Koke se destaca en el balance de los rojiblancos en la Eurocopa

El Atlético llegó a esta Eurocopa con más futbolistas que a ninguna otra edición. Siete rojiblancos de los que presume el campeón de Liga, aunque llegados a los cuartos de final, las alegrías han ido de más a menos. Koke es el único indiscutible de los siete y estará en la siguiente ronda, igual que su compañero Marcos Llorente, Carrasco y Trippier. Estos tres cuentan de forma intermitente para sus entrenadores. Lemar, Vrsaljko y João Félix se han despedido del torneo y apenas han podido lucir.

Koke: cuatro partidos, 323′, clasificado

El capitán es el único futbolista del Atlético que ha sido titular en los cuatro partidos. Junto a Rodrigo o Busquets y Pedri, ha formado un triángulo en el centro del campo que, salvo con Polonia, ha gobernado todos los encuentros. Ante Suecia, Koke fue los más destacados de España, sobre todo en la primera mitad, y frente a Eslovaquia provocó un penalti. Contra Croacia, tuvo una ocasión clarísima para romper el 0-0, mano a mano, pero falló. Fue sustituido con 1-3 a favor y él salió del campo pidiendo cabeza a sus compañeros. Entrega máxima, equilibrio y un 91% de acierto en el pase.

Marcos Llorente: dos partidos, 180′

Alrededor de Llorente giran varios de los debates más acalorados de la Selección. En los dos primeros partidos, fue el lateral derecho y, aunque cumplió, pareció desubicado. Ante Eslovaquia entró en su lugar Azpilicueta y el rojiblanco no jugó un minuto. Lo mismo ocurrió ante Croacia. Uno de los futbolistas más determinantes de LaLiga no encuentra sitio con Luis Enrique en ninguna de las líneas a pesar de su polivalencia.

Trippier: dos partidos, 180′, clasificado

Una Eurocopa peculiar para Trippier. En el debut ante Croacia fue titular, pero en el lateral izquierdo, compartiendo carril precisamente con Vrsaljko. Southgate valoró muy positivamente la fiabilidad de su jugador: «La gente sigue viendo al chico del Tottenham y no al animal defensivo que juega en el Atlético». Sin embargo, en los otros dos partidos del grupo dejó al rojiblanco en el banquillo. Para octavos, con cambio de sistema, el técnico contó con Trippier como carrilero derecho. Jugó mucho en campo contrario y dio el susto cuando pareció haber caído lesionado.

Vrsaljko: dos partidos, 180′, eliminado

Fue titular en los dos primeros encuentros. Bastante fallón con la pelota en el primero, contra Inglaterra, y más sobrio ante la República Checa, aunque mostró una versión muy poco atrevida. Dalic decidió un cambio para el tercer partido y Juranovic pasó a ser el lateral derecho croata. Ni siquiera cuando fue sustituido contra España entró Sime, pues su equipo iba a la desesperada a por la remontada. No ha salido reforzado.

Carrasco: tres partidos, 139′, clasificado

De más a menos también. Fue el extremo izquierdo titular en los dos primeros partidos, aprovechando la ausencia en el once de Eden Hazard. Muy enchufado contra Rusia, fue incluso el futbolista con más regates de la primera jornada. Ante Dinamarca ya estuvo más desacertado, como el resto del equipo, y fue sustituido en el 59′. En el último partido se quedó en el banquillo y para los octavos perdió el sitio y no entró al campo hasta el 87′. Tuvo dos buenas acciones para buscar la sentencia y falló. No obstante, es de los hombres de confianza de Roberto Martínez y puede volver al once ante Italia.

João Félix: un partido, 35′, eliminado

Inédito en la primera fase, contra Alemania ni siquiera se sentó en el banquillo por unas molestias musculares en el muslo. No entró en los planes de Santos hasta la segunda mitad de la cita ante Bélgica, en busca de la remontada. Entró en el 55′ y se le vio participativo, a pesar de la inactividad. Pidió la pelota, conectó, hizo tres remates… Eurocopa de triste recuerdo, de la que sale con el tobillo muy tocado y rumbo al quirófano.

