazo pleno de confianza. El gol se fue al limbo por la intervención, esta vez, del línea. El fútbol de toda la vida echaba una mano al Castellón. El VAR, tras revisión, corroboraba la decisión tomada en el campo.

Mientras, la acumulación de partidos tomaba protagonismo. Arribas pedía el cambio por molestias musculares y en su lugar entraba ErnestoMarc Mateu también se echaba la mano al muslo, ingresando Cubillas. Con 20 minutos por disputar, Cano se quedaba sin cambios dando entrada a Arturo Molina por el amonestado Ledes. El balón directo, con dos puntas referencia, era la vía para empujar en el tramo final. Cubillas, con poco, generó mayor sensación de alboroto que en la primera hora de juego. Sin noticias de Zlatanovic. Juanma entró por parte de los alfareros para dormir el partido y sumar presencia al centro del campo por un exhausto Boateng.

El objetivo de Anquela tuvo su efecto hasta la expulsión de Álvaro Juan, que cazó con dos piernas a destiempo a Fidalgo para dejar al Alcorcón con un hombre menos. Lapeña, siempre vivo en el área, cerca estuvo de meterles un susto en el cuerpo. Pero la mandó a las nubes. Finalmente, el Alcorcón se llevó el botín más preciado de Castalia.

Escassi mete en la cabeza del Málaga el deseo de luchar por el playoff

EI Málaga vence y convence. El conjunto malaguista tuvo suficiente con un gol de cabeza de Escassi para superar a un Girona con muy poco fútbol y al que la dulce resaca de ganar al Espanyol no le sentó bien. Los rojiblancos se toparon con un muro en la segunda mitad y el sueño de luchar por el playoff se va a Málaga.

Pellicer, que dirigió a su equipo desde la grada por sanción, no apostó por salir con la defensa de tres centrales y sí con un 4-4-2, pero le costó arrancar. Es más, Mejías, una de las novedades visitantes, no tardó en darse cuenta de que no le esperaba un duelo sencillo porque, en el 2’, Sylla demostró ser más rápido y pillo que el central y lanzó un aviso. El problema, que la decisión final cuando estuvo dentro del área no fue la mejor y todo se quedó en casa. El susto sentó mejor al Málaga que al Girona y, a partir de entonces, los malaguistas se adueñaron de la posesión. A los gerundenses les costó encontrar entre líneas a Samu Saiz para tener mayor presencia en el área rival y, en defensa, no acabaron de cerrar bien a Cristian, Joaquín y Rahmani. Con el paso de los minutos, los visitantes olieron sangre y la recompensa al dominio llegó en el 33’. Fue a balón parado. Escassi ganó la posición a Bueno en un córner y, con un cabezazo cruzado, superó a Juan Carlos. El 0-1 fue un pullazo para el Girona y no quiso tardar en reaccionar. Es más, en el siguiente minuto pudo empatar, pero Dani Barrio emergió y desvió un buen tiro de Bárcenas.

En la primera mitad, el Girona no estuvo nada cómodo y le pasó factura no tener una circulación veloz y acertada del balón. Como sucedió en la jornada pasada ante el Espanyol, el conjunto gerundense lo fio todo a remontar. Pero esta vez salió cruz. Tuvo ocasiones para poder, como mínimo empatar, aunque faltó muchísimo acierto. Bárcenas y Monchu enviaron dos buenas ocasiones al limbo y al Málaga le bastó con sufrir y aguantar. Ni echó de menos que, en el 79’, Muñoz estrellara un balón en el larguero. El trabajo estaba hecho.

Dos partidos a Unai Mendia por protestas al árbitro

Unai Mendia, segundo entrenador del Rayo Vallecano, ha sido suspendido con dos partidos por protestas al árbitro, mientras que cinco jugadores lo han sido con uno, por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), en relación a la décima jornada de LaLiga Smartbank.

Doble amonestación en mismo partido; Arturo Molina Tornero (Castellón).

