El goal average, un ‘problema’ en la dura lucha por el playoff

En un final de Liga apretado, cuantos más detalles se tengan controlados y a favor, mejor. El Girona puede estar tranquilo con que, actualmente, la dinámica de resultados (ha sumado 19 de los últimos 24 puntos) y su posición en la tabla (sexto) le sonríen y permiten ocupar un puesto de playoff, pero hay un ‘problema’: llegar a la última jornada empatado a puntos con alguno de sus rivales directos le perjudicaría. La explicación es clara porque tiene el goal average en contra con Almería, Leganés, Sporting y Rayo. De ahí la importancia de seguir por la buena senda y evitar tropiezos que le hagan sacar la calculadora. Porque esta, en caso de empate a puntos, no le mostraría un resultado positivo.

El Girona está viviendo, pese a que ahora mismo está estable y eufórico, una temporada de altibajos y los momentos menos buenos del curso han coincidido con los tramos en los que se han enfrentado a los equipos que ahora son rivales directos. Es más, teniendo en cuenta los resultados ante Almería, Leganés, Sporting y Rayo Vallecano, los gerundenses tan sólo han festejado un triunfo en siete encuentros. Fue ante el Leganés (0-1), en el inicio de Liga. El resto de duelos se cuentan con desilusión porque en la segunda vuelta ante el conjunto pepinero, en Montilivi, cayeron 0-2 y el contra Almería (0-0 y 0-1) y Rayo (0-0 y 2-1) sólo fueron capaces de sumar un punto de seis posibles. Eso sí, aún hay tiempo de recortar terreno en esta lucha por el goal average porque el Sporting ha de visitar al Girona en Montilivi. Se trata de un duelo marcado en rojo por los rojiblancos porque los asturianos, quintos, tan sólo les aventajan en un punto. En la primera vuelta, los gerundenses cayeron 2-0 y ello le hace tener que remar mucho para darle la vuelta al goal average. Eso sí, tras el Girona-Sporting, tan sólo restarán tres partidos para el final de Liga y los gerundenses seguramente firmarían vencer y no tenerlo a favor.

Pese a que el goal average no sonría al Girona ante sus rivales directos en la lucha por el playoff, los rojiblancos saben que dependen de sí mismos para acabar el curso entre los seis mejores equipos de Segunda y disputar el playoff de ascenso. Actualmente son sextos, con un punto más que el Rayo, séptimo, y no dejan de mirar hacia arriba porque, por ejemplo, el Almería, tercero, lo vislumbran a cinco puntos. Restan cinco jornadas por disputarse y cada triunfo vale oro porque no sólo te acerca al objetivo, sino que suma presión a tus rivales directos. El Girona tiene claro su camino hacia el objetivo y este domingo sigue contra el Logroñés. El calendario del bloque rojiblanco no les dará un respiro porque después se enfrentarán a Sporting, Málaga, Alcorcón y acabarán la Liga en Cartagena. Toca remar para llegar vivo a tierra firme.

Un Rayo de altos vuelos

El Rayo hizo pleno en Santo Domingo. Tres de tres. Todos sus goles al Alcorcón llegaron de cabeza y dos de ellos a balón parado, por lo que los vallecanos progresan adecuadamente en una de sus asignaturas pendientes. Mario Suárez fue el encargado de abrir el marcador, rematando un libre directo botado por Bebé. Posteriormente, Qasmi voló de forma casi acrobática para cazar un potente centro de Advíncula. Y remató la faena Isi Palazón, a la salida de un saque de esquina. Esos tres testarazos se tradujeron en tres puntos vitales para mantener su sexta plaza.

Gracias al derbi, el Rayo ha entrado en el podio de los equipos de Segunda que más marcan con la cabeza. El Málaga es quien más lo hace, con nueve dianas; seguido por el Espanyol, con ocho. Ya con siete se sitúan los franjirrojos, acompañados por Almería, Castellón, Oviedo y Zaragoza. Pero el caso de los vallecanos es excepcional porque este tipo de tantos está siendo algo coral. Mario Suárez, Guerrero, Isi, Antoñín, Qasmi, Comesaña y Andrés Martín se los han repartido, hasta el punto de que ninguno ha repetido. Hay siete goleadores distintos.

