Diego Costa quiso jugar en la liga brasileña

Diego Costa quiso jugar en la liga brasileña tras abandonar el Atlético de Madrid en diciembre de 2020, según el medio digital brasileño UOL. El de Lagarto regresó a Brasil por motivos familiares. Sin equipo, mantuvo el tono físico mientras se disparaban los rumores sobre los equipos europeos que estaban dispuestos a contratarle. Sin embargo, Costa tenía claro que quería jugar en su país y por eso se ofreció al Gremio, al Palmeiras, al Sao Paulo y al Atlético Miniero entre enero y febrero.

A pesar de mostrar un gran interés por comenzar una nueva etapa de su carrera en el Brasileirão, las negociaciones con los diferentes clubes no llegaron a buen puerto debido a dos factores: el primero es que Costa ya no cuenta con un representante, anteriormente tuvo a Jorge Mendes y al iraní Kia Joorabchian, por lo que recurrió a varios intermediaros para que agilizaran las conversaciones y se llegase a un acuerdo. No obstante, los clubes se echaron para atrás al ver que el delantero no contaba con una mano derecha de confianza que pudiera concluir un posible fichaje. 

El segundo factor tuvo que ver con las exigencias económicas de Costa, que reclamaba un salario anual de aproximádamente 3 millones de euros, además de una prima por su fichaje y por los goles marcados. Unas pretensiones vistas como excesivas para algunos equipos, que intentan cuadrar las cuentas ante la crisis económica.

Con el sueño desvanecido de jugar en su país, Costa continúa a la búsqueda de un equipo al que pueda aportar su enorme capacidad goleadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *