Benzema sólo mira al Clásico: no acudirá al juicio del Caso Valbuena

Karim Benzema sólo piensa en el Clásico de este domingo en el Camp Nou ante el Barcelona, a partir de las 16:15 horas. El delantero del Real Madrid es la piedra angular del equipo blanco en estos momentos, más aún teniendo en cuenta los impresionantes números que ha mostrado en este arranque de curso: diez goles y siete asistencias en los diez primeros partidos con el Madrid, y otros dos tantos en otros tantos duelos con Francia.

Sin embargo, una piedra de tamaño importante asomaba en el camino de Benzema esta semana: el juicio por el Caso Valbuena (en Francia conocido como el Caso Sextape), que se celebrará del 20 al 22 de octubre en Versalles y en el que Benzema está entre los acusados; piden para él cinco años de prisión y una multa de hasta 75.000 euros por complicidad en intento de chantaje. La posibilidad de que Benzema tuviese que pasar dos días en su país, centrado en cómo quede su futuro personal y profesional tras este proceso, comprometía mucho las opciones del Madrid en el Clásico. Pero, por fortuna para los blancos, Benzema sólo tiene ojos para el partido de Barcelona, pues no acudirá al juicio de Versalles.

Sí lo harán sus abogados, que ostentarán su representación legal y que se remitirán a las declaraciones que Benzema ya ha efectuado en el pasado en relación al caso: dos ciudadanos con relación con futbolistas se hicieron con un vídeo de contenido sexual en el que aparecía Mathieu Valbuena, actual jugador de Olympiacos, y le chantajearon con su publicación si no abonaba una cantidad (unos 150.000 euros); Valbuena denunció el caso y, bajo supervisión de la Policía, se reunió con distintos intermediarios para resolver el caso, uno de los cuales es amigo de la infancia de Benzema.

Benzema se juega su futuro con Francia

En una concentración de nueva camiseta del Francia, el delantero blanco comentó con Valbuena la situación y en ese momento pasó a ser acusado de colaboración en el chantaje; el futbolista siempre ha defendido que su única intención fue ayudar a su compañero a «gestionar» la situación, sin tener nada que ver con el chantaje. La explosión del caso, sin embargo, acabó con Valbuena y Benzema apartados de la selección francesa, a la que el madridista regresó el pasado verano para disputar la Eurocopa, tras una conversación con Deschamps en la que limaron asperezas.

Pero este juicio puede suponer un nuevo revés para Benzema, en caso de que fuese declarado culpable; la Federación Francesa de Fútbol (FFF) siempre argumentó falta de ejemplaridad para apartar a Benzema de la selección durante casi seis años, aunque no hubiese sido ni juzgado ni condenado. Sin embargo, Benzema tiene absoluta confianza en que su versión se mantendrá en pie durante la celebración del juicio, hasta el punto de que se mantendrá en sus declaraciones previas y no acudirá a Versalles para el proceso. Los abogados de Valbuena, por su parte, sí han confirmado que el jugador de Olympiacos hará acto de presencia en el juicio.

FIFPro pide explicaciones a la UEFA por no obligar a que Pavard fuera cambiado

La Eurocopa está siendo muy accidentada. Tanto, que acciones que acaban con los jugadores conmocionados o ensangrentados no están siguiendo el protocolo de actuación que se debe por parte de los árbitros. El último caso importante fue el de Benjamin Pavard, el defensa de Francia que cayó al suelo durante el partido ante Alemania. El propio futbolista del Bayern confirmó luego que durante 10 ó 15 segundos estuvo «desmayado».

Sin embargo, el árbitro decidió que, una vez atendido por los médicos, el juego continuara con normalidad, pese a que en jugadas en las que se producen este tipo de choques en la cabeza hay que aplicar lo que se conoce como Concussion Charter. Es decir, no se puede dejar que el jugador continúa porque está en riesgo su salud y el futbolista debe ser cambiado.

Por eso mismo, el sindicato de jugadores FIFPro emitió una nota en la que pide explicaciones a la UEFA por lo sucedido. «FIFPRO está en contacto con @UEFA para averiguar por qué no se aplicó la Carta de Conmociones Cerebrales (Concussion Charter) y, posteriormente, Pavard no fue retirado del terreno de juego durante el partido entre Francia y Alemania”, dice la nota. Y concluyó: “La semana pasada FIFPRO dio la bienvenida a la Carta de Conmociones Cerebrales y destacó la importancia de la educación obligatoria y la implementación por parte del personal médico para proteger a los jugadores“.