Expulsión directa: Jonas Ramalho Chimeno (Girona), Ander Gorostigi Garcia (Alcorcón), Sebastián Cristoforo (Girona), Ramón Rodríguez Jiménez (Girona).

Narváez le salva la cabeza a Baraja

Dos goles del colombiano Juanjo Narváez en el descuento le dieron al Real Zaragoza un empate milagroso que salva momentáneamente la cabeza de Rubén Baraja. Durante casi todo el partido, el equipo aragonés estuvo a merced de un Girona que vino a La Romareda agotado y en cuadro, pero en el fútbol todo es posible en unos segundos y del 0-2 se pasó al 2-2 final que aplaza un partido más la toma de decisiones en el club aragonés, de por sí muy falto de resolución. Aunque con tres puntos de los últimos 18 no se puede seguir mirando a otro lado…

Baraja refrescó su once con James y Zanimmachia, en detrimento de Javi Ros y de Toro Fernández, y ordenó a su equipo en 4-4-1-1, con Bermejo de media punta por detrás de Narváez, mientras Francisco se presentó en La Romareda con ocho bajas, algunas tan relevantes como las de Samu Sáiz y Stuani, y apenas quince futbolistas de la primera plantilla, e hizo debutar con 20 años a Ramón Terrats, medio centro del filial.

El Zaragoza salió como un tiro y a los 45 segundos Bernardo tuvo que salvar bajo palos un remate de Zanimacchia, a centro de Chavarría, pero como a perro flaco todo son pulgas tres minutos después se lesionó Atienza, con un pinchazo en el muslo que le tendrá varias semanas de baja, y Baraja tuvo que echar mano del juvenil Francés, el único defensa que le quedaba en la convocatoria por las ausencias de Vigaray y Jair. Y mientras se volvía a ajustar la zaga estuvo a punto de sacar partido el Girona, en una acción que cocinó Sylla, muy activo, y no acertó a culminar Aday con todo su favor.

El partido fue adquiriendo un ritmo vertiginoso, de constante ida y vuelta, y Bermejo, el principal agitador del Zaragoza junto a Chavarría, dejó su sello con un impresionante zurdazo que se estrelló en el palo derecho de Juan Carlos. Corría el minuto 19 y el equipo aragonés disfrutaba de su segunda ocasión clara. Y ya se sabe que el que perdona en el fútbol lo suele pagar caro. Así que antes de la media hora, el Girona hizo diana en un centro desde la izquierda de Aday y un cabezazo de Sylla anticipándose a Guitián, despistadísimo en la marca. Cuarto gol del delantero senegalés, que está supliendo de forma excelente la lesión del artillero uruguayo Cristhian Stuani.

El 0-1 noqueó al Zaragoza y el Girona, sólido y combativo, ganó el descanso con una insultante comodidad.

La segunda parte ya fue coser y cantar para el equipo de Francisco, que pareció sentenciar enseguida el partido con otra brillantísima acción de Sylla, que desbordó como quiso a Guitián y le sirvió el 0-2 en el área chica a Valery, relevo de Aday tras el intermedio. Un gol que retrató la enorme debilidad defensiva del Zaragoza, pese a las frases vacías de Baraja sobre el orden y la seguridad de su equipo.

A la desesperada el todavía entrenador del Zaragoza dio entrada a Javi Ros y a Toro Fernández, que en su primera intervención peinó una falta a la cabeza del poste. La suerte le dio una vez más la espalda al Zaragoza, pero al final le alcanzó de lleno y de forma inesperada con dos goles de cabeza de Narváez en el descuento que aplazan una decisión drástica sobre Baraja.

LaLiga pide la suspensión del Sabadell-Alcorcón

Nueva madrugada de comunicados de prensa en relación con la AD Alcorcón. El Sabadell-Alcorcón pende de un hilo ante los nuevos positivos por COVID-19 que se han producido en el conjunto alfarero. Lo primero la salud, todas las personas que han dado positivo en algún test desde el domingo se encuentran bien y realizando el consiguiente aislamiento como corresponde.

