Mario Suárez, positivo en COVID

Mario Suárez es positivo en coronavirus. Así lo ha anunciado este lunes el mismo jugador a través de sus redes sociales, después de su ausencia en las pruebas médicas del Rayo. El centrocampista y uno de los capitanes de la Franja lo explicó en un vídeo: «Quería deciros que, desde hace unos días, soy positivo en COVID-19 y que me encuentro bien, no tengo ningún síntoma y estoy aislado«.

Además, Mario Suárez confirmó que tanto su esposa, Malena Costa, como sus hijos están bien. «Ahora lo que toca es esperar a las indicaciones de los médicos para volver a realizarme otro test y poder hacer vida normal lo antes posible. Es una faena porque tenía cita para vacunarme ayer —domingo 11—, pero son cosas que pasan. Os mando un fuerte abrazo y cuidaros mucho», afirmó el pivote.

Mario Suárez, que la pasada campaña disputó 1.008 minutos en Liga repartidos en 29 partidos —once de ellos como titular— y marcó dos goles (Mirandés y Alcorcón), se une a la lista de jugadores de la Franja que han pasado el coronavirus. La temporada anterior ya lo hicieron público algunos como Dimitrievski, Trejo, Mario Hernández o Isi Palazón, aunque han sido más quienes han superado dicho contratiempo.

Luca Zidane: «¿El Real Madrid? Lo tengo en el horizonte, pero ahora pienso en trabajar, aprender…»

Luca Zidane llegó el pasado verano a Vallecas, pero no fue hasta la decimosexta jornada, a raíz de la expulsión y la posterior sanción a Dimitrievski, cuando disfrutó de su gran oportunidad. El cancerbero, de 22 años, se asentó bajo palos y presentó su candidatura al once, algo que le llevó a alternarse en la portería con el normacedonio. Ahora que Dimi ha recuperado la titularidad, Luca promete trabajo para intentar seguir sumando partidos a los ocho disputados esta temporada.

«En Santander tuve la suerte de jugar más, pero en el Rayo estoy contento. Me ha sorprendido su hambre de querer volver a Primera«, confesó Luca durante una entrevista para ‘El Transistor’ de Onda Cero, donde se sinceró sobre el pasado, el presente y el futuro: «¿El Madrid, el Marsella o la selección francesa? Los tengo en el horizonte, pero no hay que pensar en eso ahora sino en trabajar, aprender, equivocarse… en un futuro ya se verá. Claro que son clubes grandes y que sería bonito estar ahí».

También Luca mostró su lado más personal, desvelando quién le llevó a ser guardameta. «Mi hermano mayor Enzo es quien me ponía ahí cuando jugábamos en casa y, como yo era el pequeño, no tenía mucho que decir. Me gustaba y no se me daba tan mal», bromeó. Además, apuntó a la figura de Iker Casillas como referente: «Siempre me ha gustado. Estando con el Cadete A me subieron a entrenar, pero él no se ejercitó porque era el día posterior a un partido. Estaba por allí y hablé con él. Recuerdo que era buena persona«.

Además, Luca explicó cómo ha vivido el peso de su apellido Zidane a lo largo de su carrera e incluso de su vida personal. «Estoy orgulloso de tener este apellido, pero hay muchos prejuicios. Cuando llegas a los sitios tienen una imagen mala de ti, de que llegas agrandado… Estoy acostumbrado a eso, siempre ha sido así, toda mi vida. Como me ha pasado en el Rayo, a lo mejor tenían prejuicios cuando llegué, pero luego han visto la persona que soy: trabajadora y humilde«, admitió.

Y en esa evolución le acompaña la figura de Adolfo Madrid, su entrenador personal —también el de Marcos Llorente y Marcelo—, con quien trabaja «tres o cuatro veces a la semana».  Luca tiene las cosas claras y también sus objetivos: «Busco crecer como futbolista para llegar lo más arriba posible. El campo es igual en el Real Madrid que en el Rayo y cuando estás sobre él sólo vale demostrar». Precisamente, sobre el verde, una de sus grandes cualidades es su juego con los pies: «En la cantera madridista le daban importancia a eso. El portero es un jugador más y da la superioridad en la salida de balón. Te da más que te quita«.