Courtois pulveriza a Keylor

Courtois está siendo uno de los pilares fundamentales del Real Madrid. El portero se ha consagrado como uno de los líderes tanto dentro como fuera del campo y, en una temporada tan complicada por las innumerables lesiones, ha sostenido la defensa en muchos encuentros. Sus números lo acercan a su segundo Zamora consecutivo: ha recibido 24 goles en 30 partidos, o lo que es lo mismo, un coeficiente de 0,80. Está cerca del 0,60 de Oblak, líder en la carrera con 19 goles en 29 partidos. Ante el FC Barcelona, volvió a dar una exhibición bajo los palos con tres paradas y varias intervenciones claves para conseguir la victoria.

En Champions no iba a ser menos. Contra el Liverpool se hizo gigante para evitar la remontada rival. Realizó cuatro paradas, todas ellas de mucho mérito, para mantener su portería cerrada. Es la cuarta vez que lo consigue en esta edición. Todo esto lo está consiguiendo con la dificultad añadida de no tener por delante siempre a los mismos compañeros, y es que las lesiones se están cebando con la línea defensiva del Madrid.

A quien el belga está superando con creces es a Keylor Navas. El ‘tico’ cuajó grandes años de blanco, pero Courtois está siendo capaz de pulverizar sus marcas. En sus últimas tres temporadas en el Madrid, Keylor jugó 88 partidos de Liga en los que recibió 90 goles. Le anotaron 31 en la 2017/2018 y en la 2016/2017, mientras que en la 2015/2016 recogió el balón de su portería en 28 ocasiones. De media, recibió 1,02 goles por partido. Por su parte, a Courtois le han anotado 80 goles en 91 partidos de Liga en las tres temporadas que lleva en Madrid. Además de los 24 de esta, le anotaron 36 en su primer año (2018/2019) y solo 20 en la pasada (2019/2020). Su media es bastante mejor: 0,87 goles por partido.

Otro aspecto en el que Courtois supera ampliamente a Navas es en las porterías a cero. En las casi tres temporadas que lleva jugando en el Madrid ha mantenido su meta cerrada en 38 partidos. En las últimas tres temporadas del costarricense sólo pudo hacerlo en 25, 13 menos que su sucesor.

Tras lo logrado en Anfield, Courtois visitó a sus «hermanos». El portero fue a un safari en Madrid a disfrutar del día libre y acabó siendo viral en redes sociales después de compartir una foto con unas jirafas. «Con mis bro’s», firmó.

El fichaje del portero titular de la selección de Bélgica generó un debate en el Bernabéu. Navas cuenta con un cariño especial por todo lo conseguido durante sus años de blanco, pero para muchos era necesario un cambio en la posición. La directiva se gastó 35 millones (más cinco en variables) en traer al que fue el mejor guardameta del Mundial de 2018, una operación que acabó con el portero de las tres Champions en el PSG. Actualmente, hay pocos aficionados que no justifiquen ese gasto o que echen de menos al costarricense. Courtois se ha ganado por méritos propios el cariño del madridismo.

Courtois no juega con Bélgica, pero estará ante el Eibar

Falsa alarma en Bélgica y en el Real Madrid. Thibaut Courtois no ha disputado el último partido de este parón de selecciones, este martes contra Bielorrusia. La cadena pública belga francófona RTBF informó durante la retransmisión del partido que la ausencia del guardameta se debía a unas molestias en la espalda. Fuentes del Madrid, sin embargo, confirman a AS que se trata de un mero descanso que han dado al portero (Bélgica ganaba 4-0 al descanso) y que Courtois llegará sin problemas al partido del sábado (16:15) contra el Eibar en el Di Stéfano.

El cancerbero madridista ni siquiera fue incluido entre los 23 futbolistas inscritos para el tercer compromiso de la clasificación mundialista de los ‘Diablos Rojos’. Venía de jugar los otros partidos durante el parón, contra Gales y República Checa. Ayer publicó en sus redes sociales imágenes del entrenamiento con su selección y una hora antes del partido publicó en Twitter un mensaje motivador de cara al partido.