El pasado domingo se aplazó el Alcorcón-Ponferradina por cuatro positivos en el Alcorcón. Tres de ellos eran de jugadores y otro más de un miembro del staff. Durante tanto el mismo domingo como los días posteriores se hicieron pruebas de antígenos y PCR a toda la plantilla y, según el Club, a un importante número de empleados. Los resultados de estas pruebas ha sido un aumento del número de positivos.

En concreto, durante estos días, un total de cinco jugadores han dado positivo según la información facilitada por el Club y otros 15 han dado negativo en las pruebas realizadas entre el día 16 y el día 20 de octubre

En concreto las pruebas realizadas desde el domingo han detectado nueve positivos más a los ya detectados el pasado domingo. Dos de ellos jugadores. El resto de positivos serían miembros del staff o empleados Esta situación ha llevado a LaLiga a pedir la suspensión del encuentro que debía disputar el Sabadell y el Alcorcón en la noche de este miércoles. La decisión corresponde al Comité de Competición.

Desde el Alcorcón se ha manifestado esta madrugada que desde el primer positivo del día 16 hay una instrucción de teletrabajo generalizado entre los empleados del Club y la presencia de personal no deportivo en el estadio es mínima desde el día 16 de octubre.

El Alcorcón mantiene sus ‘dos balas’

Es el segundo aplazamiento al que se enfrenta la AD Alcorcón. El pasado domingo ya explicábamos en el Diario As que los equipos de Segunda División podían solicitar dos aplazamientos hasta la jornada 34 a causa del coronavirus si no contaban con, al menos, 13 jugadores para disputar el partido. Este periódico puede confirmar que el conjunto alfarero no ha gastado ninguna de sus balas en lo que a este respecto se refiere. En ambos casos, tanto Ponferradina como Sabadell, el solicitante del aplazamiento es la propia Liga y no el Alcorcón.

Además, en ambos casos el Alcorcón contaba con, al menos, 13 futbolistas habilitados entre los jugadores de la primera plantilla y el filial. Asimismo, el club tiene fechas suficientes para poder jugar los partidos en cuestión, no poniendo en riesgo el correcto desarrollo del campeonato. De esta manera y en resumen, el cuadro madrileño puede estar tranquilo, ya que LaLiga ha sido la demandante de la suspensión, en ningún caso baja del número mínimo de profesionales que marca el protocolo y sigue habiendo huecos en el calendario para acomodar los partidos en cuestión.

El Extremadura se agarra a la esperanza

 

EExtremadura logró una importantísima victoria frente al Racing de Santander por 3-1 para aferrarse a la esperanza de mantener la categoría. Con dos goles en la primera parte de Óscar Pinchi y Rocha de penalti los azulgranas encarrilaron el partido para sentenciar en la segunda mitad Gio Zarfino. Guillermo logró el gol de los de Santander que con la derrota prácticamente certifican el descenso.

En esta ocasión si estabas en el precipicio, lo sabía el técnico y lo sabían los jugadores azulgranas, el partido era un todo o nada. Será difícil, complicado pero los tres puntos frente al Racing da la opción de seguir agarrados a la categoría unos días más. El conjunto cántabro empezó muy asentado y dispuso de sus opciones pero a medida que fueron pasando los minutos fueron cediendo terreno.

En los de Almendralejo los hombres que más gol están teniendo, después del confinamiento, son Gio Zarfino y Alex Alegría por ese motivo el técnico ha optado por que sean los puntas de lanza de los azulgranas. Alegría no falla en su cita ante el gol y el capitán uruguayo es una perfecta pareja de baile para inquietar a los zagueros visitantes. Pero ayer apareció el joven jugador gallego Pinchi para hacer el primero de su equipo y ser objeto del penalti en el segundo.

Con la clara ventaja en el marcador afrontaron los almendralejenses el segundo periodo volcados sobre la portería visitante. El capitán se convirtió en su máximo referente, inventandose una gran acción personal para lograr el tercero y dar tranquilidad a los suyos. Guillermo logró el gol del honor para los cántabros.