Lemar: un partido, 3′, eliminado

Las molestias físicas le han complicado su situación en la Eurocopa. Antes de empezar tenía opciones de entrar en el centro del campo junto a Kanté y Pogba, pero finalmente Rabiot y Tolisso cogieron ventaja. Contra Hungría entró en el minuto 87, con tiempo para dar sólo cinco pases. El jueves 24, encima, sufrió un golpe en un entrenamiento que le dejó tocado.

Lewandowski no basta

Suecia aguantó como primera del grupo de España a costa de condenar a Polonia a hacer el equipaje de vuelta a casa. Los suecos han cimentado su pase a octavos en dos pilares básicos del fútbol: un portero que pare mucho y falle poco y talento arriba (Forsberg sale a gol por partido). Además, la última media hora de Kulusevski (sus primeros minutos en el torneo tras superar el coronavirus) completan un ataque preparado para dar guerra ante cualquiera, porque Isak sigue de dulce aunque no vea puerta. Polonia se marcha de la Eurocopa con la certeza de que la idea de su nuevo entrenador está aún muy verde y con la sensación de que probablemente nunca madure. Sus opciones de clasificación llegaron con más heroica que fútbol y, sobre todo, con la calidad de Lewandowski, el mejor ‘nueve’ del planeta en estos momentos. No fue suficiente.

Suecia esquivó las especulaciones de inicio: sólo un minuto y medio tardó Forsberg en adelantar a los nórdicos. Se asoció con Isak, que completó otra gran actuación, y encontraron en Glik a un amigo polaco que ayudó al mediapunta del Leipzig a terminar solo ante Szczesny, al que batió con un buen zurdazo cruzado.

El tempranero tanto dejó grogui a Polonia, que hasta el minuto 10 apenas logró ni salir de su campo. Los suecos olieron la sangre y se lanzaron a la yugular para intentar zanjar el partido y el grupo, aunque los polacos resistieron bien en defensa. Poco a poco entraron en el encuentro y en el minuto 17 Lewandowski tuvo una oportunidad clamorosa que a estas horas debe seguir dando vueltas dentro de su cabeza: cabeceó dos veces consecutivas al larguero a la salida de un córner. Ahí se estiraron los de Sousa, aunque sin pisar demasiado el área antes del descanso. La ocasión más clara la desbarató Olsen, en un buen remate de Zielinski desde fuera del área.

En la reanudación, el partido se volvió loco. Suecia jugaba con red (clasificada desde antes del partido) y Polonia no tenía ya nada que perder. Se sucedieron las ocasiones (Zielinski se topó otra vez con el guardameta), hasta que la salida de Kulusevski mejoró a los de Andersson. El delantero de la Juventus realizó una gran cabalgada y asistió a Forsberg, que hizo un pase a la red. Cuando todo parecía decidido, Lewandowski puso emoción con un golazo sólo un minuto después y con otro en los minutos finales. Los polacos se quedaban a un gol del pase, pero el gol Claesson en el descuento terminó de desbaratar sus opciones.

Este resultado manda a Suecia a los octavos como primera y a Sousa al rincón de pensar, porque su idea de juego es difícilmente aplicable en el estilo de fútbol polaco.


Paulo Sousa: «Merecimos mucho más»

El seleccionador polaco, Paulo Sousa, aseguró que su equipo «mereció mucho más», tanto en esta Eurocopa como hoy, miércoles, en el partido ante Suecia (3-2). «Mi equipo mereció mucho más en los tres partidos. Nos faltó suerte en la Eurocopa. El primer objetivo era clasificarse para los octavos«, dijo en rueda de prensa. Sousa subrayó que su equipo «no puede conceder goles tontos», aunque no consideró que toda la culpa sea de los defensas. «No puede ser que el primer disparo sea gol. Hoy creamos muchas ocasiones. Olsen hizo grandes paradas», apuntó.

Reconoció que él y los jugadores están «decepcionados», ya que trabajaron «muy duro» durante las últimas semanas. «Suecia merece ser el primero del grupo, pero hoy fuimos mejores que ellos. Les creamos más problemas que en todos los partidos que jugaron este año«, señaló el portugués, que asumió el cargo a principios de 2021.