El parón de selecciones, en cualquier caso, ha pasado factura a los internacionales madridistas. Toni Kroos tuvo que abandonar el pasado martes la concentración de la selección alemana por una lesión en el aductor izquierdo. Este martes no se entrenó junto a sus compañeros y es duda para el partido liguero de este sábado 3 de abril (16:15) contra el Eibar en el Di Stéfano. En el club confían en que el alemán estará plenamente disponible para Zidane de cara al encuentro de ida de los cuartos de final de la Champions contra el Liverpool (martes 6 de abril, 21:00).

Courtois, de 28 años, ha jugado prácticamente todos los minutos con el Real Madrid esta temporada. Sólo cedió su puesto a Lunin en los 120 minutos que duró la eliminatoria de Copa contra el Alcoyano. El belga suma 3.330 minutos bajo el arco blanco, a los que hay que sumar otros 360 en los cuatro partidos en los que ha participado con su selección esta temporada.

Courtois: «Hazard explotará»

Reguilón siempre me llamaba jirafa en los entrenamientos y se ha quedado ahí. El primer día en el juego quise ponerme un nombre gracioso y ahí se ha quedado.

Mide casi dos metros, ¿cuánto exactamente?

Cuando llegué al Madrid me midieron en el reconocimiento médico y ya eran dos metros.

Tuvo que abandonar la concentración de Bélgica. ¿Cómo está? ¿Llegará contra el Cádiz?

Estoy bien. Después del partido contra el Levante sentí algo en el psoas. Lo miramos y era algo pequeñito. Si hubiera sido un partido superimportante de la selección podría haber jugado, pero era mejor descansar, porque se viene una temporada muy larga y semanas con muchos partidos. A veces viene bien pensar en el cuerpo. Hoy ya volví a entrenarme con el equipo.

¿Estará entonces contra el Cádiz?

Eso depende siempre del míster, si me pone o no, pero estoy bien.

Que termine un partido y digamos que el mejor ha sido Courtois es bueno para usted, ¿pero es bueno para el equipo?

Las paradas que he tenido que hacer siempre eran en momentos clave. Quizás por eso llame más la atención. Contra el Levante, por ejemplo, no tuve que intervenir en la primera parte. Tuvimos ocasiones en la segunda; igual si metemos el 0-2 o el 0-3 no se hubiera hablado de mí. Yo trato de hacer mi trabajo y al final lo más importante son los tres puntos con el equipo.

¿A usted le gusta más que se diga que Courtois fue el mejor o que no existió bajo palos porque no tuvo trabajo?

Eso al final es lo mejor. Yo pienso en el equipo, no personalmente. Quiero hacer bien mi trabajo y si toca sólo cortar alguna contra o ir por arriba y no tengo que hacer paradas porque el equipo está haciendo un buen trabajo y ganamos 3-0, pues yo encantado. Lo importante para mí es estar en esos momentos en los que te tiran una o dos veces. Prefiero eso antes que tener que hacer siete paradas, obviamente.

Hubo quien dijo que Courtois no paraba ni taxis. ¿Les quiere decir algo a esa gente?

No me hace falta contestar a eso. Yo siempre he sabido lo que tengo dentro, lo que puedo hacer. Esa crítica destructiva es muy fácil para generar debate. Yo siempre he trabajado duro y no he cambiado. Estoy siempre con la crítica constructiva de la gente cercana. Sé cuándo he hecho un buen partido y cuándo puedo hacerlo mejor. Desde mi primer partido como profesional, incluso en juveniles, he sido así.

Da la sensación de que no le afectan las críticas.

Te puede afectar un pelín. Somos humanos y también tengo sangre y emociones. Hay que saber de dónde vienen las críticas, quién las dice y apoyarte en lo que te dice el míster, el entrenador de porteros, tu familia, tus amigos… Yo soy el primero que sé cuándo he podido parar una pelota en un gol o no. Entiendo que no estábamos en un buen momento ni haciendo paradones para ganar partidos. Desde fuera siempre es muy fácil opinar. Yo creo que con consistencia se puede sacar adelante y en ningún momento he cambado mi trabajo para estar donde estoy ahora.