Mbappé encabeza la defensa del título de campeón mundial

Hace tres años, Francia se proclamaba campeona del mundo en Rusia. Desde entonces, el fútbol ha evolucionado, ha tenido que sufrir una pandemia de por medio y les bleus jugarán en 2021 la fase final de la Nations League para intentar lograr lo que nadie ha conseguido: un triplete entre Mundial, Eurocopa y la Nations desde que el novedoso torneo introducido por la UEFA se instaurara hace dos años.

Los tres años en los que Francia ha ido defendiendo por el mundo su condición de campeón del mundo han sido idénticos a los precedentes al máximo torneo de selecciones en Rusia. Deschamps sigue haciendo convocatorias que reciben múltiples críticas por su falta de cambios, pero el técnico sigue ganando con un estilo resultadista y conservador que le ha llevado en sus nueve años al frente de la selección a disputar dos finales, una de ellas perdida ante Portugal en la Eurocopa 2016 y la otra conquistada ante Croacia en Rusia.

Hoy Francia comienza su reválida del título mundialista ante Ucrania, un equipo que perdió 7-1 en su última visita en 2020 al Stade France, pero en unas condiciones muy particulares. Aquella selección tenía a más de la mitad de los titulares ausentes por coronavirus y Shevchenko ya ha demostrado en los últimos meses que su equipo está capacitado para pelear con las mejores de Europa, o, al menos, molestarlas.

El grupo de Francia no es, a priori, complicado. Ucrania, Bosnia, Kazajistán y Finlandia son rivales inferiores por calidad de plantilla y por nivel a los franceses. No obstante, Deschamps no se fía y avisa de que los tres primeros partidos son los más importantes de clasificación para el Mundial. En su última lista, el seleccionador apenas introdujo novedades. Convocó a casi los mismos porteros (4) que centrocampistas (5), llamó a tres laterales izquierdos (Lucas Hernández, Ferland Mendy y Digne) y volvió a llevar a Ousmane Dembélé y Thomas Lemar antes que a jugadores como Lacazette, Fekir o Aouar, concentrado con Francia Sub-21. También regresó Ndombelé tras haber recuperado su nivel como mediapunta en el Tottenham de Mourinho..

Mismo bloque. La vuelta de Lemar y Dembélé completan una lista cuyos principales abanderados son la base sobre la que se sustentó Francia en el Mundial de 2018: Mbappé, Griezmann, Pogba, Varane y Kanté. El delantero del PSG viene muy motivado tras marcarle un doblete al Olympique Lyon el fin de semana y alcanzar la cifra de los 100 goles en la Ligue 1, igualando a Briand en lo alto de la clasificación histórica como jugadores en activo. La principal duda del técnico sigue siendo en el sistema, ya que podría jugar con un 4-3-3 con la entrada de Ndombelé junto a Pogba y Kanté o un 4-2-3-1 más ofensivo y con extremos abiertos con Martial o Coman actuando en la banda izquierda y con Mbappé en el costado derecho.

Dardo de Griezmann a Koeman: «Deschamps sabe dónde ponerme»

Antoine Griezmann fue una de las figuras destacadas de la victoria de la selección francesa en Croacia. El delantero del Barcelona adelantó a los de Deschamps con un gran gol en el minuto 8 y superó a Zidane en la clasificación histórica de goleadores de Les Bleus, destacando en zona mixta que Deschamps sabe dónde colocarle en el campo.

“Fue un partido complicado, no muy complicado de jugar, tampoco muy bueno para desarrollar nuestro juego. El terreno de juego estaba lento, difícil, contra un adversario que tenía muchas ganas de ganarnos. Hemos sabido sufrir y lo más importante fue la victoria”, destacó el jugador del Barcelona.

Sobre su golazo y su posición con Deschamps en la selección, Griezmann añadió: “Creo que fue un gol muy bonito. La pelota me vino e intenté pegarle bien y marqué. Me siento bien con el gol. El entrenador sabe dónde ponerme así que aproveché esta situación de ventaja y la confianza del entrenador y de mis compañeros”.