Recordó que las lesiones de dos de sus delanteros, Milic y Piatek, impidieron a su equipo alcanzar su auténtico nivel en el torneo. Sousa se mostró dispuesto a seguir al frente de Polonia durante la fase de clasificación mundialista, aunque matizó que el actual presidente de la federación polaca, Zbigniew Boniek, dejará el cargo. «Espero al nuevo presidente. Le he dicho a los jugadores en los vestuarios que ha sido un honor» ser seleccionador polaco, aseveró.-EFE

España, contra Modric

España juega los octavos de final contra Croacia el próximo lunes 28 de junio en Copenhague (18:00 horas, Telecinco). Rival complicado por fútbol y por fe, porque por más difícil que sea la situación siempre consiguen rehacerse. Estuvieron al borde del abismo en el descanso ante la República Checa en el segundo partido (perdían 0-1 tras haber caído ante Inglaterra en el debut), se rehicieron, empataron ese encuentro y vencieron a Escocia en el último, en un duelo que llegó en tablas al tramo final.

Lideradas por un Luka Modric que lleva 62 partidos esta temporada cuando está a poco de cumplir los 36 años, es un equipo incómodo, con talento y que por encima de todo tiene carácter. En el banquillo está Zlatko Dalic, un auténtico líder en el que todos los futbolistas creen. Un entrenador poco conocido para el gran público pero que ha cambiado la cara a Croacia en los últimos tres años. Cogió al equipo cuando se jugaba la clasificación para el Mundial 2018, sólo 48 horas antes de un partido a todo o nada frente a Ucrania, llegó a trabajar seis semanas sin contrato hasta conseguir el objetivo y convirtió a un grupo desnortado en subcampeón del mundo en Rusia.

Ahora, ha lleva a cabo una renovación complicadísima: cambios en un grupo veterano que hizo historia. La mezcla entre jóvenes y experimentados comienza a dar sus frutos. Cinco futbolistas que fueron titulares en la final contra Francia en 2018 repitieron el pasado martes contra Escocia (Lovren, Vida, Brozovic, Modric y Perisic) y a ellos se ha unido una excelente hornada de jóvenes que aseguran la continuidad del proyecto. Destacan Gvardiol (19 años), Vlasic (23) y Petkovic (26), que no estuvieron entonces pero que ahora son piezas importantes. También Kovacic, que a sus 27 años lleva muchos siendo miembro de la selección croata pero es ahora el primer gran torneo en el que tiene el rol de indiscutible que siempre reclamó.

Faltan dos pilares de los éxitos recientes: Rakitic y Mandzukic dejaron la selección. Costó que el nuevo proyecto carburara, pero tras las críticas recibidas después de empatar contra los checos ahora todo vuelve a ser euforia. Porque esa es la gran virtud de los croatas: pasar del derrotismo al optimismo en apenas minutos, los mismos que tarda la selección en voltear momentos críticos. Ahora, nuevamente apoyados en un Modric al que es imposible intuir hasta cuándo le durará la gasolina, son una prueba durísima para España en octavos…

Linetty: «España es la más fuerte del grupo»

Karol Linetty, futbolista de Polonia, declaró este miércoles en rueda de prensa que la selección española, su próximo rival en la Eurocopa, es la más fuerte del grupo E que lidera Eslovaquia después de superar a su equipo 1-2 en su estreno en la Eurocopa.

«Ya hemos cerrado el partido ante Eslovaquia. Hemos analizados los goles que nos han marcado y sabemos qué hay que mejorar. De todos modos, después del partido sabíamos que lo habíamos hecho mal, porque nos meten goles principalmente a balón parado. Ya preparamos el partido contra España, son el equipo más fuerte del grupo», dijo.

Linetty reconoció que Polonia está trabajando «principalmente» en el aspecto defensivo y señaló que está seguro de que podrán manejar la «presión» de tener que conseguir un buen resultado tras perder en su partido inaugural.

Autor del único tanto del equipo de Paulo Sousa, indicó que su acierto le fortalece y le da confianza, pero manifestó que no está seguro de salir en el once inicial de su entrenador para enfrentarse a España. «Todos están listos para asumir este desafió», enfatizó.