Por ejemplo, para usted, ¿el martes falló De Gea?

Un portero no es una posición fácil. En el gol, para David también quieren que vayas a cortar la pelota fuera del área. El balón iba muy fuerte, supongo que él justo se anticipaba a eso y le pillaron un poco descolocado. Para mí no es un fallo muy grande, porque si la pelota pasa y corta el balón lo habrá hecho muy bien y ahí está el límite en los porteros. Son decisiones de medio segundo, muchas veces te salen bien y otras no.

Usted es muy exigente consigo mismo. ¿En que aspectos cree que puede mejorar aún?

Mi mayor debilidad antes era el juego con los pies, pero lo he mejorado. Lo he entrenado mucho. Este año estamos jugando desde atrás, tomando más riesgos, pero nos ayuda en la salida de balón. Es una constante mejoría. Siempre se puede buscar saltar más lejos, ser más fuerte, más rápido… Aparte de los entrenamientos con el Madrid, algunas tardes trabajo con el entrenador personal para buscar esa velocidad aún más en los músculos. Desde hace un año tengo un cocinero para optimizar la comida y más energía. Son detalles. Cuando tienes 20-22 años no lo piensas tanto, pero cuando maduras sabes las cosas importantes y si quieres tener una carrera larga te tienes que cuidar.

Me dicen que últimamente está obsesionado con evitar las segundas jugadas…

Es algo muy importante. Muchas veces no hay opción, pero en los entrenamientos es una constante que hacemos: blocar o despejar con fuerza, para que el balón no se quede a cinco metros de tu portería, sino que se vaya a la banda o al córner. En muchas ocasiones llegan goles de la segunda jugada. No es fácil orientar la pelota, pero hay que buscar la mejoría.

¿Qué le ha dado Zidane como entrenador?

Me ha dado mucha confianza. Siempre he sentido que él contaba conmigo y es importante. Si en los momentos difíciles de septiembre y octubre del año pasado no notas que tu míster está contigo, es difícil. El fútbol muchas veces se juega mentalmente. Si no puedes soportar esa crítica o no notas que el equipo y el míster tienen confianza en ti, es difícil. El futbolista necesita estar bien mentalmente. Además es una gran figura, es un buen entrenador y se nota con los resultados.

¿De quién ha aprendido más, de Zidane o de Simeone?

Son dos entrenadores diferentes. Con el Cholo era más dejar la pelota al otro equipo, defender juntos, presionar en el centro del campo, dejar la portería a cero (aunque esto lo estoy haciendo ahora muy bien también), correr menos riesgos atrás… El año que ganamos la Liga yo muchas veces buscaba a Raúl García con la cabeza. Con Zidane es otro fútbol. La posesión es importante, salir desde atrás… Como portero, creces mucho, porque he tenido todos los estilos, también a Conte, Mourinho… Si algún día soy entrenador puedo coger lo bueno de cada uno.

¿Algún día le gustaría ser entrenador?

No lo sé todavía. Me queda mucho para saber qué me va a gustar. Igual me gusta más estar con los jóvenes, con los niños, ser entrenador de niños de 12-13 años.

¿Le llegó a afectar, le duele que los aficionados del Atlético pisoteen su placa en el Wanda, se calienten con usted?

No me duele. Es la rivalidad entre los equipos y sé lo que significa. Dentro de mí sé lo que he dado al Atlético, el 200% para ganar esos títulos. En la calle me cruzo con aficionados del Atleti y me desean suerte. Luego llegan los derbis y eso es lo bonito. Me motivan más cuando hay ese ambiente. Es lo que ahora echo de menos, que no hay afición en las gradas, que el fútbol se vive de otra manera. Si eso se queda en los estadios y no hay problemas en la calle o hacia mi familia, yo no tengo problemas, porque eso es la emoción y así se vive el fútbol.

¿Cuál es el mejor delantero que ha tenido enfrente?

Me he enfrentado a Messi, Cristiano, Ibrahimovic, Mbappé… Todos son grandes jugadores y quieres pararles los balones.

¿Para usted Messi es mejor que Cristiano?