Este Rayo de altos vuelos comienza a ser habitual. Y es que lo de Alcorcón no fue un hecho aislado. Ni mucho menos. Así fue como Guerrero logró empatar el partido contra la Ponferradina, por lo que cuatro de las ocho últimas dianas de la Franja (50%) han llegado de la testa. Poco a poco, los vallecanos se van acercando al registro de la pasada temporada, en la que alcanzaron las catorce. Entonces, Saveljich se llevó la palma con tres tantos, secundado por Catena, Mario Suárez y Ulloa con dos ‘por cabeza’. Nunca mejor dicho…

Las Palmas no sabe lo que es ganar en el Fernando Torres

Un golpe urgente encima de la mesa es lo que debe de dar la UD Las Palmas este sábado, a las 15.00 h.c., en Fuenlabrada, si realmente quiere comenzar a ser ese equipo que aspira a algo más que a vivir en una temporada de transición anodina, un año más, cuando quedan catorce jornadas para el final del campeonato y los de Mel se han instalado en la zona media con síntomas de cierto conformismo, a siete del playoff.

Sin embargo, curiosamente, para empezar ese cambio de rumbo necesario, el primer escenario que se le presenta por delante al equipo insular es de todo menos propicio, a pesar del escaso número de partidos disputados históricamente entre ambos conjuntos, y es que Las Palmas sólo ha visitado el estadio Fernando Torres en tres ocasiones, dos de ellas en su etapa en Segunda B, y nunca ha conseguido la victoria.

El bagaje amarillo en tierras fuenlabreñas es paupérrimo, con dos empates, el primero de ellos a cero, en 2004, y el segundo, también a cero, en enero de 2020, más una derrota, por un gol a cero, en 2005. Además, los grancanarios tampoco han sido capaces de perforar las mallas de las porterías locales en ninguna ocasión, pero por falta de arsenal no se puede quejar Mel de cara a la contienda de este sábado. Con la gran noticia de un Jesé que ya pudo aguantar los 90 minutos frente al Rayo Vallecano y la vuelta de Araujo, tras cumplir sanción, los grancanarios tienen la artillería casi al completo para darle la vuelta a esta extraña maldición.

Sus goles, llegados a estas alturas de la temporada, son más necesarios que nunca, toda vez que la UD lleva sólo dos en los últimos seis partidos de Liga, y cuatro puntos cosechados de los últimos 18 posibles. Números que, unidos a los goles encajados, 37, siendo el peor equipo de la categoría en esta estadística junto al Cartagena, invitan a la preocupación si se quiere optar a algo más. Por otro lado, la victoria amarilla fuera de casa se resiste desde el pasado mes de enero frente al Mallorca, única del curso, y ante el Fuenlabrada se antoja como crucial si se quiere dar ese el paso al frente para luchar por el playoff, que «El Bichito» pregonó en su llegada. No hay excusas para no ir con todo y cambiar una dinámica que no arroja buenos datos en las últimas jornadas.

Busquets y otros cinco jugadores, sancionados con un partido

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) impuso un partido de sanción por acumulación de amonestaciones a los jugadores Edgar Méndez (Alavés), Sergio Busquets (Barcelona), Djene Dakonam (Getafe), Javier Ontiveros (Huesca) y Nemanja Gudelj (Sevilla).

Tras la disputa de la vigésima jornada en Primera división, Competición también castigó con un encuentro al futbolista de Osasuna Facundo Roncaglia, por doble amonestación y consiguiente expulsión en el enfrentamiento de su equipo con el Granada.

El Comité sancionó además con dos partidos al segundo entrenador del Betis, el argentino Rubén Cousillas, por protestas al árbitro tras su expulsión en el choque entre la Real Sociedad y el club sevillano en el Reale Arena de San Sebastián.