Asimismo, dijo que él y sus compañeros están «muy enojados» después de perder y explicó que no tuvieron mucha suerte. Pese a todo, reconoció que Polonia no disputó el partido que quería.

«Hay rabia deportiva, no podemos rendirnos y lucharemos hasta el final. Después de volver de Rusia (el partido ante Eslovaquia se disputó en San Petersburgo), la afición nos ha recibido maravillosamente en una sesión de entrenamiento en Gdansk (Polonia). Siempre están con nosotros para bien o para mal».

Por eso, Linetty quiso pedir disculpas en nombre de todo el equipo a sus hinchas por no rendir al máximo nivel frente a Eslovaquia y admitió que lo hicieron «muy mal». EFE

Celustka: «Modric es el motor de Croacia»

El defensa de la República Checa Ondrej Celustka recordó el potencial de la selección de camsieta de futbol Croacia barata, con la que se enfrentarán el viernes en Glasgow, y realzó la figura de Luka Modric al que calificó como el cerebro del conjunto balcánico.

«Modric es el cerebro de Croacia, el motor. Recibirá muchos balones y procurará desconectarse de nuestros jugadores. Pero Croacia también tiene otros jugadores ofensivos. Todos están a un gran nivel y tendremos que controlar a todos, hacer el campo lo más pequeño posible y defender concentrados y ordenados. Si aprovechamos la dinámica ante Escocia tendremos oportunidad de ganar a Croacia«, evaluó el zaguero del Sparta Praga.

El defensa checo aventura un partido de ritmo alto desde el principio debido a las necesidades de Croacia, que perdió el primer encuentro contra Inglaterra.

«Croacia querrá acelerar el ritmo del partido desde el principio. Más aún después de haber perdido el primero. Tenemos que asumir eso y afrontarlo», indicó Celustka.

La República Checa ya cuenta con tres puntos gracias a la victoria sobre Escocia. «Contra Croacia será diferente. Son jugadores más grandes con una base más técnica. Esa es la diferencia con Escocia. No creo que jueguen tantos balones largos y harán su juego más desde atrás. Tenemos que tener en cuenta eso», destacó el defensa.

El cuadro checo tiene en su mano la clasificación para los octavos de final después de contar ya con tres puntos. «Estamos satisfechos del partido que hicimos contra Escocia sobre todo defensivamente. Eso es siempre importante para todo el equipo. Es un reconocimiento al trabajo de todos, incluido Tomas Vaclik que lo hizo todo bien y creo que seguiremos haciéndolo».

«Contra Escocia mejoramos en relación a los partidos anteriores. Ganamos en confianza también. Debemos quedarnos con lo que hicimos bien ante los escoceses y mejorar algunas cosas para clasificarnos», añadió el jugador del Sparta de Praga.

La Selección, demasiado joven para la vacuna Janssen

La vacunación de la Selección está pendiente de que el Consejo Interterritorial de Salud decida que tipo de vacuna se pone a los internacionales. La idea inicial era poner la vacuna Janssen, de una sola dosis, para evitar una segunda dosis con la Eurocopa empezada.

Resulta que la vacuna Janssen no está recomendada para el tramo de edad de los jugadores de la Selección, que tienen una media de edad de 26 años. Las autoridades sanitarias han aprobado la aplicación de Janssen para el tramo de edad de 40 a 49 y podrían ampliarse a gente de más edad. Además, los que han pasado la enfermedad no pueden ser vacunados con Janssen.

Janssen se ha desarrollado con la misma tecnología que Astrazena y existen escasos riesgos de trombos, más en las personas jóvenes, según los expertos, por ello en España se ha autorizado para mayores de 40 años.

En Europa solo se ha confirmado 1 caso de trombosis con trombocitiopenia por cada 1,34 millones de vacunados con Janssen y eran menores de 60 años. Esto sucedió en Bélgica y se suspendió la vacunación a menores de 41. Y en Estados Unidos se paralizó la distribución de la vacuna Janssen por 6 casos de trombosis entre 7 millones de vacunados.

La autorización el Gobierno para vacunar a la Selección ya es firme, ahora queda que el Consejo Interterritorial decida esta tarde que tipo de vacuna se aplica a los internacionales, por lo que la vacunación, prevista para hoy se puede retrasar a mañana.