No les puedes comparar. Son de otro mundo. Cristiano es más atlético, con su fuerza, su velocidad, ese don de gol que tiene. Messi es más el talento, los regates que no te esperas, superar a cuatro jugadores en dos metros… Pero no les puedes comparar. Hay que disfrutar de los dos y estoy orgulloso de haber jugado contra ellos y ganarles partidos y pararles. Vendrán más cracks y lo bonito es seguir parando.

¿No le hubiera gustado que Messi se fuera del Barça?

Son cosas suyas, pero para mí LaLiga es la mejor del mundo y quieres que los mejores estén aquí.

¿Un Clásico en el Camp Nou y sin público es una ventaja para quienes visitan al Barça?

Sí, en general en todos los estadios. Jugamos en Bilbao o San Sebastián, sitios donde es complicado jugar por el público. Esa falta de afición la echan de menos, porque es una ola de presión doble para el rival. El partido se juega en el césped, no en la grada, pero se echa de menos la afición.

¿Echan de menos el Bernabéu, aunque sea sin público?

Jugar en el Bernabéu es un lujo y ahora va a ser el mejor estadio del mundo. Cuando veo vídeos de partidos del año pasado se echa de menos. Pero ahora nos toca jugar en el Di Stéfano y lo estamos haciendo muy bien. Hemos encontrado nuestro hogar y es importante seguir ganando partidos, porque no es fácil cambiar de un sitio a otro.

¿Se quiere retirar en el Madrid?

Sería bonito poder jugar aquí lo que me queda de carrera. Pero primero es el día a día, jugar bien y seguir ganando. Luego ya se verá, pero claro que a mí me gustaría quedarme aquí muchos años más.

Se ha adaptado bien a Madrid, ¿no? Le gusta vivir en Madrid.

Sí, desde que estaba en el Atleti. Madrid para mí es una ciudad fantástica. Me encanta vivir aquí. En Londres lo echaba de menos. Al 90% estaré aquí toda mi vida.

¿Quién es para usted el mejor portero actual?

No me voy a mojar. Hay una selección de grandes porteros que están en los equipos más grandes. A veces uno está en mejor momento que otro, pero la calidad está siempre ahí.

¿Cree que hay un portero para cada estilo? Por ejemplo, Ter Stegen para el Barça, Oblak para el Atleti…

El Barça es un equipo que juega desde atrás, donde el portero es muy importante. No sé si hay un portero mejor que Ter Stegen con los pies, pero encaja muy bien ahí. Luego lo más importante es para y también lo hace muy bien. También Oblak, y ahora no se le exige jugar mucho desde atrás, pero si mañana se lo pides, estoy seguro de que lo hará bien. Hoy los porteros tienen que ser muy completos: jugar con los pies, ir bien por alto, salir a cortar fuera del área y parar.

¿Cree que por el modelo de juego es más arriesgado ser portero del Real Madrid?

También en Bélgica jugamos bastante ofensivo y con mucho espacio a la espalda de la defensa. Y eso para un portero es difícil, porque tienes que medir bien cuándo salir y siempre hay ese peligro de que en un contraataque te generen más peligro que en una jugada en el área. Ser portero del Real Madrid conlleva una responsabilidad por el equipo que es, los porteros que han estado antes y la presión que hay. Si sabes eso, sólo depende de ti jugar bien.

¿Necesita un ejercicio de concentración extra si el equipo domina y está mucho tiempo sin intervenir?

No. Siempre ha sido una cualidad mía mantener la concentración. La encuentras quedándote en el partido y hablando activamente con los compañeros. El problema es que si te apagas y no hablas ahí te puedes ir del partido.

¿Qué le transmite tener a Ramos por delante? ¿Espera que renueve?

Sergio es muy importante para nosotros. Lo demuestra con sus goles y en defensa. Lo otro es una cosa suya con el club, pero todos los madridistas queremos que siga. He admirado mucho a Sergio, menos una vez en Lisboa. Tengo mucho respeto por Sergio. Para mí es un honor jugar con él, también con Varane, Casemiro, los otros defensas…

¿Cuáles son las mayores virtudes del Madrid y qué tiene por mejorar?

