La nueva camiseta del Madrid da pistas sobre Sergio Ramos

El Real Madrid y Adidas, la marca que viste al conjunto blanco desde finales del siglo XX, hicieron pública la nueva camiseta con la que los madridistas disputarán las competiciones de la temporada 2021-22. Lo hicieron a través de un vídeo muy significativo. Con el título de Grandeza y con el hastag #ThisIsGrandeza (el nuevo lema para la futura temporada) emitieron un vídeo de presentación con dos detalles que llaman la atención: el anuncio comienza con un recuerdo al gol que marcó Zidane en 2002 en la final de la Champions League al Bayer Leverkusen (el próximo 15 de mayo se cumplirán 20 años) y… ni una sola imagen de Sergio Ramos en las imágenes del spot. Es más, quien aparece en las imágenes es Marcelo levantando la Champions en vez del primer capitán.

El capitán quiere continuar en las filas del conjunto blanco, pero no ha llegado a una entente cordial con la directiva blanca. El jugador aspira a firmar un contrato por dos temporadas, pero el club, fiel a su norma no escrita de firmar por una sola campaña a los jugadores que tienen más de 30 años, sólo le ofrece una. Los dos últimos reveses: perderse prácticamente todo lo que se ha jugado desde enero de 2021 (lo que se traduce en ausencia de ofertas, pese a que se le viene relacionando con algunos grandes de Europa) y quedarse fuera de la lista de convocados para disputar la Eurocopa (la Selección española va a disputar sus encuentros en Sevilla, a escasos kilómetros de donde se forjó el zaguero), le han pasado factura. Ahora suena como posible refuerzo del Manchester City. Pero en las imágenes de la nueva campaña madridista, Ramos no aparece dentro de los futuribles… y su final de blanco se acerca.

Varane, Isco y Marcelo tienen un pie fuera

La Liga aún no ha terminado, pero el futuro tampoco se pierde de vista. El Madrid debe acudir al mercado para remozar la plantilla, tanto con refuerzos como con salidas. Entre las segundas, hay tres nombres resaltados: Varane, Marcelo e Isco, tres pilares de las últimas cuatro Champions y titulares en las dos finales más recientes. En el actual contexto de crisis, el aspecto económico será un condicionante mayor que nunca. Entre traspasos y ahorra de fichas, el Madrid puede lograr 100 millones de euros con la salida de los tres. Una suma importante para afrontar el anhelado fichaje de Mbappé.

La marcha de Varane es casi inevitable. El central, de 28 años, tiene intención de iniciar una aventura en otra liga y termina contrato en junio de 2022, por lo que el club debe darle salida este verano para poder sacar un buen traspaso. El campeón del mundo tiene buen caché y su venta puede reportar más de 60 millones de euros. A esa cantidad hay que sumar el ahorro de la ficha del francés. Además, su recambio, David Alaba, llegará gratis del Bayern, a la espera de que se haga oficial su fichaje.

Otros dos jugadores que tienen muchas papeletas para salir son Marcelo e Isco. Pese a los esfuerzos de Zidane de recuperarlos para la causa, su protagonismo en el equipo ha ido menguando. Deshacerse de sus fichas, en torno a los ocho millones de euros cada uno, supondrá un alivio para las arcas blancas.

El lateral, que la temporada pasada mantuvo el pulso con Mendy, ha claudicado. Y la figura de Miguel Gutiérrez emerge con fuerza. Como Varane, Marcelo, de 33 años, también acaba contrato en 2022. En el caso del malagueño, de 29 años, tiene pretendientes: en otoño se supo de la opción del Sevilla. Su hoja de servicios esta temporada ha sido testimonial. Aunque ha participado en 28 partidos, sólo ha sumado 1.058 minutos y apenas dos asistencias.

Estas tres son las salidas más factibles, pero no son las únicas. Otros jugadores, entre los que pueden estar Marco Asensio o Mariano, también pueden hacer las maletas si llega una buena oferta por ellos este verano.