Lo de mejorar lo dejamos dentro del equipo para no decírselo a los rivales. Este año estamos haciendo muy bien que cuando defendemos no nos generan muchas ocasiones. Desde el confinamiento estamos manteniendo mucho la portería a cero y eso es una cosa muy importante en el fútbol. Movemos bien la pelota en posesión de un lado a otro. Y creo que generamos ocasiones. Luego hay días que marcamos más o menos goles, pero es importante que lleguemos y generemos muchas ocasiones.

¿Cree que le falta gol al Madrid en algunos partidos?

En mi opinión no. Karim marca goles, también Asensio, Vini… Es cuestión de creer en nosotros. Al Betis le metimos tres goles, al Levante dos… Estoy seguro de que eso sale eso. Lo que a mí me preocuparía es si no las creáramos, pero con eso no hay ningún problema y luego en los entrenamientos yo veo cómo me las enchufan. Así que ahí no creo que haya problemas.

¿Cree que ha conseguido que nadie se acuerde de Keylor Navas?

Eso es una pregunta para los aficionados y la gente que le gusta opinar. Yo intento hacer mi trabajo, ayudar al equipo a ganar aportando mi parte y conseguir títulos. Keylor ha ganado mucho en el Madrid, es un gran portero, lo sigue demostrando en París y yo intento ganar lo máximo en el Madrid ayudando al equipo. No creo que se pueda comparar. No tengo que pensar en quién ha estado antes en la portería.

A los madridistas les preocupa Hazard. ¿Vamos a ver al mejor Hazard en el Real Madrid?

Sí, no tengo ninguna duda. Eden es el primero que quiere demostrarlo. Yo le veo muy bien y ojalá pronto lo pueda demostrar. Antes de su lesión en noviembre del año pasado llevaba dos o tres partidos muy bien y tuvo mala suerte. Salir de eso no fue fácil, pero le veo entrenar muy bien y seguro que dentro de nada va a explotar y nos da muchas alegrías al equipo.

¿Cree que lo mejor para Bale es que buscara minutos en otro equipo? ¿Cree que ha hecho bien?

Lo que uno habla con el míster es personal. No sé lo que él pensó, pero luego son decisiones que cada uno toma. Con Gareth he tenido buena relación y le deseo mucha suerte este año, aunque no esté jugando en el buen equipo de Londres [bromea]. Es un gran jugador.

Courtois se aseguraría el Trofeo Zamora si no jugase más

Courtois tiene un camino fácil y eficaz para ganar el Trofeo Zamora esta temporada: no jugar ni un minuto más en Liga. El belga ostenta un coeficiente de 0.62, cifra matemáticamente inalcanzable para el resto de porteros a estas alturas de la competición, según MisterChip.

Su aterrizaje en La Castellana el verano de 2018 tuvo turbulencias, con unos primeros partidos de enormes dudas y un debate ferviente en torno a si debía ser titular o no por delante de Keylor Navas. Pero poco a poco fue afianzándose hasta hoy, cuando acaricia la posibilidad de devolverle al Madrid un Trofeo Zamora doce años después, pues un portero madridista no lo gana desde 2008 (Iker Casillas).

Zidane lo considera indiscutible y aunque no descarta incluirlo algún partido en el capítulo de las rotaciones, a priori cuenta con él para disputar el tramo final de Liga (Getafe, Athletic, Alavés, Granada, Villarreal, Leganés). Courtois ya tiene dos Zamoras en su vitrina, los ganados en las temporadas 12/13 y 13/14 cuando defendía la portería del Atlético de Madrid.

Este año, por detrás de él en la carrera están: Oblak (0.72), Unai Simón (0.86), David Soria (0.94), Ter Stegen (1.00), Vaclik (1.03), Asenjo (1.10), Masip (1.16), Rui Silva (1.17), Rubén Blanco (1.20) y Aitor Fernández (1.44). Sólo Sergio Álvarez, del Celta, ostenta un coeficiente menor (0.50), pero al haber disputado sólo dos partidos no alcanza el mínimo para optar al trofeo.